Rioja2

Sábado 19 de Octubre de 2019Actualizado 19:10

Adrenaline Webads
El 13 de septiembre de 2010

Tiempo de lectura: 10:22
|||

¿Eres socio del vicioclub?

Ante la inminente llegada de la Ley Antitabaco, algunos bares barajan la posibilidad de convertirse en clubs de fumadores para evitarla. Rioja2 habla con hosteleros a favor y en contra de la Ley, y comprueba que la situacion venidera es aún una gran desconocida.

Ley Antitabaco

Redacción

Rafa y Marcelo son novatos en el negocio de la hostelería. Acaban de recibir el traspaso del pub Toscana (calle Saturnino Ulargui) y quieren adecuarlo a una necesidad que creen no está ofertada en la cantidad de bares y pubs que se distribuyen por Logroño, “aquí ofrecemos una carta de cócteles buena”, explica Rafa, “me recorrí muchos bares y ninguno tenía buena calidad en coctelería, además también puedes tomarte la copa de toda la vida”. La gente, atraída por la inauguración del local, el cual invita a cócteles multicolor y bandejas con variados comestibles, come y bebe entre charlas animadas y espirales de humo gris que desde bocas, narices y cigarros encendidos surcan el aire para dar ese ambiente tan conocido en la mayoría de locales de ocio españoles.

Por lo menos de momento. Porque, según se rumorea y se refleja en los medios desde hace algún tiempo, el Ministerio de Sanidad planea que, a principios de 2011, entre en vigor una ley, bautizada popularmente Antitabaco, que vetará de humo todos los locales públicos cerrados. De momento los únicos locales públicos cerrados en los que se puede fumar son bares y restaurantes, así que, para buenos entendedores, parece que la Ley va a ir dirigida con su máximo peso sobre establecimientos como el que regentan Rafa y Marcelo.

“Todavía estamos pendientes de ver qué sucede”, Marcelo, como buen principiante de cualquier temeridad, se mantiene al tanto de lo que les sucede a los que compiten en su categoría para saber cómo actuar ante los inminentes obstáculos, “tendremos que observar qué hacen los otros negocios cuando entre en vigor la Ley. A mí, personalmente, me parece bien que no se pueda fumar, porque no soy fumador y afecta a la salud, ahora, si miro hacia el negocio, yo creo que puede generar pérdidas”.

Generar pérdidas. Algo que, hoy en día, asusta a cualquiera. Todo lo que tenga que ver con dejar de ganar duele, pero duele más todo lo que se asocie a perder. Y, desde que hay visos de que la Ley Antitabaco va a ser una realidad, la palabra perder está en boca de la mayoría de hosteleros, y muchos prevén una ruina para sus negocios al asegurar que bares y tabaco son dos conceptos tan asociados como cine y palomitas. O como humo y fuego, mejor dicho.

Y esas pérdidas, calculan los hosteleros, “porque a la ministra (de Sanidad) se le pidió que hicieran un estudio real sobre los daños que va a hacer la Ley, y no lo han querido hacer”, van a ser de entre un 10 y un 15%. Francisco Martínez Bergés, presidente de la Asociación Hostelera de la FER, tiene claro que la inminente Ley va a ser sinónimo de declive económico, “que no se inventen historias de decir que no, que ahí están las pruebas, de todo el daño que han hecho a la hostelería, y está demostrado. Sin embargo la señora ministra y su grupo no han querido hacer el estudio económico del daño que iba a hacerse a la hostelería. Y desde la FER se lo hemos pedido, por activa y por pasiva”.

Además, como también opina Bergés, la Ley parece que está todavía a salto de mata. Es cierto que se ha hablado de ella a más no poder, pero la verdad es que aún es un proyecto que no ha alcanzado sus cotas máximas gracias a esa parada en el tiempo burocrática y política llamada verano español. Desde Rioja2, como muestra, intentamos ponernos en contacto con la Consejería de Sanidad, para saber su opinión acerca de la preocupación de los bares y la posible reconversión de algunos en clubs de fumadores, y sólo conseguimos el contacto. Desde el gabinete de prensa de la Consejería nos comunicaron que nadie quería atendernos, porque era una Ley que todavía no estaba aprobada – una Ley no Ley- y que no iba a haber ni una declaración al respecto. Así que no sabemos si la Consejería de Sanidad está a favor o en contra de los clubs, y, aunque suponemos que en contra, no tenemos los datos suficientes para garantizarlo.

Porque, como se suele decir, hecha la Ley, hecha la trampa. Últimamente, y ligados siempre a los términos prohibición, tabaco, hostelería y ruina, se han escuchado rumores de que muchos locales planean coger el toro por los cuernos y renovarse como clubs de fumadores. Los hosteleros, en vez de ofrecer un espacio para tomar algo donde se puede fumar, planean ofrecer un espacio para fumar donde se puede tomar algo. Parece lo mismo, pero esa tergiversación lingüística supone para algunos la salvación.

Lo que pasa es que, como no hay Ley – aunque haya Ley- muchos hosteleros están sin referentes que les indiquen cómo plantear sus estrategias, sin saber qué hacer ni cómo; a pesar de tener la sensación de que el cuando va a llegar a principios de 2011.  “Hay gente que ha preguntado sobre ello”, Martínez Bergés explica la situación en cuanto a la viabilidad de los clubs, “ pero es que todo eso también está a medio regular. Entonces para sacar esas licencias todavía nadie te da el sí definitivo, o el no definitivo. Porque esos clubs privados hasta ahora se habían hecho entre un grupo de socios que se habían preparado un local para ellos donde no se pueden vender bebidas alcohólicas, pero no es una apertura al público. Entonces, como todo eso está también sin regular... es que aquí las leyes las hacemos sin calcular lo que va a conllevar, los daños que se van a hacer, sin hacer un estudio”.

Además, y por otro lado, también se oye que la futura Ley va a ser de las más restrictivas de Europa, algo que cala profundamente los ánimos de los hosteleros, “es que además hay que pensar que en España, el 7% del PIB del país es turístico”, opina Bergés, “y a la hostelería, al turismo, cada día se le están poniendo más trabas, cada día estamos cerrando más. Porque estamos en la Comunidad Económica Europea, pero los holandeses o los irlandeses no tienen nada que ver con nosotros en este aspecto”. El presidente de la Asociación de Hosteleros de la FER entiende que la manera española de vivir dista de la elegida allende las fronteras. Es por eso que puede chocar que la Ley vaya a ser tan dura, incluso se habla de que prohibirán fumar en la entrada de determinadas instituciones o edificios, un poco a lo americano, “además la CEE no le ha dicho a los países de prohibirlo, sino que hay que regularlo”, Bergés considera que hay ciertas cortinas de humo, ejemplo al pelo, para ocultar la realidad a la sociedad española, “la ministra dice que en Europa han dicho de prohibirlo y no es verdad, mienten en cada cosa que dicen”.

Conspiraciones o no, lo cierto es que Irlanda es el único país europeo donde la prohibición de fumar en lugares públicos es total. En los demás países europeos se restringe, lo que pasa es que se restringe muchísimo; las normas para poder fumar en locales públicos son tan duras y tan caras que los propietarios optan por no permitirlo. Martínez Bergés, como hostelero y conocedor del tema, me lo explica “en Inglaterra tampoco está prohibido fumar en los bares, la normativa deja a los hosteleros decidir si el local es de fumadores, con unas medidas de extracción muy fuertes, pero el hostelero podría, en un momento, decidir. Pero lo que pasa es que hay que gastarse 20.000 o 30.000 euros en extracción, y entonces no lo hace. En la mayoría de países de Europa pasa lo mismo, pero es aque los hosteleros no han querido gastarse ese dinero para cumplir la normativa estricta”.

Aquí, si la Ley que se plantea va a ser como se dice, no habrá dinero que solucione el problema. A no ser que sea el dinero para pagar la correspondiente sanción, algo que también tiene en vilo a los hosteleros, “además”,  explica Martínez Bergés, “nos exponemos a que cualquier cliente denuncie nuestro local cuando alguien entra al local fumando. Si la ministra hace una ley, que ponga los medios para que esa ley se cumpla, pero que no nos ponga a los hosteleros de guardas de eso, de recaudadores. Tenemos que ser nosotros los que demos la cara”.

Los ánimos están caldeados. Así que reconvertirse en Club de Fumadores puede ser la única opción que salve al hostelero de ser policía, o preso, o parado, pero, por lo visto, las cosas siguen estando difíciles, “y de los clubs privados, no hay una regulación que te marque las pautas para poder hacer un club de fumadores. Porque hasta ahora lo que hay son cuadrillas de amigos que, por ejemplo, hacen un club de puros. Cuando vas a pedir un permiso de eso, nadie te aclara cómo sacar esa licencia. Está en vilo. La última vez que en el Congreso se ha preguntado a la señora ministra sobre cómo está esta la Ley, cómo va, cuándo se va a hacer, dice, ‘ah no lo sé, los técnicos son los que la están estudiando’. Oiga, si usted la ha hecho, usted sabrá”.

Interrogantes sobre la Ley. Interrogantes sobre los clubs. E interrogantes, parece, sobre el futuro. Por fortuna, y aunque puede que correspondientes a una inmensa minoría, todavía hay hosteleros positivos, que ven un futuro cambiante pero no por eso negro; y que incluso apuestan que la futura Ley va a ser beneficiosa para sus establecimientos y bolsillos. Javier Foncea, de la Cafetería Claret (calle Padre Claret), es uno de ellos.

Si este artículo lo empezábamos con dos socios que han comenzado a dar sus primeros pasos en el mundo de la hostelería, en el caso de Javier hablamos de alguien que corre maratones. Con más de 30 años de experiencia en el sector, y con 19 al frente de la Cafetería Claret, su opinión puede que diste de la de casi todos los demás, pero está argumentada por alguien que ha visto muchos cambios en la forma de negocio, y abre perspectivas inmejorables entre los densos nubarrones (de humo).

“Antes”, me comenta Javier, “todo el mundo, después de comer, tomaba un completo”. Lo de ‘completo’ no sé cómo tomarlo, así que le pregunto qué es, “café, copa y puro”, es la respuesta, “pues antes”, continúa Javier, “si no tomabas un completo no se podía decir que fueras trabajador. Y nadie creía que eso fuera a acabar. Ahora nadie pide un completo”.

Javier, como me comenta, prevé cambios en la hostelería, “no ahora. Igual yo no los veo”, dice mientras mira a Daniel, su hijo, que tira una caña con maestría al otro lado de la barra, “pero él sí”, advierte señalándole. Además, los cambios que supone Javier son para bien, “porque ha sido una época muy mala para la hostelería, y no está lo suficientemente valorada”, y, a su juicio, uno de esos cambios van a comenzar con la prohibición de fumar en los bares.

“Mira, te voy a decir por qué la Ley va a ser beneficiosa”, Javier tiene sus argumentos bien pensados y definidos, “primero, porque la gente va a tener más poder adquisitivo. Si prohíben fumar, la gente fumará menos, y eso se notará en el bolsillo”. Hacemos la cuenta entre Javier y yo, tantas veces hecha por fumadores y ex fumadores, del capital extra disponible sólo con que una persona fumara la mitad al cabo del año. Salen unos cuantos euros que gastar en cañas, cafés o pinchos. “Segundo”, prosigue Javier, “porque ganaremos una clientela que ahora no viene porque se fuma, como familias con sus niños, lo sé porque me lo han dicho. Y tercero, porque todos los camareros, todos los hosteleros, fumemos o no, tenemos problemas de bronquios, y eso ganaremos en salud”.

En cuanto la prohibición llegue, opina Javier, el modelo de negocio cambiará, “¿crees que la gente va a dejar de ir a los bares porque no se puede fumar?”, me pregunta, “puede que los primeros meses se note, pero luego irá a mejor”. Javier se muestra muy optimista, “podremos adecuar el negocio de otra manera, poner pastas, tartas, hacer en la parte de arriba un saloncito bonito, para que la gente pase la tarde y esté a gusto, para que tomen un chocolate, un té… Como hacen en el resto de Europa, no podemos ir a la cola”.

Javier lo tiene claro, es cierto que su cafetería es amplia, familiar, un lugar agradable en el barrio con su clientela y sus pinchos, emparedados, tortillas… pero también me explica que para otro modelo de negocio la prohibición puede sentar mal, “para un bar pequeño, que haga 200 euros al día y que, entre impuestos, mantenimiento y demás no llegue a ganar seis euros la hora, entiendo que la situación es distinta porque, si le baja la clientela, no tendrá más remedio que cerrar”.

También aprovecho para preguntarle a Javier sobre la reconversión de algunos bares en clubs de fumadores, pero tiene claro que no va a ser su caso, “sí que lo he oído”, me contesta, “pero si es un club de fumadores no pueden entrar menores de 18 años. Ya no es familiar, se pierde clientela. No es lo que quiero”.

Parece que la prohibición va a sentar mejor a unos que a otros, “yo no fumo”, me comenta Javier, “pero como aprueben la Ley voy a cerrar y me voy a fumar un puro para celebrarlo. El último en fumar aquí seré yo”. Pero nunca llueve a gusto de todos. Javier ha luchado y luchará por su negocio; y Francisco; y Rafa y Marcelo. A pesar de las leyes – o las no leyes- y las ministras y los técnicos.

Bares familiares, o clubs de fumadores;  lo que sea por seguir en la brecha. Al fin y al cabo lo único que permanece es el cambio; aunque nosotros sigamos siendo casi siempre los mismos. Los mismos que intentan salir adelante.

|||

A favor 15 En contra 7

14 comentarios

#14
IRENE15/09/2010 23:58h

Ya es hora de que algun hostelero con experiencia (de los de antes) se decante a favor de no fumar en ningun establecimiento de hosteleria que sea publico como Javier Foncea de la Cafeteria Claret.Aunque solo sea por la salud de su sector.

A favor 1 En contra 2 Denunciar

#13
Irene14/09/2010 20:56h

Apoyo totalmente la creación de esos establecimientos exclusivos para fumadores.

A favor 4 En contra 2 Denunciar

#12
Javier García14/09/2010 20:56h

Que tiempos los del "completo" el sol y sobra, el pacharan el buen farias.... si ahora todo es descafeinado. Esta bien poner normas pero esto ya es mas un calvario que un buen vivir. Yo con 76 años a mis espaldas me fastidia ya hasta que me digan de que me tengo que morir. Vaya lata.

A favor 4 En contra 1 Denunciar

#11
Helena Perez14/09/2010 20:52h

En primer lugar felicitar al periodico por el amplio reportaje que nos ofrece y que esta muy bien, se han tomado varias opiniones de fuentes diversas que reflejan un poco lo que todos comentamos en la calle seamos fumadores o no lo seamos. La verdad es que esta bien lo de no fumar pero yo personalmente no entiendo la venta de una substancia maligna para la gente. Se vende legal, pero está prohibido fumar donde quieras, ya se que suena a perogrullo...pero que autoricen bares de "solo fumadores!" y los que no fumen pues que no entren y ya está- Asi solo se contaminaria quien quisiera contminarse y puesto que lo venden que hagan sitios para "solo fumadores" "Prohibido entrar los que no fumen" y todos tan contentos.

A favor 5 En contra 2 Denunciar

#10
Vicio vicio14/09/2010 11:18h

Para cócteles el Tres Marqueses, copa, lonchita y churrupaílla.

A favor 6 En contra 1 Denunciar

#9
Para publicidad barata14/09/2010 10:57h

No intentes pensar por ti mismo que vemos que te fallan las neuronas, comienza por el trivial que es mas sencillo.

A favor 3 En contra 2 Denunciar

#8
714/09/2010 08:00h

Por cierto, para bar de cocteles el cafe madrid, que ahi ha estado toda la puñetera vida y aun con la prohibicion de no fumar esta petado.. Al gin fizz y el toscana pub (no la cafeteria que era antes que era bastante maja)que les den.. que solo estais haciendo publicidad que creo que un moderador deberia censurar..

A favor 3 En contra 4 Denunciar

#7
Publicidad barata14/09/2010 07:57h

Manda narices.. aqui quejandonos porque con la crisis y la ley antitabaco van a ganar menos los hosteleros (mentira) y ahora te nos pones farruco a embestir contra el botellon.. Perdoneme ustééee señor, pero para pagar 6€ por un coctel mal hecho me hago mi botellon que PUEDO FUMAR EN LA CALLE y ademas me pongo los cocteles que me da la gana Cantidad y CALIDAD, porque lo del truquete del Garrafon(Significa que te venden Wiski de marca blanca como JB, no se ke tiene que ver con el botellon..) ya toca mucho las narices... al GINFIZ ese no lo conoce ni su madre porque la zona esta muertisima y nadie quiere acercarse ni aunque le paguen..Lo que pasa aqui es que con las maquinas de tabaco ganan mucha pasta (yo antes recaudaba para el estanco de un familiar y os aseguro que la pasta que ganan por no hacer nada es alucinante.. el estanco pone la maquina y el tabaco acambio de ganancias para el hostelero por poner la maquina en su bar..)

A favor 5 En contra 3 Denunciar

#6
A Maria13/09/2010 22:26h

El Gyn Fizz está en la C/Vitoria, te invito a que pases y te culturices un poco en coctelería. Así dejarás de elogiar el botellón y el garrafón que estás acostumbrada a beber.

A favor 6 En contra 3 Denunciar

#5
Maria13/09/2010 19:55h

Yo que quieres que te diga fijo que eres el dueli del Gin fizz ese y no lo conoce ni su pu.. madre.. ¿Donde esta? Porque el Toscana es famosisimo, no por ser de cocteles, que no sabia que ahora era un PUB.. pero ahi siempre te echabas el cafe con las amigas despues de ir de tiendas por san anton..Yo creo que esto beneficia directamente a la calle laurel, porque el pincho te lo sacas a la calle.. Fumo y tambien me alegro de que pongan asi la medida, no se disfruta lo mismo de fumar al aire libre sin que se te quede el olor en la ropa a sin fumar que apestes a tabaco.. En fin ahora la llamaran "la senda de los elefantes en la niebla"Yo el cafe madrid lo veo igual de lleno que siempre..Que se extienda esto de una vez y ya de paso los vicioclubs sean como los coffe shop de amsterdam y se pueda fumar maria y hachis en dosis controladas.

A favor 5 En contra 4 Denunciar

#4
MAM13/09/2010 14:41h

Este Rafa parece que no sabe mucho de hosteleria ... Gin fizz lleva mas de 20 años ofertando mas de 70 cocteles internacionales, siendo unos de lo pocos locales que no ha tenido que traspasar en las ultimas dos decadas. Miguel trabajo 20 años en el Dry Martini ( considerada la mejor barra de Europa) y su hijos ganando ha premios de cocteleria clasica, 3º en el campeonato de España...Ahora cualquiera cree que sabe hacer cocteles...

A favor 8 En contra 4 Denunciar

#3
vscngdsr13/09/2010 12:48h

Cuando hicieron peatonal el centro también se opuso mucha gente y al poco hubo un boom comercial. En otros países europeos han prohibido fumar en bares y no pasa nada, en invierno hay calefacción en terrazas y veladores, patios interiores habilitados o bien la gente sale a la calle y tan contentos. Esto puede afectar a los bares de noche o las discotecas, pero no lo hará a los de pinchos de toda la vida. Fumo, y me parece estupendo que lo prohíban.

A favor 7 En contra 1 Denunciar

#2
dsj13/09/2010 10:31h

Vaya publicidad, que ningun bar tiene tanta oferta en cocteles, ¿?¿?¿?, amigo mio te has dignado en ir al GINFIZZ, creo que estas a años luz de ese pub, sobre todo por que no necesita publicidad.

A favor 12 En contra 8 Denunciar

#1
Sergio13/09/2010 09:53h

Por favor, corrijan el titular ¿Qué es eso de "Vicioclub" solamente por el tabaco? Seamos serios que igual o más `peligrosos para la salud es el alcohol y las máquinas tragaperras. Todos son vicios.

A favor 11 En contra 1 Denunciar
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí