Sábado 22 de Enero de 2022Actualizado 20:11

El 4 de noviembre de 2010

Tiempo de lectura: 02:21
|||

Haidar critica a España por su postura ante Marruecos y el Frente Polisario

La saharaui dice que el Estado español “no puede jugar a Poncio Pilatos” y pide a la comunidad internacional que evite un “nuevo baño de sangre”.

Aminetu Haidar

Redacción

La tensión entre el pueblo saharaui y Marruecos continúa, siendo España la tercera parte en discordia. La postura española que para muchos resulta ambigua y para otros neutral, ha sido criticada por el movimiento de activistas que apoyan la independencia del Sahara.

A estas críticas se ha sumado la activista saharaui Aminetu Haidar , quien ha advertido de que el gobierno español “no puede jugar a Poncio Pilatos tratando por igual al Frente Polisario y a Marruecos”.

“Miles de exiliados saharauis han montado, desde hace cuatro semanas, un campamento de tiendas en los alrededores de la ciudad de El Aaiún,
en el Sahara Occidental bajo ocupación marroquí, para expresar su rechazo categórico a sus condiciones de vida y su negativa a renunciar a sus derechos más elementales”, manifestó la presidenta del Colectivo de los Defensores Saharauis de Derechos Humanos (CODESA) en un comunicado.

La activista advirtió de que, desde hace algunos días, la tensión está aumentando debido a “la llegada al lugar de nuevos medios y de militares oficiales que podrían desembocar en una acción de violencia para evacuar a la fuerza a los manifestantes pacíficos”.

En opinión de Haidar, la comunidad internacional “debe hacer todo lo posible para evitar un nuevo baño de sangre en Al Aaiún, tanto más cuanto que las fuerzas marroquíes ya hicieron uso de sus armas el 24 de octubre de 2010, causando la muerte del joven Nayem Elgarhi y heridas a otros cinco saharauis”.

“España, en particular y por razones históricas, debe hacer uso de su influencia para conseguir la solución de esta crisis y acelerar un desenlace del problema del Sahara Occidental que sea conforme al derecho y a la legalidad internacional”, advirtió.

“En el centro del problema se encuentran el pueblo saharaui y sus derechos legítimos”,
aseveró. “O se está con el derecho o se está en contra, el gobierno español no puede justificar la neutralidad frente a los derechos de un pueblo en peligro”, concluyó Aminetu Haidar, quien protagonizó a finales de 2009 una huelga de hambre de 32 días de duración en Lanzarote después de que las autoridades marroquíes le prohibieran acceder a su cuidad, El Aaiún.

Críticas desde Marruecos

Sin embargo, desde Marruecos no se comparte esta visión sobre la posición de España, sobre todo, en lo que se refiere a los medios de comunicación españoles.

Así, hace unos días, el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Taieb Fassi-Fihri, acusaba a la prensa española de tener una “mala óptica” a la hora de informar sobre la realidad de su país.

Fassi-Fihri ha dedicado buena parte de la rueda de prensa junto a la ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, a criticar a la prensa española, a la que ha reprochado que no informe de algunas cuestiones.

Asimismo, ha aclarado que si no se ha permitido a la prensa entrar en el campamento de protesta saharaui cerca de Tinduf ha sido para facilitar el diálogo entre los manifestantes y las autoridades locales. Respecto a esta cuestión, Jiménez dijo que el gobierno español respeta la posición de Rabat pero tiene “una política de comunicación diferente”.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoTeatro Bretón 22 eneroAyto Bretón PlateaPP Creemos en un futuro en libertadSDL Campaña socios enero 22Manifestación sindicatos agrarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí