Rioja2

Martes 22 de Octubre de 2019Actualizado 22:39

Adrenaline Webads
El 7 de mayo de 2010

Tiempo de lectura: 04:56
|||

Sanz critica la "inacción" del Gobierno de Cantabria ante el Concierto Económico Vasco

El presidente riojano asegura que los cántabros pueden estar tranquilos porque La Rioja y Castilla y León "darán la cara por ellos"

Agencias

El presidente de La Rioja, el 'popular' Pedro Sanz, aseguró que la defensa de las comunidades limítrofes frente al 'blindaje' del Concierto Económico Vasco es una cuestión "de futuro" y de derechos en la que "todos" deberían estar, y por eso, lamentó las posturas "cómodas" de quienes esperan que sean "los demás" los que "se metan al río a sacar los peces" para después comer todos.

Esta idea la secundó también el presidente del PP cántabro, Ignacio Diego, quien lamentó que el Gobierno de Cantabria "deje que sean otros" (La Rioja y Castilla y León) los que "saquen las castañas del fuego y den la cara por los cántabros".

Sanz y Diego se reunieron esta mañana en la sede del PP cántabro para analizar la marcha de ambas comunidades y, en especial, las consecuencias que puede suponer para ellas el 'blindaje' del concierto vasco.

En rueda de prensa, el presidente riojano destacó cómo en su Comunidad ha habido una "unidad de acción", de forma que el recurso presentado por el Gobierno cuenta con el respaldo de los agentes económicos y sociales y se acompañará del recurso de su Parlamento. En Cantabria, en cambio, el Ejecutivo no es partidario de recurrir y el Parlamento, por su parte, ha rechazado una iniciativa del PP en ese sentido.

De todas maneras, Sanz pidió a los ciudadanos de Cantabria que estén "tranquilos", porque los riojanos y los castellano-leoneses defenderán sus derechos. "Vamos a estar ahí. Nos habría gustado estar con vosotros, pero vamos a sustituiros en la defensa de los intereses de todos, y de todos los españoles", dijo Sanz a los cántabros.

"AGRAVIO Y HUMILLACIÓN"
En palabras de Ignacio Diego, el 'blindaje' supone "un grave y duro agravio comparativo" para las comunidades limítrofes. El presidente riojano fue más allá, y no habló sólo de "agravio" o "amenaza" como el líder del PP cántabro, sino incluso de "pérdida de la dignidad" y de sentirse "discriminados y humillados".

"Nos han tapado la boca y cortado las manos. Nos han quitado derechos y dignidad. Nos han humillado. Somos ciudadanos de segunda. No somos españoles de primera, hay otros que tienen esos derechos", censuró.

De hecho, opinó que "es un tema que va mucho más allá de los temas ideológicos o incluso de partidos", porque "de lo que se está hablando es de la dignidad y del futuro" de los cántabros, riojanos y castellano leoneses, que han sido "moneda de cambio" en un "acuerdo mercantil" para defender "los intereses" del PNV, por un lado, y por otro los del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. 

Y el futuro, según dijo, tiene que ver con el desarrollo económico, con no renunciar a los derechos que corresponden a estas comunidades y con que "nadie se considere más ni menos" que ellas. "Es esencial para el futuro". "Si La Rioja no hubiera recurrido, la historia me condenaría", sentenció.

"UNIDAD DE ACCIÓN"
Tras dejar claro que La Rioja no va contra el Concierto Económico Vasco, sino contra el 'blindaje' que impide defenderse en los tribunales ordinarios frente a normas de las diputaciones forales, Sanz se preguntó "por qué quieren protegerse" y "por qué no dejan las cosas como están" si no van a "abusar".

"Tenemos que reaccionar", afirmó el presidente riojano, quien destacó que en su Comunidad esa reacción no ha sido sólo del Gobierno, sino con un "frente común". "Unidad de acción en la defensa de nuestros derechos como riojanos y como españoles", recalcó Sanz, quien consideró que "ésa es la grandeza del sistema democrático".

En cambio, contrapuso esa "grandeza" con las "miserias de políticos sin visión de Estado" que "pensando en intereses personales" cierran un "pacto mercantil", o frente a políticos como los que en Cantabria "pagan facturas por favores recibidos".

También abundó en este sentido Ignacio Diego, quien lamentó que los socialistas cántabros se han "plegado a los intereses de Zapatero", y también el presidente de la Comunidad, el regionalista Miguel Ángel Revilla, que "dobla la rodilla" y "supedita" los intereses de los cántabros a los de "aquel que le puso como presidente de Cantabria".

Frente a ello, elogió el ejemplo de Pedro Sanz, asumiendo como presidente de su comunidad la "responsabilidad" de liderar el sentir de su región, y lo contrapuso con la postura del Ejecutivo cántabro (PRC-PSOE), que se ha mantenido "ausente" en la "lucha" contra esa "amenaza".

Diego reconoció que en Cantabria no se ha constatado una reivindicación social a favor del recurso como ha sucedido en La Rioja, donde se cuenta con el respaldo de agentes económicos y sociales, pero lo achacó precisamente a la actitud del Gobierno regional.

Y es que, a su juicio, "conocedores del hecho de que el Gobierno no iba a poner entre sus prioridades" el recurso contra el 'blindaje', los agentes económicos y sociales han "supeditado" esa reivindicación a otros acuerdos. Pero consideró que es un "grave error", porque el blindaje supone "competir en desigualdad de condiciones" y eso "tiene una importante trascendencia de futuro" para la región.

En esta misma línea, Pedro Sanz tampoco cree que sea la posición "más adecuada" y consideró que se trata de una postura "muy cómoda", la de esperar que "los demás sean los que se metan al río, se mojen" y saquen los peces para todos.Ç


REFORMA ESTATUTARIA
En cuanto a la posibilidad de defender los intereses cántabros a través de una reforma estatuaria en lugar de recurrir el 'blindaje', como defiende Revilla, Ignacio Diego aseguró que es una "fútil salida ante un serio compromiso de posición" y recalcó que el PRC "no ha dado ni un solo paso" para la reforma.

Pedro Sanz, por su parte, alertó frente a la "locura" en la que puede desembocar el estado autonómico si no se le ponen "límites" y si a las modificaciones estatutarias se responde con otras modificaciones. "¿Y dónde terminamos? ¿Qué locura de estado autonómico vamos a construir? Habrá que poner un límite", apostilló.

Pero para ello aseguró que "es necesario tener un presidente del Gobierno que sea un hombre de Estado" para que la "arquitectura del estado autonómico no se rompa, porque si se rompen los cimientos, se viene abajo".


 

|||

A favor 0 En contra 2

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí