Sábado 31 de Julio de 2021Actualizado 19:05

El 19 de mayo de 2010

Tiempo de lectura: 02:08
|||

“En Europa hay contratos bien peculiares que afectan a los Derechos Humanos”

El presidente de Ecuador se suma a otros líderes latinoamericanos y expresa su descontento con la política migratoria de la Unión Europea, durante un encuentro con inmigrantes ecuatorianos en Madrid.

José Luis Rodríguez Zapatero y Rafael Correa

Redacción

Las críticas a la política migratoria de la Unión Europea (UE) por parte de los presidentes latinoamericanos parecen no cesar en los últimos días. Con motivo de la VI Cumbre Unión Europea, América Latina y el Caribe, muchos mandatarios del otro lado del Atlántico se dieron cita en Madrid, donde han participado en diversos actos paralelos.


En uno de estos eventos, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha expresado su descontento con las políticas y normativas que los Veintisiete aplican a la población inmigrante, uniéndose así a las críticas anteriores de los presidentes de Bolivia y Argentina.


Correa ha afirmado que confía en que su homólogo español, José Luis Rodríguez Zapatero, proteja los derechos de los inmigrantes aunque cuestionó la voluntad de la Unión Europea para impulsar esta iniciativa a nivel regional.


“Yo confío mucho en el presidente Rodríguez Zapatero, creo que es un hombre muy solidario, muy responsable”,
dijo Correa durante el encuentro que mantuvo con inmigrantes ecuatorianos en la facultad de medicina de la Universidad Complutense de Madrid.


El mandatario hizo estas declaraciones en referencia a la reunión bilateral que sostuvo con Rodríguez Zapatero en el marco de la Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, América Latina y el Caribe, donde le trasladó su inquietud por los problemas que están teniendo los inmigrantes para renovar sus permisos de residencia en España después de perder sus puestos de trabajo a causa de la crisis.


“Hemos propuesto cómo Europa puede mostrar su solidaridad con Latinoamérica y les hemos pedido que sean más flexibles con la política migratoria
y que a la gente que pierde su trabajo se le conceda un tiempo prudencial para encontrar otro trabajo sin que pierda su residencia”, aclaró Correa.


Además, el dirigente ecuatoriano planteó a Rodríguez Zapatero la situación que viven muchos inmigrantes que sin empleo se ven incapacitados para hacer frente a los créditos que han avalado con sus hipotecas y que a causa de ello pierden sus viviendas pero no ven liquidada la deuda.


“En Europa hay contratos bien peculiares que afectan a los Derechos Humanos.
Estamos estudiando si es posible llevarlo a tribunales internacionales porque resulta que ustedes dan la casa pero no se extingue el crédito. Eso es una barbaridad, es una monstruosidad”, aseveró.


Por otro lado, Correa mostró sus satisfacción por la respuesta que obtuvo por parte del Gobierno español
para comprometerse “en la lucha de los derechos de los inmigrantes” que aceptó incluir esta cuestión en el texto final de las conclusiones de la Cumbre de Madrid. Sin embargo, Correa manifestó su decepción con el bloque comunitario por eludir esta problemática.


“De parte de España siempre encontramos apoyo en estas cosas. Insisto, yo confío en el presidente Rodríguez Zapatero, creo que es un hombre sensible y solidario, pero a nivel de la Unión Europea no hay la misma voluntad”, agregó.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Reto DemográficoPP Creemos en La Rioja
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí