Rioja2

Viernes 18 de Octubre de 2019Actualizado 22:00

EQC
El 5 de enero de 2011

Tiempo de lectura: 02:03
|||

Lo mató por “blasfemo”

El asesino del gobernador pakistaní de Punjab decidió matarlo por su oposición a la ley contra la blasfemia. Desde la UE se tacha el crimen de “brutal”.

Asesinato en Pakistán

Redacción

El asesinato del gobernador de la provincia pakistaní de Punjab, Salman Taseer, sorprendió ayer a Pakistán y a la comunidad internacional. Sin embargo, más pueden sorprender aún los motivos por los que dicho crimen se llevó a cabo.

El propio asesino confeso, y quien hasta entonces trabajaba como policía encargado de proteger al gobernador, Malik Mumtaz Husein Qadri, ha asegurado que mató al gobernador por “blasfemo”. “Salman Taseer es un blasfemo y éste es el castigo para los blasfemos”, ha afirmado en unas declaraciones difundidas por el canal de televisión Dunya.

Previamente, el ministro del Interior, Rehman Malik, había dicho que, probablemente, el asesino decidió acabar con su vida a causa de su oposición a la ley contra la blasfemia.

Justo después de cometer el atentado, Qadri, miembro de la Fuerza de Élite de la Policía de Islamabad, se ha entregado a las fuerzas de seguridad. “Fue arrestado inmediatamente y ahora está siendo interrogado por la Policía”, ha indicado Malik, citado por la agencia de noticias pública, APP.

El ministro ha detallado que el gobernador de Punjab fue asesinado a tiros al salir de una cafetería de Islamabad donde había estado comiendo con un amigo y dirigirse a su coche. “Llevaremos a cabo una investigación minuciosa para saber si fue un acto individual o si hay alguien más detrás”, ha señalado.

Adelantándose a posibles críticas, Malik ha asegurado que “todos los miembros de las fuerzas de élite destinados a proteger a altos cargos son investigados concienzudamente”.

En este contexto, ha agregado que se supone que el responsable de aplicar el protocolo era el gobierno de Punjab y que se intentarán esclarecer los hechos. Asimismo, ha dicho que todos los escoltas del gobernador han sido arrestados como medida de precaución.

Los grupos de defensa de los Derechos Humanos afirman que la ley contra la blasfemia suele ser aprovechada por extremistas religiosos para fomentar el fundamentalismo y por ciudadanos comunes para resolver disputas personales.

Los islamistas están enfurecidos porque creen que el gobierno de Pakistán pretende modificar o derogar la ley, que goza de un gran apoyo en el país, donde más del 95 % de la población es musulmana y la mayoría de los políticos se resisten a dar la imagen de que no defienden el Islam con la suficiente convicción.

Reacciones

Desde la comunidad internacional, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha condenado enérgicamente el asesinato. En un comunicado, Ban sostuvo que Taseer fue un líder prominente y calificó su muerte como una pérdida para Pakistán.

Por su parte, la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, Catherine Ashton, ha condenado “firmemente” el “brutal” asesinato y ha instado al gobierno pakistaní a llevar “rápidamente” ante la Justicia a los responsables del crimen.

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí