Miércoles 28 de Julio de 2021Actualizado 21:52

El 10 de junio de 2010

Tiempo de lectura: 04:39
|||

Irán es sancionado por la ONU

Tras meses de debates y diferentes posturas frente al programa nuclear iraní, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprueba nuevas sanciones contra el régimen de Mahmud Ahmadineyad.

Misil

Redacción

La postura más crítica, liderada por Estados Unidos, que buscaba nuevas sanciones internacionales contra el régimen de Irán por el desarrollo de su programa nuclear, ha conseguido su propósito. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha aprobado una resolución en la que dispone un nuevo paquete de sanciones contra Irán “por la falta de cooperación de ese país para demostrar el carácter pacífico de su programa nuclear”, afirma la organización internacional.


El texto, propuesto por Francia, Alemania, el Reino Unido y Estados Unidos, fue aprobado por 12 votos a favor, la abstención de Líbano y los votos en contra de Brasil y Turquía.


Esta resolución es la cuarta emitida por el órgano de la ONU que dispone sanciones contra el régimen iraní e impone por primera vez restricciones para la venta a ese país de armas convencionales como tanques, helicópteros y sistemas de cohetes. Además, autoriza a todos los Estados a inspeccionar las embarcaciones y aviones iraníes, de los que tengan suficientes sospechas de que puedan transportar materiales relacionados con la industria nuclear.

Igualmente, la resolución refuerza el control de las actividades financieras y bancarias del país y aprueba el congelamiento de activos de entidades sospechosas de tener relación con las actividades no declaradas desprograma nuclear. También amplia una lista negra de empresas iraníes a las que se les prohíbe inversiones en el exterior y veta el vínculo de compañías iraníes en actividades relacionadas con la producción de uranio y la fabricación de misiles balísticos con capacidad de llevar cabezas nucleares.

Además, el documento impone restricciones de viaje a individuos vinculados con las empresas incluidas en la lista, entre otras medidas.


Reacciones


Por su parte Brasil y Turquía, quienes han firmado recientemente un acuerdo nuclear con Irán, votaron hoy en contra de la resolución que impuso un nuevo de paquete de sanciones a Irán.


Al explicar este voto, la embajadora brasileña Maria Luiza Ribeiro Viotti, sostuvo que esas medidas de castigo hacen sufrir a las poblaciones de los países contra los cuales se adoptan, y no consiguen su objetivo, como quedó demostrado en el caso de Irak. “También votaremos en contra porque la adopción de sanciones en esta coyuntura va en contra del exitoso esfuerzo de Brasil y Turquía de involucrar a Irán en una solución negociada para su programa nuclear”, dijo la embajadora brasileña.


Ribeiro Viotti lamentó que la Declaración de Teherán no haya recibido el reconocimiento político que merece ni se le haya dado tiempo para madurar. Además, expresó preocupación por la forma en que los cinco miembros permanentes del Consejo y un país que ni siquiera es miembro, Alemania, negociaron durante meses las sanciones a puerta cerrada.


Por su parte, el embajador de Turquía,
Frtugrul Apakan, consideró que las sanciones afectarán negativamente el ímpetu logrado con la Declaración de Teherán y el proceso diplomático en su conjunto.

Apakan afirmó, no obstante que la adopción de la resolución no debe ser vista como el final de los esfuerzos diplomáticos, al contrario, añadió, “los trabajos para encontrar una solución pacífica deben continuar con mayor firmeza”. El embajador turco aclaró que el voto en contra no debe interpretarse como indiferencia hacia la naturaleza del programa nuclear iraní y subrayó que su país ha instado a Irán a mostrar transparencia y fomentar la confianza cooperando con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).


También se ha mostrado esperanzado, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, quien ha insistido en que mantiene su apoyo a una solución política, amplia y negociada al programa nuclear iraní.


Ban ha subrayado la importancia de que Irán respete todas estas resoluciones y coopere con el OIEA para resolver todos los asuntos pendientes referentes a sus actividades nucleares y aseguró que estas condiciones son esenciales para fomentar la confianza de la comunidad internacional en el carácter pacífico del programa nuclear iraní.

Ante la aprobación de la resolución sancionadora, el gobierno de Rusia ha decidido congelar un contrato con Irán de venta de sistemas de misiles S-300, según informó la agencia rusa Interfax.


“Por supuesto que el contrato de entrega de sistemas de misiles S-300 se congelará”, señaló una fuente no identificada de la industria armamentística de Rusia, citada por Interfax.


Responsables rusos dijeron que las sanciones no limitarían la venta de los S-300, los cuales pueden derribar aviones o varios misiles simultáneamente. Tanto Estados Unidos como Israel han pedido repetidas veces a Rusia que no vendiese misiles a Irán.


La respuesta de Irán


Tras conocer la decisión del Consejo de Seguridad, Irán se ha mostrado determinado a ejercer “su derecho inalienable a la tecnología nuclear con fines pacíficos y a crecer con sus propios avances científicos”, afirmó el embajador iraní ante Naciones Unidas, Mohammad Khazaee.


El diplomático iraní sostuvo que como víctima del uso de las armas de destrucción masiva en la historia reciente, Irán ha rechazado y se ha opuesto al desarrollo y uso de éstas, cualquiera que sea el motivo.

Al dirigirse a los miembros del órgano de seguridad de la ONU, Khazaee dijo que esta postura del gobierno de su país se hizo patente con la asistencia este año del presidente Mahmud Ahmadineyad a la Conferencia de Revisión del Tratado de No Proliferación, donde el mandatario expresó el compromiso iraní con ese instrumento internacional y pugnó por reforzarlo.

El embajador acusó al Consejo de Seguridad de velar sólo por los intereses de los países poderosos y citó como ejemplo la falta de acción del órgano de la ONU cuando Irak utilizó armas químicas contra los civiles kurdos y los soldados iraníes.

“El poder de veto de los proveedores de estas armas inhumanas inmovilizó al Consejo en aquella ocasión y les permitió hoy imponer esta nueva resolución”, dijo.

Finalmente, Khazaee subrayó que ninguna presión podrá acabar con la determinación de Irán de defender sus derechos. “Irán, como uno de los países más poderosos y estables de la región, nunca se ha sometido ni se someterá ante las presiones y acciones hostiles de estos pocos poderes, y continuará defendiendo sus derechos”, puntualizó.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Reto Demográfico
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí