Domingo 17 de Octubre de 2021Actualizado 19:07

El 13 de septiembre de 2010

Tiempo de lectura: 03:53
|||

Fidel Castro llama “loco” a Sarkozy

El ex presidente de Cuba se une a las críticas por la política de expulsiones del gobierno francés. Por otro lado, se descubre un documento que daba instrucciones sobre las expulsiones de gitanos.

Gitanos en Francia

Redacción

La polémica por las expulsiones de personas de etnia gitana que está llevando a cabo el gobierno francés de Nicolas Sarkozy ha llegado hasta el otro lado del océano Atlántico. Desde Cuba, el ex presidente cubano Fidel Castro ha criticado las recientes expulsiones y ha sugerido que el presidente de Francia se está volviendo “loco”.

A partir de un artículo del periódico mexicano La Jornada titulado El holocausto gitano: ayer y hoy, las últimas Reflexiones de Castro, hacen un repaso de la “historia verdaderamente dramática” de los gitanos en Europa desde finales del siglo XV y principalmente en el XX, “unos hechos realmente conmovedores”, a su juicio, “de los cuales, Occidente y, sobre todo, su colosal aparato mediático, no dice una palabra”.

“Francia es la tercera potencia nuclear del planeta, y Sarkozy tenía también un maletín con las claves para lanzar una de las más de 300 bombas que posee. ¿Acaso tiene algún sentido moral y ético lanzar un ataque sobre Irán, al que condenan por la supuesta intención de fabricar un arma de este tipo? ¿Dónde está la cordura y la lógica de esa política?”, plantea en el texto, recogido por la página Web CubaDebate.

“Supongamos que Sarkozy de repente se vuelve loco, como parece ser que está sucediendo. ¿Qué haría en ese caso el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas con Sarkozy y su maletín?”
, se pregunta Fidel.

El ex mandatario se pregunta también “qué ocurrirá si la extrema derecha francesa decide obligar a Sarkozy a mantener una política racista en contradicción con las normas de la Comunidad Europea”. “¿Podría contestar el Consejo de Seguridad de la ONU esas dos preguntas?”, añade.

Castro concluye sus Reflexiones subrayando que “la ausencia de la verdad y la prevalencia de la mentira es la mayor tragedia en nuestra peligrosa era nuclear”.

Por su parte, las autoridades francesas, que han echado del país a más de 8.300 gitanos este año, sostienen que no ha habido ninguna expulsión masiva y que la mayor parte de los repatriados han regresado a sus países de origen voluntariamente tras admitir su situación irregular en Francia y recibir una ayuda humanitaria para el retorno de 300 euros para los adultos y 100 euros para los menores.

Se reaviva el debate

Mientras en Francia, una circular del Ministerio del Interior dirigida a las prefecturas da instrucciones específicas contra los gitanos que viven en campamentos ilegales, según informó el diario digital Le Canard Social.

El documento, que está colgado en la red, contradice la versión del gobierno de Nicolas Sarkozy, que asegura que las recientes expulsiones de gitanos procedentes de Rumanía y Bulgaria no tienen nada que ver con su condición de gitanos para acallar las críticas.

La circular sobre el desmantelamiento de campamentos ilegales, fechada el 5 de agosto, recuerda a las prefecturas los “objetivos precisos” establecidos por Sarkozy, entre ellos el de que “300 campamentos o asentamientos ilícitos deberán ser evacuados en tres meses, en primer lugar los de gitanos”.

Sarkozy anunció el objetivo de eliminar todos los campamentos ilegales
y expulsar a sus residentes en dicho plazo en un discurso pronunciado el 30 de julio en Grenoble, después de que esa ciudad fuera escenario de unos disturbios a raíz la muerte de un presunto atracador durante una persecución policial, en los que estuvieron implicados gitanos.

“Francia no ha tomado ninguna medida específica contra los gitanos”, ha sostenido el ministro galo de Inmigración, Eric Besson. “Los gitanos no son considerados como tales, sino como ciudadanos del país del cual poseen la nacionalidad. El trato reservado a estas personas no tiene ninguna relación con su pertenencia real o supuesta a la comunidad gitana”, añadió.

Sin embargo, la circular insta a las prefecturas a llevar a cabo “acciones sistemáticas de desmantelamiento de campamentos ilícitos, en primer lugar los de gitanos”.

“Los prefectos de zona se asegurarán, en su zona de competencia, de realizar como mínimo una operación importante por semana [evacuación/desmantelamiento/expulsión], concerniente prioritariamente a los gitanos”
, añade el documento.

Coordinación con Rumanía

Por otro lado, Sarkozy ha mantenido una conversación telefónica con el presidente de Rumanía, Traian Basescu, respectivamente, en la que, entre otros aspectos, se destacó la necesidad de coordinar una “respuesta eficaz” a la situación de los gitanos en territorio galo, según informa el Elíseo en un comunicado.

Ambos dirigentes han reafirmado su “determinación común” para “perseguir y profundizar la estrecha cooperación” entre ambos países, en el centro de la polémica por la decisión de la administración francesa de expulsar a miles de inmigrantes en condición irregular.

Sin embargo, la nota destaca que, lejos de discrepar, tanto Sarkozy como Basescu mostraron un “completo acuerdo” de cara a dar “una respuesta eficaz al problema de la integración de los rumanos”, especialmente con la puesta en marcha de un acuerdo firmado el jueves el Bucarest entre representantes de los dos gobiernos.

“El presidente Basescu y el presidente Sarkozy han decidido trabajar en torno a esta cuestión y a la de los rumanos nómadas en un próximo encuentro bilateral en París”, concluye la nota del Elíseo, que no pone fecha a esta esperada reunión.
|||

A favor En contra

0 comentarios
CSIF oct 21
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí