Rioja2

Domingo 17 de Noviembre de 2019Actualizado 20:05

Mercedes GLA 180 Black
El 3 de enero de 2011

Tiempo de lectura: 04:30
|||

Aquí ya no se fuma

Entra en vigor la norma más dura en la lucha contra el tabaco: el humo de los cigarrillos desaparece radicalmente de zonas y espacios públicos. Se acabó eso del pitillo con el café a la hora del almuerzo; a fumar, a la calle. Los hosteleros riojanos advierten de que la norma llega en el peor momento económico y los expertos en salud señalan que en 6 meses los ingresos por enfermedades respiratorias o cardíacas van a descender.

Redacción

Eduardo entra en un bar muy conocido de Logroño y hace lo de siempre: se sienta en un taburete junto a la barra, pide una cerveza y enciende un cigarro. Puede que sea su hora de descanso en el trabajo o que esté haciendo tiempo mientras espera a unos amigos con los charlar. Todo como siempre. Sin embargo hoy, es diferente porque el camarero que siempre le sirve su cerveza le advierte de algo. “Será mejor que apagues el cigarrillo, ya no se puede fumar porque ha entrado en vigor la ley antitabaco”. Eduardo le mira sorprendido y recuerda que día es hoy: 3 de enero. Se acabó la tregua que ha dado el Gobierno central de 24 horas para los fumadores. Ahora quien quiera saborear un “bocadillo de humo” tendrá que hacerlo en la calle.

Puede que a nuestro amigo le haya pillado por sorpresa la puesta en marcha de la ley. Pero medios de comunicación, políticos y sectores afectados llevan hablando de ella desde hace meses. El pasado 21 de diciembre el Congreso de los Diputados dio luz verde a la Ley Antitabaco; España pasaba a convertirse en el país  con la legislación más más restrictiva de Europa. La nueva ley prohibe fumar en cualquier espacio público cerrado: desde bares, restaurante, salas de fiestas o discotecas hasta la zonas ya habilitadas para fumar que se habían instalado en restaurantes grandes o en aeropuertos.

La nueva ley que entró en vigor ayer, 2 de enero, es una ampliación de la Ley de Prevención del Tabaquismo que se aprobó en 2005 que permitía la creación de espacios para fumadores en bares y restaurantes y que supuso la inversión de millones de euros en la reforma de locales por parte de los propietarios de los locales, inversión que ahora no sirve para nada.

Son precisamente los hosteleros los más críticos con esta ley. Emilio Casares, presidente de la Asociación de Bares y Restaurantes de La Rioja (ARBACARES) asegura que los locales están preparados para cumplir la ley y reconoce que ésta llega en el peor momento económico. Al menos el 30% de la clientela de los locales es fumadora y si ahora no se les permite fumar, se sentirá incómoda y reducirá su asistencia y su gasto en los locales.
Casares cree que la prohibición de fumar producirá graves prejuicios económicos a la hostelería y fomentará el 'botellón'; los clientes al no poder fumar en los locales de ocios optarán por hacerlo en la calle mientras se toman una 'copa' traída de casa en la misma calle.

“La ley la vamos a sufrir los hosteleros. El Gobierno no quiere abrir los ojos para ver los efectos que tendrá en nuestra economía pero nosotros ya tenemos los precedentes de la ley anterior: los bares que optaron por ser espacios sin humo decidieron volver a ser establecimientos permisivos con el tabaco dado la cuenta de resultados” afirma Emilio.

¿Se convertirán los propietarios de los locales y los camareros en “policías” para impedir que la clientela fume?. El presidente de los hosteleros riojanos cree que el cambio de hábitos por parte de los clientes se llevará a cabo sin traumas. Afirma que los hosteleros tienen que llamar la atención a los clientes que insistan en fumar pero que no se van a convertir en policías. “Nosotros cumpliremos la ley colocando la cartelería obligatoria y llamaremos la atención a los clientes que fumen pero nuestro papel no es el de ser policía” dice Emilio que asegura que primero tendrán que ver como es el texto definitivo y cómo se traduce a la realidad ya que “los textos tienen buenas intenciones y a veces chocan con una realidad bastante más tozuda y más sensata que pone las cosas en su sitio”. La duda está ahora si se podrá fumar en banquetes de bodas, si estas celebraciones se consideran una reunión privada  o pública, e incluso si salas de concierto o deportivas, como el Frontón Adarraga ser convertirá de veras en espacios sin humo.

“Seguramente la ley podrá cumplirse sin traumas pero la parte traumática para el sector será la económica. En países como Irlanda donde no se permitía fumar en los bares, muchos de estos establecimientos han tenido que cerrar. Esta ley llega en un época muy mala”.

LOS EFECTOS EN LA SALUD SE PUEDEN VER A CORTO PLAZO

Rodrigo Córdoba, presidente del Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo, ha analizado los efectos en la salud de la nueva ley con Rioja2.com

Córdoba asegura que el mejor indicador de que la ley está funcionando es que a partir de pocos meses se registrarán menos ingresos hospitalarios por infartos de miocardio o por crisis respiratorias.

Y serán, precisamente, los trabajadores de la hostelería los que más afectados por este descenso en las enfermedades. Los efectos de los espacios sin humo se pueden ver a corto, medio y largo plazo.

A corto plazo se registrarán menos infecciones respiratorias como asma, tos, fatiga... etc, a medio plazo los problemas cardiovasculares o los infartos de miocardios descenderán y finalmente, a largo plazo, se diagnosticarán menos enfermedades como el cáncer de pulmón.

En los próximos 15 años habrá 1.000 casos menos de enfermedades cancerígenas ocasionadas por el consumo del tabaco en los trabajadores de hostelería” asegura Córdoba, “y a nivel general, en 6 o 12 meses se observará una reducción de ingresos por infartos de miocardio que es el indicador más expresivo que aparece con las prohibición de fumar en espacios públicos”.

Para los menores también hay grandes beneficios. Con este tipo de políticas antitabaco se consigue que disminuya un 40% de los fumadores adictos  en los próximos años. Además, en los propios domicilios privados habrá un descenso de consumo de tabaco porque habrá un deseo de exponer lo menos posible a los menores al humo del tabaco. “Cuanto la ley sea más rígida, se cumple más” asegura Córdoba.

En Europa ya hay referentes de leyes restrictivas con el tabaco como Italia, Reino Unido o Irlanda. Córdoba recuerda que “aquí no se persigue a nadie, los fumadores podrán seguir fumando en su ámbito privado o en los espacios al aire libre”.

|||

A favor 9 En contra 5

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí