Rioja2

Domingo 20 de Octubre de 2019Actualizado 17:25

Adrenaline Webads
El 20 de enero de 2011

Tiempo de lectura: 03:48
|||

Obama y Hu Jintao intercambian preocupaciones

El programa nuclear de Corea del Norte, la devaluación del yuan y la situación de los derechos humanos en China son algunos de los temas que han tratado los mandatarios.

Hu Jintao y Barack Obama

Redacción

Los ojos del mundo miran a Washington porque allí se encuentran reunidos dos de los hombres con mayor poder: el presidente de China, Hu Jintao, de visita oficial a Estados Unidos , y su homólogo estadounidense, Barack Obama. En este encuentro, ambos han podido intercambiar opiniones entre diversos temas entre ellos el programa de enriquecimiento de uranio de Corea del Norte y la devaluación de la moneda china, el yuan, entre otros.

Ambos mandatarios han expresado su preocupación por el programa de enriquecimiento de uranio de Corea del Norte, al tiempo que se han mostrado partidarios de reanudar las conversaciones a seis bandas sobre esta cuestión, según recoge un comunicado conjunto.

Hu y Obama coincidieron en subrayar la necesidad de que el régimen norcoreano inicie el camino hacia la desnuclearización en el marco de las conversaciones multilaterales, en las que, además de Estados Unidos y China, participan las dos Coreas, Japón y Rusia.

“Esto es muy significativo porque se trata de la primera vez que China expresa su preocupación públicamente”, dijo un funcionario de la Casa Blanca bajo condición de anonimato. Hasta ahora, el gigante asiático se había posicionado a favor de Pyongyang, a quien proporciona respaldo político y económico.

Por otro lado, Obama ha defendido ante el mandatario chino que el yuan está aún devaluado y ha instado al gobierno del país asiático a que haga “más ajustes” para elevar el valor de su divisa y que así permita que las relaciones comerciales entre ambos países sean más justa.

En esta sentido, el estadounidense incidió en que su gobierno seguirá buscando que el valor de la divisa china se incremente impulsado por el mercado, circunstancia que permitirá asegurar que ninguna nación tiene ventajas económicas indebidas. En su opinión, es importante que se garantice una relación comercial “justa” en la que ambas partes salgan ganando y no sólo se beneficie una de ellas.

Asimismo, el líder estadounidense aseguró que una modificación de su política monetaria puede ser una “herramienta poderosa” para impulsar la demanda doméstica en China y disminuir las presiones inflacionistas en su economía.

Sin embargo, aunque estos temas fueron los principales que centraron la atención de los dos mandatarios, Obama y Hu también han prometido encontrar un terreno común para la cooperación y han anunciado acuerdos de exportación valorados en 45.000 millones de dólares.

Obama ha defendido que ésta constituye una oportunidad para demostrar que “hay mucho en juego en el éxito del otro”. “Incluso aunque nuestros países compiten en algunas áreas, podemos cooperar en otras”, ha subrayado el presidente estadounidense, llamando a “aprovechar estas posibilidades juntos”.

“En un mundo interconectado, en una economía global, los países, incluidos los nuestros, serán más prósperos y más seguros si trabajamos juntos”, ha incidido el mandatario estadounidense, asegurando que “Estados Unidos da la bienvenida a la emergencia de China como un miembro fuerte, próspero y exitoso de la comunidad internacional”.

Para demostrar los beneficios de las relaciones económicas, ambos países han llegado a un acuerdo de exportación, valorado en 45.000 millones de dólares que incluye, entre otras cosas, la adquisición por China de 200 aviones Boeing, según ha indicado un responsable estadounidense poco antes del encuentro.

“China y Estados Unidos deben respetar las opciones del otro para desarrollarse y [...] los intereses centrales del otro”, ha defendido por su parte Hu. “Deberíamos adoptar una perspectiva a largo plazo, buscar terreno común al tiempo que resolvemos las diferencias, y trabajar juntos para alcanzar un desarrollo sostenido, sólido y continuado a nuestras relaciones”, ha propuesto el mandatario chino.

Los derechos humanos, vistos de pasada

A pesar de estos temas de conversación había uno que se esperaba especialmente, debido a las numerosas reivindicaciones que se realizan desde todo el mundo, y este era el de los derechos humanos. Sin embargo, Obama se limitó a mencionar el tema sin profundizar ni instar a China a actuar al respecto.

Hu ha reconocido que en China “queda mucho por hacer” en materia de derechos humanos pero ha asegurado que su país está comprometido con la protección de estos derechos y que desearía aprender de las “buenas prácticas” de otros países.

China, como país en vías de desarrollo, está haciendo frente a “muchos retos” en el plano económico y social y “hay todavía mucho por hacer en cuanto a los derechos humanos”. “Continuaremos haciendo esfuerzos para mejorar la vida de los chinos y fomentar la democracia y el estado de derecho en nuestro país”, ha asegurado el mandatario chino.

Hu ha declarado que también había discutido aspectos de derechos humanos en anteriores encuentros con su homólogo estadounidense y ha matizado que este diálogo se debe realizar siempre sin injerir en asuntos internos de la otra parte.

Por su parte, Obama ha admitido que “China tiene un sistema político diferente” y ha reconocido que los dos países cuentan “con culturas muy diferentes y con historias muy diferentes”. No obstante, ha defendido la “universalidad de cientos derechos” que “trascienden” las culturas y ha puesto como ejemplos la libertad de expresión, de religión o de asamblea”.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Teatro Bretón. Festival Teatro
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí