Sábado 1 de Octubre de 2022Actualizado 19:01

Servicios Sociales
El 10 de diciembre de 2010

Tiempo de lectura: 01:50
|||

Vino de Rioja en la entrega de los Premios Nobel 2010

Rioja será por quinto año consecutivo el vino exclusivo en la gala final de los prestigiosos premios en los que destacará, sin duda, el escritor Vargas Llosa, que ya fue premio Prestigio Rioja en 1996.

Mario Vargas Llosa

Redacción

El vino de Rioja será por quinto año consecutivo el vino exclusivo en la gala final de los Premios Nobel, la Nobel Night Cap, fiesta que se celebra tras la entrega de premios y cena oficial, y que congrega a más de 1.200 invitados entre premiados, estudiantes, políticos y personalidades de la industria y cultura sueca. Varios sumilleres de la escuela de sumillería más prestigiosa de Suecia serán los encargados de ofrecer para su degustación e informar a los asistentes sobre las características de las veinticinco marcas de Rioja que representarán a la Denominación de Origen y que han aportado voluntariamente los respectivos importadores.

La presencia en exclusiva de Rioja en el evento más relevante que se celebra en Suecia refleja el excelente posicionamiento que tienen los vinos de Rioja en este país. Suecia es el quinto país que más vino de Rioja importa, con unos 3,5 millones de litros en 2009, que representan más del 40% del valor total de vino español con D.O. vendido en este mercado.

VARGAS LLOSA, NOBEL DE LITERATURA Y PRESTIGIDO RIOJA

"Para Vargas Llosa el galardón Riojano ha sido casi como un premio Nobel", escribía en EL PAIS el periodista Feliciano Fidalgo, amigo personal del escritor peruano y que viajó junto a él para recibir en Logroño el 3 de junio de 1996 el III PREMIO PRESTIGIO RIOJA. A Mario Vargas Llosa le pareció "una idea feliz asociar el vino a la cultura" porque "el vino está en el corazón mismo de una cultura que ha llevado a su más alta manifestación la idea de la convivencia, el diálogo, la participación y la celebración de la vida". El escritor reafirmaba también su compromiso "para promover algo que no solo nos da placer, sino que también nos enriquece espiritualmente".

Mario Vargas Llosa agradeció que el premio le diera “la oportunidad de cumplir su deseo de visitar en persona una tierra que conocía por la fama de sus vinos y por ser el origen de nuestra lengua”. Su visita al monasterio de San Millán de la Cogolla, la cuna del castellano, le produjo una especial emoción: "Me hacía una gran ilusión conocer la tierra en que nació ese intrumento tan maravilloso de comunicación que es nuestra lengua. Ha sido para mi muy emocionante visitar los monasterios y ver de cerca un mundo que tiene una gran riqueza histórica y atesora además una belleza inusitada. Esto tiene un gran valor simbólico para quienes hablamos y escribimos en español".

 

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí