Miércoles 8 de Febrero de 2023Actualizado 11:09

El 2 de julio de 2010

Tiempo de lectura: 01:58
|||

El alto precio de la liberación de Shalit

El primer ministro de Israel insiste en que su gobierno pagará “un alto precio” para liberar al soldado israelí, quien fue retenido por Hamas en la Franja de Gaza en 2006.

Gilad Shalit

Redacción

Uno de los puntos claves en la tensión existente entre israelíes y palestinos es sin duda la retención del soldado israelí, Gilad Shalit, por parte de Hamas. Este caso ha conmocionado a la opinión pública de Israel, quien exige a su gobierno que haga lo necesario para conseguir la liberación del joven soldado. La presión al gobierno israelí es tal que el primer ministro del país, Benjamin Netanyahu, ha asegurado que su gobierno está dispuesto a pagar “un alto precio” y liberar a 1.000 presos palestinos por el regreso de Shalit, aunque advirtió de que no promovería un acuerdo “a cualquier precio”.


En un discurso en el que trató las negociaciones sobre Shalit, cuatro días después de que familiares y simpatizantes del soldado iniciasen una marcha desde Galilea a la residencia de Netanyahu, el primer ministro respondió a la creciente presión con una puerta abierta a la liberación.


Así, Netanyahu afirmó que “Israel está dispuesto a pagar un alto precio por liberar a Shalit, pero no puede pagar cualquier precio”, según recoge la prensa local. El soldado fue detenido en el año 2006 en la Franja de Gaza durante una incursión militar transfronteriza.


La solución del problema podría llegar con un intercambio de prisioneros, “una decisión difícil para cualquier gobierno”
, ya que para Netanyahu esto supone liberar terroristas. El primer ministro reconoció que en anteriores ocasiones los reos amnistiados incluso han participado en nuevos atentados y apuntó que en el acuerdo para liberar al empresario Elhanan Tannenbaum, en 2004, quedaron libres 400 presos que han provocado desde entonces un total de 27 asesinatos de israelíes.


En esta ocasión, Netanyahu está dispuesto a perdonar las condenas a 1.000 presos palestinos encerrados en cárceles de Israel, como propuso la mediación alemana.


El jefe del Ejecutivo añadió que si Hamas acepta, el trato saldrá adelante, aunque alertó de que acordaría determinados protocolos de seguridad para reducir el riesgo de atentados, como que no vuelvan a determinadas zonas de Cisjordania. Además, descartó la liberación de algunos cabecillas terroristas.


Por otro lado, la situación que vive la Franja de Gaza parece empezar a mejorar. Naciones Unidas ha comenzado a distribuir en la zona la mercancía incautada por Israel a la denominada Flotilla de la Libertad, en cuyo asalto, el pasado 31 de mayo, murieron nueve activistas turcos, según informó la propia organización internacional en un comunicado.


“El primero de los camiones de la flotilla turca entró en Gaza ayer”,
apunta la nota, en la que se defiende que la mercancía será distribuida entre los ciudadanos “adecuados”. “El resto de la carga está previsto que entre en Gaza durante las próximas semanas”, señala la ONU.


|||

A favor En contra

0 comentarios
Sanidad PúblicaADER Febrero 23