Lunes 24 de Enero de 2022Actualizado 21:44

El 6 de mayo de 2010

Tiempo de lectura: 01:51
|||

125 familias acogieron a 134 menores en 2009

Dentro del programa hay dos categorías: acogimiento en familia extensa (119 menores) y acogimiento en familia ajena (15 menores).

Redacción

El acogimiento familiar se lleva a cabo cuando determinadas circunstancias impiden que los menores permanezcan bajo la guarda o tutela de su familia, ya sea de forma temporal o permanente. En estos casos la Administración tiene la obligación de proteger a estos menores mediante el ejercicio de tutela.

Esta guarda puede ejercerse a través del acogimiento residencial, con el ingreso del menor en un centro, o el familiar, cuando se incorpora en una familia. Siempre que el menor pueda permanecer con una persona de su familia habrá que promover su acogimiento en un entorno conocido, es lo que se denomina acogimiento con familia extensa.

Tal y como explica la responsable del programa, Concha Santo Tomás, en la mayoría de los casos suelen ser abuelos que vuelven a ejercer el papel de padres, con una diferencia de edad muy grande. Esto propicia situaciones difíciles, por ejemplo en la adolescencia. El menor está en una edad complicada y los abuelos no saben cómo abordar temas como las drogas o la sexualidad.

Por este motivo, esta psicóloga cuenta que dentro del programa se hacen monográficos: “Las abuelas saben mucho sobre drogas porque sus hijos ya han tenido problemas. Saben de hachís o heroína pero, por ejemplo, no saben nada de las drogas de diseño, por eso este año hemos hecho un monográfico sobre ésto”.

La Administración les hace a los menores un seguimiento, al menos, dos veces al año y también realizan diferentes grupos por edad en los que los menores charlan y se dan cuenta de que lo que les pasa a ellos, también le pasa a otros.

Esta modalidad del programa está adquiriendo un alto grado de consolidación. Comenzó en el año 2000 con 22 familias y 29 menores y a 31 de diciembre de 2009 se contabilizaron 72 familias y 99 menores.

Luego están los casos en los que el menor no puede mantenerse en su propio entorno familiar y se incorpora en una familia ajena que previamente haya sido valorada como idónea y considerada como la más adecuada para las circunstancias o características del menor. A fecha 31 de diciembre de 2009 integran la bolsa 14 familias. Además, 10 menores se encuentran acogidos en ocho familias con carácter temporal.

En este caso todavía es más complicado, ya que hay que adaptar las situaciones de la familia que acoge, de la familia de origen y, sobre todo, del menor, que muchas veces presenta multipatologías o discapacidad. La consejera de Servicios Sociales, Sagrario Loza, ha querido destacar la generosidad de estas familias que acogen a menores aún sabiendo que no pueden acceder a la adopción. Aquí prevalece el perfil monoparental de una mujer en detrimento del hombre.

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoTeatro Bretón 22 eneroAyto Bretón PlateaPP Creemos en un futuro en libertadSDL Campaña socios enero 22Manifestación sindicatos agrarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí