Lunes 2 de Agosto de 2021Actualizado 22:09

El 29 de julio de 2010

Tiempo de lectura: 01:56
|||

La llegada de inmigrantes a España, en descenso

España es el país de la UE donde más se ha reducido la llegada de inmigrantes desde que empezó la crisis, algo no libre de consecuencias para el país.

Inmigrantes interceptados

Redacción

España ha sido, según Eurostat, el país de la Unión Europea donde más han caído las cifras de llegada de inmigrantes en los últimos años. Aunque la caída se produce de manera generalizada, el saldo migratorio de España descendió de manera mucho más pronunciada en España que en otros Estados miembros. Así, en 2009 la diferencia entre las personas que llegaron y las que salieron de España fue de 58.000, o lo que es lo mismo, llegaron 1,3 personas por cada mil habitantes.

Estas cifras no distan mucho de la media de la UE, situada en el 1,7 por mil. Sin embargo la diferencia se ve al compararlo con datos de años anteriores. En España, el saldo migratorio en 2002 se situó en 9,7 por mil, y en 2008 seguía siendo todavía de 9,2 por mil. En cambio, en el resto de la Unión, en 2008 el saldo migratorio era ya de solo un 2,9 por mil.

Estos datos se han materializado en el importante descenso, también, de llegadas de embarcaciones a las costas españolas con inmigrantes irregulares. En el caso de Andalucía la reducción ha sido de alrededor del 40% en este mes de julio, en comparación al mismo periodo de 2009, según el Delegado de Gobierno de esta comunidad, Juan José López Garzón.

Si tenemos en cuenta todo el primer semestre de 2010, la proporción asciende a un 50% menos de llegadas que las producidas entre enero y junio de 2009. Esto se explica, en parte, por los acuerdos alcanzados con los gobiernos de los países de origen, según López Garzón.

A pesar de esta caída en la inmigración, que también es consecuencia de la crisis financiera y la recesión, la población española aumentó durante 2009 en 161.000 habitantes, alcanzando la cifra total de 45.989.000. La población de la UE también creció y, aunque el crecimiento natural (la diferencia entre los nacimientos y las defunciones) fue positivo (del 1 por mil), alrededor del 60% del crecimiento de la población, cifrado en 1,4 millones de nuevos habitantes, fue gracias a la inmigración.

El descenso de la inmigración podría acarrear consecuencias negativas para países como España en una situación como la actual. Según ha recordado el director de Inmigración de la Comunidad de Madrid, Pedro Gómez Tavira, en los Cursos de Verano de la Universidad Rey Juan Carlos, "necesitamos de la inmigración” si se quiere “cobrar pensión”, por suponer un factor importante para la economía española. Consciente del descenso de la inmigración en España, ha aclarado que "no queremos para los inmigrantes ni discriminaciones ni ventajas, sino igualdad de oportunidades.”.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Reto DemográficoPP Creemos en La Rioja
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí