Miércoles 4 de Agosto de 2021Actualizado 19:32

El 14 de mayo de 2010

Tiempo de lectura: 02:15
|||

México elevará su protesta a Obama

El presidente mexicano ha insistido en que la Ley Arizona podría dañas las relaciones entre su país y Estados Unidos. Mientras el fiscal general de Florida muestra su apoyo a la normativa.

Felipe Calderón

Redacción

La Ley Arizona podría convertirse en  un gran obstáculo para unas buenas relaciones entre Estados Unidos y México. Así lo ha confirmado el presidente del Estado latinoamericano, Felipe Calderón, quien ha anunciado que durante la reunión que mantendrá en Washington la próxima semana con su homólogo estadounidense, Barack Obama, expresará su rechazo a la controvertida ley migratoria.


Según el mandatario mexicano, la ley aprobada a finales de abril por la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, “desgraciadamente afecta” a las relaciones entre Estados Unidos y México, reconoció Calderón en una entrevista con Reuters.

La inmigración “es un tema muy sensible en ambos lados de la frontera, pero yo sé de la voluntad del presidente Obama, y ambos estamos haciendo y haremos más para evitar que las relaciones puedan verse verdaderamente afectadas”, agregó.


Poco después de su ratificación, el propio Obama calificó de “equivocada” la ley, que permite la detención arbitraria de aquellas personas sospechosas de estar en situación irregular y pretende aumentar el número de deportaciones.


“Además de elevar nuestra protesta al Gobierno de los Estados Unidos, como lo haré en mi próxima visita de Estado y en el propio Congreso americano, hemos dado órdenes a los consulados mexicanos en Arizona y en otros estados de la unión americana para coadyuvar a la protección legal de los migrantes mexicanos”, explicó Calderón.


Mientras, al otro lado de la frontera, el fiscal general de Florida y uno de los candidatos republicanos a gobernador del estado, Bill McCollum, ha afirmado que apoyaría que su estado impulsara una ley en materia en inmigración similar a la de Arizona.


Según McCollum (que afirma que dicha ley ha sido lo suficientemente enmendada por el Congreso de Arizona para eliminar sus aspectos más polémicos) esta iniciativa es una posible solución a lo que considera un abandono por parte de la Casa Blanca a los gobiernos estatales y locales, a los que denuncia no les han dado suficientes recursos para afrontar las políticas de inmigración.“Apoyo la ley de Arizona [...], y si el Gobierno federal no asegura nuestras fronteras y resuelve el problema de la inmigración ilegal, apoyaría una ley similar en Florida”, afirmó McCollum en declaraciones recogidas por el diario de Miami El Nuevo Herald.


“El gobierno de Obama no está suministrando suficientes recursos y funcionarios para aplicar la ley federal de inmigración [...], no han afrontado los serios problemas de la seguridad en la frontera y ahora los estados cargan con un mayor peso para mantener seguras nuestras ciudades, calles y ciudadanos”, afirmó McCollum.


“Como fiscal general y como próximo gobernador de Florida, estoy comprometido a promover nuevas y agresivas iniciativas para mantener segura Florida”, afirmó McCollum que presentará su candidatura a gobernador del estado por el Partido Republicano en las elecciones de noviembre de este año.


Estas declaraciones de McCollum contrastan con sus primeras declaraciones sobre la polémica normativa de Arizona. “Creo que Arizona tiene sus propios y únicos problemas. No creo que la Florida debe promulgar leyes como esa, de excesivo alcance”, afirmó el candidato republicano el pasado día 27 de septiembre.

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí