Sábado 10 de Diciembre de 2022Actualizado 09:35

El 22 de julio de 2010

Tiempo de lectura: 01:46
|||

La política medioambiental europea, cuestionada

Ecologistas en Acción solicita a la UE que se replantee el uso de la biomasa y de los agrocarburantes como fuertes medidas para luchar contra el cambio climático.

medio ambiente

Redacción

La biomasa y los agrocarburantes son dos fuentes de energía alternativa que se han hecho un hueco importante en la política de la Unión Europea (UE), pero según el estudio “Bioenergía: una bomba de tiempo en la contabilidad del carbono” (que a su vez recoge los resultados de dos estudios), realizado por BirdLife, Transport & Enviroment y European Enviromental Bureau, probablemente el uso de las mismas no sirva para luchar contra el cambio climático.


Basándose en estos estudios, Ecologistas en Acción ha exigido una ley que la reducción de las bolsas de plástico, medidas que hasta ahora habían sido voluntarias de diferentes iniciativas y del Plan Nacional Integrado de Residuos (PNIR).

El primer estudio que se recoge del informe,“La deuda de carbono de la bioenergía” analiza el tiempo que tardará el carbono de origen vegetal que se ha quemado en volver a ser fijado en una nueva planta, compensando así las emisiones realizadas. El proceso es beneficioso desde el principio, aunque no tiene emisiones nulas en el caso de tierras de cultivo o bosques. En este sentido la actual política de la UE de agrocarburantes y biomasa seguramente no sirva para luchar contra el cambio climático pues el objetivo del organismo no es válido ni sostenible para producción local, por lo que serían necesarias importaciones y usos abusivos del suelo que acelerarían el proceso del cambio climático (en el caso de bosques explotados los beneficios pueden tardar entre dos y tres siglos en producirse).

En cuanto al segundo análisis “Biofueles: cambio de uso de la tierra indirecto e impacto climático” pone aun más en duda la política medioambiental europea al denunciar que no se están teniendo en cuenta las emisiones debidas a los cambios indirectos del suelo, es decir, a menudo los agrocombustibles reemplazan a cultivos de alimentos o pastos para ganado que no son reubicados en otras zonas ricas en CO2, lo que provoca una liberación de este gas no contabilizada.

En definitiva, lo que expone la organización es que en la mayoría de los cultivos no se cumplen los ahorros de emisiones que establece la propia UE y que, según algunos de los modelos, algunos agrocombustibles son mayores emisores de CO2 que los combustibles fósiles. Por eso, según Ecologistas en Acción, “es imprescindible una revisión de las políticas sobre los usos energéticos de la biomasa por parte de la UE para asegurar que no terminarán acelerando el cambio climático” .

|||

A favor En contra

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAgenda 2030Amigos de la Tierra concurso cortosAyto online OMIC
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí