Sábado 3 de Diciembre de 2022Actualizado 22:17

El 27 de julio de 2010

Tiempo de lectura: 01:33
|||

La UE adopta una nueva postura para frenar los planes de Irán

Las nuevas medidas contra Irán pretenden enviar un mensaje sobre la  "grave y creciente preocupación" de los Veintisiete ante su programa nuclear.

Catherine Ashton en el Parlamento Europeo

Redacción

El Consejo de la Unión Europea (UE) acaba de aprobar una serie de medidas restrictivas contra Irán, uniéndose a lo acordado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y aportando propuestas propias. Los líderes europeos han aclarado que con estas sanciones no pretenden perjudicar a Irán, sino forzarle a que se siente a retomar las negociaciones para que abandone su programa energético.

Así,
, la Alta Representante para la Política Exterior y la Seguridad Común, precisó que "las sanciones no son un fin en sí mismo", sino que con ellas pretenden resolver la cuestión nuclear “lo antes posible”. Por su parte, el Ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, aclaró que siguen abiertos al diálogo con Irán, aunque las medidas aprobadas por el Consejo de Seguridad y por el Consejo Europeo deberán ser aplicadas con “firmeza”.

Las sanciones no se centrarán en el sector de la energía atómica, sino que se adoptarán las medidas  asumidas por el Consejo de Seguridad de la ONU referentes al comercio, los transportes  y el sector financiero, entre otros. Éstas se complementarán a través de medidas tomadas directamente por el Consejo Europeo.

De esta manera, se prohibirá la venta o suministro de armas y material relacionados de cualquier tipo, prestando especial atención a los bienes de doble uso que puedan ser empleados en el enriquecimiento de uranio. Los Estados miembros deberán “mostrarse cautos a la hora de asumir nuevos compromisos a corto plazo de apoyo financiero público y privado”, y se prohibirá la entrada en suelo de la UE de aviones de mercancía precedentes de Irán.

Igualmente se prohibirán la compraventa de títulos públicos iraníes y la prestación de seguros al Gobierno y a las empresas de Irán. Tampoco será posible la apertura de nuevas filiales de bancos o entidades financieras iraníes en territorio europeo.

El jefe de la diplomacia británica, William Hague, ha reconocido que estas sanciones “sin precedentes” son una presión importante para Irán, que aún tiene las puertas abiertas para una negociación multilateral.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAmigos de la Tierra concurso cortosAyto online OMIC
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí