Lunes 2 de Agosto de 2021Actualizado 22:09

El 11 de agosto de 2010

Tiempo de lectura: 02:02
|||

Las palabras de Zapatero no convencen a Marruecos

Las quejas recibidas durante las últimas semanas desde Marruecos han sido respondidas ya por el presidente español. Sus palabras, sin embargo, no han conseguido suavizar la situación.

José Luis Rodríguez Zapatero

Redacción

El presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, se pronunció ayer sobre las quejas presentadas durante las últimas semanas por Marruecos, haciendo referencia a cómo las fuerzas de seguridad del Estado español han tratado a algunos marroquíes en la frontera con Melilla.

Después de reunirse con el Rey en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca, Zapatero se dirigió a la prensa, a la que comunicó su convicción de que los agentes españoles en la frontera actúan “con la máxima corrección”. Igualmente, ofreció al Gobierno marroquí “aclaración, diálogo, información” sobre las “presuntas actuaciones policiales” denunciadas.

Zapatero aseguró que desde el Ejecutivo se trabaja en la dirección de informar a Rabat de las actuaciones policiales con el fin de que no haya “ningún factor que entorpezca las relaciones”, algo que, dijo, es “prioritario para [su] Gobierno”.

Melilla, boicoteada

Pero las declaraciones del presidente no han tenido, por ahora, un efecto tranquilizante en Marruecos. De hecho, en el norte del país se organiza un boicot a  Melilla, según informa El País.

La idea de la “propensión racista” que los comunicados de Exteriores de Marruecos atribuyen a las fuerzas de seguridad españolas, empieza a calar entre la población. Algunas asociaciones, como el Comité Nacional para la Liberación de Ceuta y Melilla, han empezado a organizar el boicot a Melilla, que se materializará a partir del jueves (cuando empieza el Ramadán) en la imposibilidad de  abastecer de pescado a la ciudad autónoma y, desde el lunes, en el cese de entrada de mercancías para la construcción “durante al menos 15 días”, según las declaraciones que realizó Mounaim Chaouki, encargado de las relaciones exteriores de la asociación citada, al diario español.

Las quejas por parte de las autoridades marroquíes vienen produciéndose desde el pasado 16 de julio, cuando denunciaron el trato que recibieron cinco jóvenes que pretendían entrar en Melilla con una bandera marroquí en la parte trasera del coche. A esta denuncia le siguieron cuatro comunicados más, el último de ellos el 9 de agosto, pidiendo a España “respuestas precisas” a sus quejas. Hasta el día de ayer, Zapatero no se había pronunciado al respecto.

Sin embargo, esta tensión en las relaciones bilaterales entre España y Marruecos no es nueva. Hace ya ocho meses que no hay embajador marroquí en España. En enero, el Rey de Marruecos eligió un nuevo embajador para España, pero aún no le ha nombrado, por lo que el puesto sigue vacío. Ayer, Zapatero, que no hizo mención a que en Ceuta se produzcan hechos similares, expresó su deseo de que vuelva a haber un embajador marroquí pronto en España.
|||

A favor En contra

1 comentarios

#1
Raul Lopez pulido13/08/2010 07:32h

es inaceptable, son dos asociaciones respaldadas por el gobierno marroqui que se quieren hacer oir. Nuestros agentes de seguridad actuan correctamente.Por mucho boicot que quieran hacer la mayoria de los productos que se consume en Melilla llega de la peninsula como la verdura en Melilla estamos tranquilos comeremos igualmente, frutas, verduras, pescados,y carne ellos son los que no venderan

A favor En contra Denunciar
Reto DemográficoPP Creemos en La Rioja
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí