Jueves 20 de Enero de 2022Actualizado 12:40

El 24 de mayo de 2010

Tiempo de lectura: 02:58
|||

Duras medidas contra Corea del Norte

El régimen de Corea del Sur decide eliminar las relaciones comerciales con el país vecino que impliquen el paso por sus aguas, además del acceso de personas.

Presidente de Corea del Sur

Redacción

El conflicto diplomático por el hundimiento del buque surcoreano Cheonan tan sólo acaba de empezar. Ante las conclusiones de la investigación realizada por Corea del Sur, en las que se apunta como responsable del accidente a Corea del Norte, el presidente surcoreano, Lee Myung Bak, ha adoptado duras medidas contra su país vecino.


Lee ha afirmado en un mensaje televisado que Corea del Sur eliminará cualquier tipo de flujo de comercio con Corea del Norte que implique el paso por sus aguas jurisdiccionales, que de igual modo prohibirá el paso a toda persona que intente acceder desde su territorio a Corea del Norte y que exigirá a Pyongyang disculpas públicas por su supuesta responsabilidad en el hundimiento del Cheonan, en el que murieron 46 marineros.


Además, el mandarario  surcoreano afirmó que Corea del Sur se reserva el derecho a responder militarmente a Corea del Norte de la forma que considere necesaria, al mismo tiempo que anunció que las autoridades de su país impedirán a los navíos mercantes norcoreanos el acceso a sus aguas.


“Urjo solemnemente a las autoridades norcoreanas que se disculpen de forma inmediata
con la República de Corea [en referencia a Corea del Sur] y el conjunto de la comunidad internacional” afirmó Lee.


“El objetivo de Corea del Norte ha sido instigar la división y el conflicto”, sostuvo el presidente surcoreano. “Ha llegado el momento de que el régimen norcoreano cambie”, añadió.


Además, Seúl anunció que reanudaría las emisiones de propaganda, a través de altavoces, a lo largo de la frontera, una medida que había sido suspendida hace seis años.


Por otro lado, Lee aseguró que llevará el caso del Cheonan ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que este organismo imponga a Pyongyang las sanciones que considere oportunas.

 

A pesar de todo, Lee anunció que mantendrá los programas de ayuda a los niños norcoreanos, un tercio de los cuales presentan síntomas de malnutrición, según la ONU. Sin embargo, mandará congelar todos los esfuerzos de su país en el complejo industrial conjunto de Kaesong, que gestionan ambos países y está situado en territorio norcoreano, muy cerca de la frontera.


Mientras, el gobierno de Corea del Norte ha amenazado con abrir fuego contra Corea del Sur si el gobierno surcoreano cumple con su advertencia de comenzar a emitir mensajes propagandísticos anti norcoreanos a lo largo de la frontera que separa ambos países, informó la agencia estatal KCNA.


Además el régimen norcoreano volvió a defender su derecho a aumentar su capacidad disuasoria nuclear y a desarrollar armas atómicas de una forma “transparente”. El comunicado de KCNA fue emitido horas después de que Seúl anunciase varias medidas como respuesta al hundimiento del buque Cheonan. 


Respuestas internacionales

Por su parte, Japón respalda la decisión anunciada  por el gobierno de Corea del Sur de llevar a Pyongyang ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, informó el secretario jefe del gabinete japonés, Hirofumi Hirano.
“Apoyaremos enérgicamente a Corea del Sur”, indicó Hirano en rueda de prensa. “Por supuesto, un requisito previo para ello es el de que se produzca una estrecha cooperación entre Japón, Estados Unidos y Corea del Sur”, añadió. “Si eso se produce, nos gustaría ejercer un papel para que, si se dan las circunstancias, China pueda sumarse a nuestra postura”.


También la Administración estadounidense ha mostrado su apoyo al régimen surcoreano.
La Casa Blanca ha afirmado que da todo su apoyo a los planes del presidente Lee Myung Bak de castigar a Corea del Norte. “Apoyamos la exigencia del presidente Lee de que Corea del Norte se disculpe inmediatamente, castigue a los responsables del ataque y, lo más importante, ponga fin a su comportamiento beligerante y amenazante”, afirmó en un comunicado el portavoz principal de la Casa Blanca, Robert Gibbs.


“El apoyo de Estados Unidos a la defensa de Corea del Sur es inequívoco,
y el presidente  ha ordenado a nuestros comandantes militares que colaboren estrechamente con los oficiales de Crea del Sur para que estén preparados para frenar una posible agresión en el futuro”, añadió Gibbs.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoTeatro Bretón 22 eneroAyto Bretón PlateaPP Creemos en un futuro en libertadSDL Campaña socios enero 22
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí