Jueves 9 de Diciembre de 2021Actualizado 21:29

El 24 de noviembre de 2010

Tiempo de lectura: 02:18
|||

Corea del Norte sigue amenazando a su vecino del Sur

Tras el ataque a la isla surcoreano, donde ha dejado dos muertos, el régimen de Kim Jong Il asegura que podría haber nuevos ataques “despiadados”.

Pyongyang

Redacción

Los ojos de la comunidad internacional se han fijado en Asia, concretamente en las dos Coreas, donde desde ayer se está viviendo una continua tensión que podría derivar en un enfrentamiento bélico. Así lo reflejan las últimas declaraciones del régimen norcoreano de Kim Jong Il. Tras dejar dos soldados surcoreanos muertos y una decena de heridos, en el ataque contra la isla surcoreana de Yeonpyeong, Pyongyang, asegura que sus fuerzas respondieron a un ataque surcoreano y ha amenazado con nuevos ataques “despiadados”.

Ante el ataque norcoreano, que el jefe del Estado Mayor surcoreano, general Lee Hong Ki, no dudó en calificar de “intencionado y premeditado”, Seúl replicó y disparó más de 80 proyectiles contra las posiciones de la artillería norcoreana en la costa oeste, además de enviar a sus aviones de combate a la isla. Según el comandante militar, el ataque supone “una violación del acuerdo de armisticio” que puso fin a la guerra de 1950-53.

Por su parte, el presidente de Corea del Sur, Lee Myung Bak, ha afirmado que ataques “indiscriminados” contra civiles son “imperdonables” y ha advertido de “acciones duras” en respuesta con el fin de que Pyongyang no pueda “provocar de nuevo”.

Al comprobar estas posturas tan radicalmente distintas entre las autoridades de ambos países, no es descabellado pensar en una intervención internacional. Algo que desde Corea del Norte se ha rechazado de entrada. El vice embajador norcoreana ante Naciones Unidas, Pak Tok Hun, ha rechazado que el Consejo de Seguridad de la ONU estudie el ataque de la artillería por considerar que este órgano de decisión multilateral aborda las “amenazas a la seguridad y la paz internacionales” y que el episodio violento es un tema “regional”.

“No debería ser discutido por el Consejo de Seguridad sino que debería ser discutido entre el norte y el sur” de la península coreana, ha asegurado el representante diplomático de Corea del Norte, en declaraciones a Reuters en la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

Reacciones

Ante el ataque norcoreano a la isla de Yeonpyeong, las reacciones de la comunidad internacional no se han hecho esperar. Así, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha manifestado su profunda preocupación por la escalada de tensiones en la península coreana.

En un comunicado Ban afirmó que el incidente constituye uno de los peores desde el fin de la Guerra de Corea en 1953.El secretario general condenó el ataque y llamó a la partes a la mesura. Asimismo lamentó la pérdida de vidas humanas y expresó sus condolencias a las víctimas y sus familiares.

Además, Ban insistió en que las diferencias deben ser resueltas mediante el diálogo y medios pacíficos.

Por otro lado,los representantes de China y Estados Unidos coincidieron en calificar de “muy indeseable” el ataque y en la necesidad de pedir “contención” a ambas partes, según declaró el enviado especial de Estados Unidos para Corea del Norte, Stephen Bosworth.

“Ambos compartimos la opinión de que este conflicto es muy indeseable y yo expresado el deseo de que todas las partes se contengan, algo en lo que creo que coincidimos”, declaró Bosworth a la prensa después de entrevistarse en Pekín con representantes del Ministerio chino de Asuntos Exteriores.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Consejo Regulador DOC RiojaFamilias de AcogidaConvivencia escolarPremios DDHHPuzle Descubriendo La Rioja
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí