Miércoles 8 de Febrero de 2023Actualizado 15:36

El 23 de mayo de 2010

Tiempo de lectura: 03:20
|||

Los bomberos han reanudado esta tarde la búsqueda de los cuerpos de los fallecidos

Los trabajos comenzaban esta mañana después de que una viga cediera en uno de los pisos ayer por la tarde, lo que provocó el cese de la búsqueda por parte de los bomberos. Hasta que todos los restos mortales no estén identificados no se les podrá dar sepultura.

Redacción

   Tras el susto que padecieron ayer, los bomberos han vuelto al trabajo. Una viga cedió en una de las plantas y la búsqueda de los cuerpos de los fallecidos tuvo que ser suspendida debido al peligro que entrañaba seguir en el edificio nº 25 de la Gran Vía.

Sin embargo, esta mañana los bomberos han reanudado la localización de los restos mortales que faltan, tanto de los adultos como de los niños.

Son ya dos largas jornadas de trabajo para todo el personal de Protección Civil, Cruz Roja, Bomberos y Policía nacional y local. Éstos últimos han estado todo el día vigilando el edificio afectado para evitar cualquier peligro. De hecho, la Policía Local ha llevado un control exhaustivo de las personas que acceden al edificio, así como de los objetos que se retiran.

Así mismo, esta mañana ya han podido acceder al inmueble algunos vecinos de las plantas primera y segunda. Han visto el estado de sus viviendas y han podido retirar algunos de sus enseres. A partir de mañana, a las 11, volverán a lo que eran sus hogares. El resto de vecinos de las plantas 4ª y 5ª plantas tendrán que esperar ya que hay muchas dificultades de acceso.

El tráfico rodado de la Gran Vía se ha normalizado desde las 23,30 horas de ayer y el acceso peatonal está ya abierto, sólo se mantiene un espacio de dos metros alrededor de la casa afectada como protección, dado el estado en el que se encuentra el edificio.

PRIMER DÍA DE LUTO OFICIAL POR LOS FALLECIDOS
Una pareja y sus dos hijos de corta edad fallecieron ayer como consecuencia de una explosión de gas registrada en una vivienda en el centro de la ciudad. Además la abuela paterna, de 81 años, que se encontraba en la vivienda en el momento de la explosión, resultó herida grave, mientras que otras ocho personas sufrieron heridas de carácter leve.

Los fallecidos son Roberto Edgardo Videla (39 años), Marta Liliana Saa Lazo (39 años) y sus hijos Exequiel Andrés (9 años), y Katherine Alexandrade (8 años). La mujer ingresada en el Hospital San Pedro con pronóstico grave, Rafaela María, es la abuela paterna de los niños. 

Los bomberos encontraron sus cuerpos en una habitación donde se encontraban las víctimas, que han sufrido grandes destrozos y costará identificarlos, explicaba ayer el alcalde de Logroño, Tomás Santos, en la céntrica vía logroñesa visiblemente afectado por la tragedia.

En la vivienda en la que ha ocurrido la explosión habitaba la abuela paterna, viuda de 81 años, que fue rescatada con heridas graves y trasladada al Hospital San Pedro, donde quedó ingresada con quemaduras en el 12% de su cuerpo.

La explosión tuvo lugar a las siete de la mañana en el tercer piso del número 25 de la Gran Vía, en pleno centro de la ciudad, y provocó importantes destrozos en la fachada del edificio.

Los efectivos de la Policía Local y de los Bomberos del Ayuntamiento de Logroño que se desplazaron al lugar comprobaron que, debido al fuerte olor, presuntamente la explosión fue ocasionada por gas.

Los Bomberos de Logroño acudieron al lugar con dos vehículos de altura, entraron a través de la fachada y estuvieron extinguiendo un fuego producido en la cocina de la vivienda en la que presuntamente se originó el incendio y que se extendió a otros pisos del edificio.

POSIBLE DEMOLICIÓN DEL EDIFICIO
Durante toda la mañana, los Bomberos estuvieron asegurando el edificio, en un principio todo apuntaba que la estructura no estaba dañada, pero a primera hora de la tarde el alcalde de Logroño afirmaba que el inmueble había sufrido grandes daños y que posiblemente iba a ser demolido, están a la espera de los resultados del informe técnico. Las tareas de desescombro se han realizando con mucha lentitud debido al estado en el que ha quedado el inmueble.

El edificio consta de una planta principal más cuatro alturas. Las hipótesis de trabajo sitúan la explosión en el tercer piso, donde se ha caído el forjado al piso de abajo. También se ha visto afectado el forjado que limita con el cuarto piso.

Los vecinos afectados han acudida al Servicio de Información del 010 para denunciar los daños producidos en sus viviendas, que serán comprobados por los servicios de arquitectura del Ayuntamiento para realizar una valoración. Tanto Gobierno de La Rioja como Ayuntamiento de Logroño trasladaron ayer sus condolencias a los familiares y amigos de los cuatro fallecidos y las banderas de la plaza del Ayuntamiento ondearán a media asta durante tres días en señal de luto.
|||

A favor 10 En contra 0

0 comentarios
Sanidad PúblicaADER Febrero 23