Sábado 23 de Octubre de 2021Actualizado 09:57

El 23 de septiembre de 2010

Tiempo de lectura: 03:08
|||

El narcotráfico enfrenta a Evo Morales con EEUU

El mandatario boliviano afirma que el gobierno estadounidense carece de autoridad “moral o ética” para desacreditar la lucha contra el tráfico de drogas de otros países.

evo morales

Redacción

La lucha contra el narcotráfico es una de las mayores preocupaciones de muchos Estados y además motivo de cooperación entre diferentes gobiernos. Sin embargo, el último informe publicado por EEUU sobre este tema ha enfurecido al presidente de Bolivia, Evo Morales, quien ha lanzado duras críticas al gobierno de Estados Unidos.

Según Morales, el Ejecutivo de EEUU carece de autoridad “moral o ética” para desacreditar la lucha contra el narcotráfico efectuada por otros países.

La semana pasada, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmó el memorando anual sobre los “grandes productores o países de tránsito” del tráfico de drogas en el mundo, una lista negra del narcotráfico en la que este año han vuelto a ser incluidos Bolivia y Venezuela.

“El señor Obama no tiene ninguna autoridad moral o ética para descertificar a nadie”, señaló Morales en una entrevista concedida desde Nueva York a la cadena Telesur.

El dirigente boliviano destacó el doble rasero del gobierno estadounidense, ya que a su entender arremete contra países dirigidos por gobiernos de izquierda, como Bolivia o Venezuela, y aplaude a otros que son aliados de Washington pero también los principales productores de sustancias ilegales, como Colombia o Perú.

“Otros países como Colombia o Perú, que son pro imperio, pro capitalismo, siempre son certificados [en lucha contra narcotráfico] por Estados Unidos”
, apuntó Morales.

“Bolivia es el tercer país del mundo que produce hoja de coca, lo que significa que es el tercer país del mundo que produce cocaína, pero está detrás de Colombia y de Perú [...] y a ellos los certifica mientras que a nosotros nos desmeritan”, insistió el presidente boliviano. “Mientras seamos anticapitalistas, esos países industrializados nos van a descertificar”, agregó.

Por otro lado, Morales también criticó a Estados Unidos debido a que, a su entender, no ha impulsado medidas suficientes para frenar el tráfico de drogas en el continente y recordó que dicho país es el mayor consumidor de sustancias ilegales del mundo. Por ello, instó al gobierno de Obama a que asuma su responsabilidad.

“Estados Unidos, con toda la tecnología que tiene, si ellos de verdad quisieran hacerle frente a las drogas no dejarían que ni un gramo de cocaína entrara a ese país [...] Si quisiera luchar de manera frontal contra el narcotráfico acabaría con el secreto bancario”, señaló.

¿Tercer mandato de Morales?

Mientras, en Bolivia, el viceministro de Coordinación Gubernamental boliviano, Wilfredo Chávez, ha asegurado que no existe ningún impedimento jurídico para una posible reelección del presidente Morales, pero aseguró que será el pueblo boliviano quien decida, cuando llegue el momento, si el mandatario opta a un nuevo mandato.

“La Constitución dice textualmente que acepta una sola reelección, esta mi gestión es la primera gestión del Estado Plurinacional”, había señalado el mandatario a la cadena CNN, según una transcripción publicada por el diario oficial Cambio.

Preguntado sobre si eso significaba que se consideraba habilitado para una futura reelección, Morales dijo que “de acuerdo con mi interpretación, sí, [pero] eso no depende de mí, depende del pueblo boliviano”. “Si el pueblo quisiera, ¿por qué no?”, añadió.

Morales ya fue reelegido para su cargo en diciembre del 2009,
un año antes de completar su primer mandato quinquenal, tras la celebración del referéndum que aprobó la actual Constitución Plurinacional del país, que estipula que sólo es posible una reelección inmediata.

Sin embargo, el presidente, para facilitar el acuerdo, aceptó que el nuevo texto constitucional incluya una norma transitoria que señala que mandatos anteriores, como el suyo, “serán tomados en cuenta a los efectos del cómputo de los nuevos períodos de funciones”.

Por su parte, la oposición ha mostrado estar en contra de una posible reelección de Morales. “Esto ya es una burla a la población [...], no quieren dejar el poder”, protestó la diputada centrista Elizabeth Reyes, en la primera reacción opositora.

“Quedarse en el poder significa caudillismo, significa creer que no hay nadie capaz de gobernar este país, ¿así de una vez por qué no cierran el Parlamento y terminan de matar a la democracia?”, añadió, citada por Reuters.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Partido RiojanoPremios A Crear 2021CCOO IgualdadPP Sánchez presupuestos
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí