Miércoles 4 de Agosto de 2021Actualizado 19:32

El 10 de noviembre de 2010

Tiempo de lectura: 03:15
|||

Ban Ki-moon urge a Netanyahu a superar el estancamiento en las conversaciones

Mientras la Autoridad Nacional Palestina pide el reconocimiento de su Estado, tras conocer la nueva iniciativa israelí de construcción de 1.300 viviendas.

Benjamin Netanyahu

Redacción

La paz en Oriente Próximo sigue siendo una prioridad para la comunidad internacional o al menos así lo ha querido dejar patente recientemente Naciones Unidas. El secretario general de dicha organización internacional, Ban Ki-moon, se ha reunido con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, en Nueva York para conversar sobre los esfuerzos de paz en la región.

Según un comunicado del portavoz de Naciones Unidas, durante el encuentro Ban subrayó la necesidad de que se rompa el estancamiento diplomático de las negociaciones que el pasado mes iniciaron palestinos e israelíes con la mediación de Estados Unidos.

Por otro lado, el secretario general de la ONU igualmente expresó su preocupación por los planes de construcción de nuevos asentamientos israelíes en Jerusalén Este.

En el encuentro, Ban y Netanyahu también hablaron sobre el último informe acerca de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad, que busca poner fin al conflicto entre Israel y Hezbolah en Líbano y abordaron las propuestas sobre el pueblo de Ghajar, cuya zona norte Israel ocupa desde 1967.

Ban se mostró esperanzado en que el gobierno israelí siga tomando medidas que faciliten el movimiento de bienes y personas hacia y desde la Franja de Gaza.

Las peticiones palestinas

Mientras, la Autoridad Nacional Palestina ha reclamado el “reconocimiento inmediato” de su futuro Estado por parte de la comunidad internacional tras denunciar el “unilateralismo” con el que actúa Israel a raíz del anuncio de la construcción de 1.300 nuevas viviendas en asentamientos israelíes.

“El último anuncio de construcción en asentamientos israelíes amenaza aun más el ya detenido proceso de negociación”, ha denunciado el negociador jefe palestino, Saeb Erekat, para quien “este último acto unilateral israelí necesita de una acción internacional urgente para el reconocimiento inmediato del Estado palestino” en las fronteras de 1967.

El pasado lunes, el gobierno israelí había anunciado sus planes de construir 1.300 nuevas viviendas en los asentamientos de Har Homa y Ramot. Posteriormente, la prensa israelí informó de que también habría planes de construir otras 800 viviendas en el asentamiento de Ariel, en Cisjordania.

“Una vez más, en un momento en que esperábamos que el primer ministro Netanyahu anuncie un congelamiento de asentamientos desde Washington, él ha enviado un nuevo mensaje a la Administración norteamericana y a los palestinos de que Israel ha optado por los asentamientos y no por la paz”
, lamentó Erekat.

En opinión del negociador israelí, los asentamientos judíos, al igual que el muro de seguridad o las restricciones de movimientos a los palestinos, constituyen “un proceso premeditado para matar la posibilidad de un Estado palestino independiente”.

Erekat denunció que “Israel actúa como un Estado por encima de la ley, y la comunidad internacional debe reaccionar”. “Si al construir asentamientos Israel boicotea la creación de un Estado palestino soberano, el mundo debe responder reconociendo el Estado palestino, con Jerusalén como su capital”, conminó.

En su opinión, ha llegado el momento de tomar “decisiones fuertes”. “Desafortunadamente, la comunidad internacional continua apoyando un proceso de paz que ha tenido nada de paz y mucho de proceso. No hemos de aceptar la continuación de un status quo que solo ha permitido a Israel fortalecer su ocupación de nuestra tierra”, remarcó.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, P.J. Crowley, reconoció que Washington está
“profundamente decepcionado
por el anuncio de planes avanzados para nuevas viviendas en zonas sensibles de Jerusalén Este”.

Estados Unidos considera que “es contraproducente para nuestros esfuerzos de retomar las negociaciones directas entre las partes”, añadió, recordando que Washington ha pedido a ambas partes que “eviten las acciones que puedan minar la confianza, incluida Jerusalén”.

Hamas y Al Fatah reducen diferencias

Por otro lado, las partes en las que se encuentra dividida la población palestina parecen querer acercar posiciones. Así, varios representantes de Hamas y Al Fatah se reunieron en la capital de Siria, Damasco, con la intención de reducir sus diferencias y contribuir con ello al fortalecimiento de la postura palestina en las negociaciones de paz con Israel.

Las conversaciones, de las que apenas ha trascendido información, se centraron en la unificación de la seguridad en los territorios palestinos, actualmente dividida, ya que Al Fatah ejerce el control sobre Cisjordania y Hamas sobre la Franja de Gaza. “Somos conscientes de que la reconciliación es un interés nacional de los palestinos”, dijo un portavoz de Al Fatah.

Esta ronda de conversaciones es la segunda que se produce entre ambos movimientos desde que comenzaran las negociaciones de paz entre palestinos e israelíes, bajo el auspicio de Estados Unidos.
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí