Lunes 26 de Julio de 2021Actualizado 17:58

El 21 de mayo de 2010

Tiempo de lectura: 01:51
|||

Obama y Calderón hablan de la Ley Arizona

Durante su visita a Estados Unidos, el mandatario mexicano pudo transmitir a Barack Obama su descontento por la legislación sobre inmigración aprobada recientemente por el estado de Arizona.

Felipe Calderón

Redacción

El presidente de México, Felipe Calderón, se ha reunido con su homólogo estadounidense, Barack Obama, durante su visita oficial al país norteamericano. Allí ambos  mandatarios han podido hablar sobre diferentes asuntos que implican a las dos naciones, entre ellos, la polémica Ley Arizona.


Durante su discurso ofrecido en inglés, Calderón se refirió nuevamente a dicha legislación a la que condenó por introducir “una terrible idea discriminatoria” al facultar a las fuerzas de seguridad a solicitar a los inmigrantes la documentación y detener a quienes no demuestren su residencia legal en Estados Unidos.


“Estoy completamente en desacuerdo con la adopción de la reciente ley en Arizona. Es una ley que no sólo ignora una realidad que no puede borrar por decreto, sino que también introduce la terrible idea usar los rasgos raciales como base” para su aplicación, dijo el mandatario mexicano provocando una fuerte ovación.


Ni Estados Unidos ni México pueden “ignorar” que esta normativa es una “amenaza a los derechos civiles y a la democracia, dos valores básicos que compartimos como vecinos y socios”, señaló Calderón, al exhortar a buscar “una mejor manera de enfrentar y resolver juntos este problema común”.


Además el presidente de México aclaró que su Gobierno no quiere que los mexicanos se vayan del país. “Cada migrante es un padre que quizá no vea a sus hijos”, dijo al urgir a los legisladores estadounidenses a “trabajar sobre el tema para reducir la migración y convertir este fenómeno en un orden legal”.


Por su parte, Obama reafirmó ante Calderón las críticas ya manifestadas previamente contra la ley de inmigración de Arizona y afirmó que supervisará la aplicación de la normativa “muy de cerca”.


El mandatario estadounidense explicó que la Ley Arizona es una “expresión mal enfocada de la frustración por el roto sistema migratorio” y aseguró que su Gobierno se había gastado una cantidad de recursos “sin precedentes” para controlar la llegada irregular de extranjeros a territorio estadounidense.


“Quiero que todos, estadounidenses y mexicanos, conozcan que mi administración está siguiendo muy de cerca la Ley Arizona”
, explicó. “Estamos examinando todas las implicaciones, especialmente para los derechos civiles, porque en Estados Unidos, ninguna persona, sea un ciudadano estadounidense, un inmigrante legal o un visitante o turista de México, debe ser objeto de sospecha simplemente por su aspecto”, agregó Obama, quien destacó en varias ocasiones los vínculos que unen a los dos países vecinos.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Reto Demográfico
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí