Rioja2

Viernes 23 de Abril de 2021Actualizado 00:14

El 3 de diciembre de 2010

Tiempo de lectura: 03:15
|||

72.000 venezolanos afectados por el temporal de lluvias

Mientras Hugo Chávez aloja en el Palacio de Miraflores a 26 familias que han perdido su casa debido a las inundaciones que están asolando el país.

Hugo Chávez con los damnificados por las lluvias

Redacción

Venezuela está viviendo una auténtica tragedia debido a las fuertes lluvias que desde hace días están golpeando al país. Las imágenes de inundaciones son constantes mientras las autoridades intentan atender a los ciudadanos afectados que ya rozan la cifra de 72.000.

Además, según el último balance ofrecido por el ministro venezolano de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, el número de muertos aumentó a 31, aunque cifras no oficiales apuntan a una cifra mayor.

El gobierno de Hugo Chávez ha habilitado 319 refugios en todo el país para atender a los afectados por las fuertes precipitaciones. En Falcón (noroeste) 78 refugios están habilitados “para garantizar la alimentación, la hidratación, medicamentos y asistencia médica en conjunto con la delegación cubana”, añadió el ministro.

El Aissami informó de que habían sobrevolado Falcón (el estado más afectado) y se constató de que la población de El Tocuyo de la Costa se encontraba inundada por la ruptura de algunos de los diques de la represa de Játira.

El ministro dijo que se había restringido el paso por El Tocuyo para poder mantener “las labores de rescate”. “Hay parte de diques que están fracturados por lo que podríamos tener anegaciones en la zona costera del oriente del estado Falcón”, apuntó.

El Aissami explicó que tres personas se encuentran desaparecidas  a causa de la crecida de los ríos, y afirmó que el gobierno ha activado una línea telefónica en la zona para asistir a las poblaciones que se encuentran incomunicadas.

Las tareas de rescate presentan complicaciones debido a que las principales carreteras permanecen inundadas. Actualmente se está trabajando en las zonas más vulnerables donde han distribuido alrededor de 100 toneladas de comida y 50 médicos han sido enviados para brindar apoyo, señaló comandante estratégico operacional, Henry Rangel Silva.

“Estamos dando todo el apoyo para ayudar a las personas afectadas [...] Nuestro recorrido en el día de ayer ha sido con contacto directo con el pueblo”, explicó. “Las playas están cerradas, la pesca está restringida porque los sedimentos tienden a mantenerse por el arrastre de las aguas”, afirmó Rangel Silva.
 
26 familias en el Palacio de Miraflores

Por otro lado, ante el creciente número de afectados, el presidente del país, Hugo Chávez, ha invitado a 26 familias a vivir durante un año en el Palacio de gobierno, las cuales han perdido sus hogares a consecuencia de las fuertes lluvias.

Los damnificados vivirán en una “urbanización” que está siendo construida dentro del Palacio de Miraflores, sede del Ejecutivo, a tan solo “50 metros del despacho presidencial”, donde podrán estar durante al menos un año, según lo ha dispuesto el propio Chávez.

“Esto no será un refugio, sino una urbanización, un barrio dentro de Miraflores”, explicó el mandatario a los medios locales. “A menos que ellos decidan lo contrario saldrán de aquí a los apartamentos” que les entregará el gobierno en el centro de Caracas, agregó.

Chávez ordenó el pasado fin de semana acondicionar algunos espacios del palacio presidencial (incluyendo los salones principales) para albergar provisionalmente a las personas que perdieron sus viviendas por el temporal.

Pero además pidió a los organismos públicos y privados seguir su ejemplo y ceder sus infraestructuras mientras el gobierno resuelve la situación de los damnificados.

“Debemos dejar las comodidades personales, los egoísmos de lado”, afirmó Chávez, quien dijo estar dispuesto a entregar su despacho para recibir a las familias en crisis.

En este contexto, Chávez ordenó este miércoles “desalojar” las instalaciones de la Casa Militar, el conocido como Palacio Blanco, que está justo en frente de la sede del Ejecutivo.

La idea es convertir esa gran infraestructura militar en un anexo del barrio 23 de Enero, un complejo de edificios donde residen personas de escasos recursos y que es conocida por ser uno de los principales bastiones chavistas en Caracas.

Chávez no cree que esta decisión pueda incomodar a los trabajadores del Palacio Blanco, un edificio histórico ubicado en el centro histórico de Caracas.

“Los amigos que allí trabajan estoy seguro que van a salir felices a reubicarse aquí en Palacio o en los edificios cercanos, es una emergencia”, expresó el mandatario.

Unas 200 personas han sido recibidas también en el Fuerte Tiuna, uno de los principales cuarteles militares del país, y se espera que en las próximas horas lleguen más damnificados que podrán permanecer ahí un tiempo no determinado.

|||

A favor 2 En contra 0

0 comentarios
UR Puertas Abiertas 2021Barranco PerdidoRutas del Vino Rioja AltaSemáforo COVID Semana SantaUAGR InterprofesionalRiojaforum ZarzuelaJoaquín Reyes RiojaforumPP IRPF
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí