Domingo 29 de Enero de 2023Actualizado 09:41

El 22 de noviembre de 2010

Tiempo de lectura: 04:16
|||

Elecciones sin votantes en Burkina Faso

El país del África Occidental ha celebrado sus cuartos comicios presidenciales, sin una alta participación por parte del electorado.

Redacción

Los procesos llamados democráticos (independientemente de que en la realidad lo sean o no) se suceden en África igual que en otros continentes del mundo. Ahora el turno le ha tocado a Burkina Faso, una antigua colonia francesa del África Occidental, que ha llamado a la población a las urnas por cuarta vez para elegir a su presidente.


La jornada electoral se celebró sin incidentes, salvo uno: la baja participación del electorado, tan sólo un 25% registrado a las dos de la tarde, según publica Mundo Negro Digital . Por el momento no se conocen los resultados, pero todo apunta a que el candidato favorito, Blaise Compaore, a falta de una oposición real conseguirá la reelección.

Ante esta posibilidad, ¿qué futuro le espera a Burkina Faso?

Blaise Compaore

Lo primero es presentar al que predeciblemente será de nuevo presidente de Burkina Faso. Blaise Compaore, de 59 años, llegó al poder como militar, con un golpe de Estado en 1987, tras la misteriosa muerte del entonces presidente Thomas Sankara. A pesar de que el régimen es multipartidista, apenas ha tenido oposición desde que venció las últimas elecciones, en 2005, con un abrumador 80,3 % de los votos.

“Vuelvo de nuevo a la gente que ya conozco,
que me ha dado un sólido respaldo en las últimas elecciones y que siento que ya me ha reelegido para otros cinco años”, afirmó Compaore durante una rueda de prensa en plena campaña, confiado en su victoria.

Compaore es uno de los mandatarios más antiguos de África, sólo por detrás del libio Muammar el Gaddafi y ha ayudado al gobierno español en los últimos rescates de rehenes españoles en el Sahel. No hay que olvidar que Alicia Gámez, Albert Vilalta y Roque Pascual fueron en la capital de Burkina Faso, Uagadugú.

Ante esta disposición de Compaore para colaborar con Occidente, es fácil aventurar que el cuestionamiento de su régimen es inexistente por parte de otros países.

Crecimiento y desigualdad

Burkina Faso es un país que ha experimentado un crecimiento económico importante que queda denostado por la desigualdad y corrupción que sufre este Estado africano.

Esta desigualdad que escenificada en el barrio Ouaga 2000, la zona de la capital en la que viven los más ricos. “En Ouaga 2000 las flores tienen el agua potable que falta en el barrio de al lado”, denunciaba el candidato presidencial Benewende Sankara en una entrevista a la revista Jeune Afrique. Sankara es el principal rival de los cinco a los que se ha enfrentado Compaore en los comicios, ya que cuenta con el respaldo de siete partidos. Sin embargo, en 2005 cosechó sólo el 4,93 % de los votos.

Según publica Afrol News , el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha mejorado su previsión de crecimiento para Burkina Faso en un nuevo análisis. En 2010, “el crecimiento del PIB debería alcanzar un 5,2 por ciento”, afirma la analista del FMI Malangu Kabedi- Mbuyi.

El pasado mes de julio, el FMI se mostraba mucho más sobrio en su evaluación de la economía de Burkina Faso ya que esperaba un crecimiento del PIB del 4,2 por ciento en 2010 y un 4,7 por ciento en 2011.

La base de la recuperación económica del país se debe en gran parte a la minería y la agricultura, tal como indica Afrol News. Una buena cosecha, combinada con los altos precios del mercado mundial del algodón y el oro, fueron los principales factores detrás de este crecimiento, mayor de lo esperado.

Durante la década 2000-2009, Burkina Faso ha experimentado un crecimiento más fuerte que sus países vecinos en la Unión Económica y Monetaria de África Occidental (UEMAO). Sin embargo, con su elevada tasa de crecimiento demográfico (llegando ahora a un 3,4 por ciento anual) la reducción de la pobreza es todavía lenta en el país, que carece de costas.

Corrupción

Sin embargo, este crecimiento económico no se traduce en un reparto equitativo de la riqueza del país. La corrupción amplía la brecha que separa a ricos y pobres. El pasado mes de octubre, Afrol News publicaba un reportaje en el que la directora para África de Transparency International , Chatal Uwimana, explica cómo Burkina Faso no realiza avances en la lucha contra la corrupción.

Burkina Faso se sitúa en el puesto 98 del Índice de Percepción de la Corrupción (CPI) de de 2010, publicado por Transparency International, cayendo así diecinueve puestos con respecto al año anterior.

Las principales razones de la baja puntuación de Burkina Faso en el Índice de este año, según Chantal Uwimana, podrían ser que el país “obtiene una puntuación baja en cuanto a la capacidad del gobierno para castigar y contener la corrupción. El país podría hacer un mayor esfuerzo para llevar ante la Justicia a los funcionarios corruptos”.

Pero no todo está perdido, si el país que gobierna Compaore rea liza unos cambios esta lacra podría evitarse. Así, Uwimana insta a Burkina Faso a “desarrollar, de forma participativa, una estrategia global contra la corrupción”, y “demostrar al más alto nivel político y administrativo un fuerte compromiso con la lucha contra la corrupción”. Para ello, aconseja al presidente de del país “el lanzamiento de una amplia campaña nacional” para educar “a los ciudadanos en sus funciones y responsabilidades en la lucha contra la corrupción”.

Aunque insiste en que el gobierno también debe promover la transparencia en la contratación pública y demostrar un fuerte compromiso para llevar ante la Justicia a funcionarios públicos corruptos “incluso cuando ocupan un alto cargo”, señala Uwimana.

Ante estos datos, parece que no todo está perdido para Burkina Faso, el que probablemente seguirá siendo el presidente del país, Blaise Compaore, podría dar un giro en su gobierno haciéndole uno de los más transparentes de la región. Después de esta demostración, tal vez el electorado vuelva a las urnas.

|||

A favor 3 En contra 0

0 comentarios
Producto riojanoVoces de la LenguaCSIF educación 2PP Por un buen gobiernoSanidad PúblicaPSOE Medio Ambiente