Martes 7 de Diciembre de 2021Actualizado 22:33

El 4 de mayo de 2010

Tiempo de lectura: 03:07
|||

Hasta 14 badenes tendrían que ser reformados en Logroño

Conocidos también como 'guardas tumbados', algunos de ellos se han convertido más en un peligro que en una precaución. Autobuses Jiménez elabora un estudio sobre la altura y peligrosidad de los badenes de Logroño para que el consistorio reforme su estructura con el fin de evitar daños en los vehículos y posibles accidentes.

Badenes en Logroño

Redacción

Amortiguadores destrozados, bajos raspados y serios daños en las plataformas que sirven para facilitar el acceso a personas con problemas de movilidad y que se ubican en los bajos de los vehículos. Esto es con lo que se encuentra la empresa adjudicataria de los autobuses urbanos, Autobuses Jiménez, de la ciudad de Logroño. Los causantes de estos problemas son algunos de los badenes colocados por toda la capital riojana.

Badenes que también son conocidos como 'guardas muertos' o 'guardas tumbados' debido a su excesiva altura o a su ausencia de rampa. Su función es evitar que los vehículos circulen a más velocidad de la permitida en esa vía: 50 km/hora, 40 o incluso 30. A más velocidad el acceso es más brusco, por lo que obligan al conductor a frenar y a circular más lento. Además suelen ser también pasos de cebra elevados que permiten el acceso de los peatones de un lado a otro de la calle.

Hasta hace poco, impera la ley de la selva con respecto a la altura de los badenes. Pero una nueva normativa del Ministerio de Fomento que ha entrado en vigor este año establece que los badenes deben tener al menos un 1 metro de rampa, 4 metros de longitud en su superficie elevada y 10 centímetros de altura como máximo. Esta normativa se aplicaría a las localidades que no tengan una propia.

Domingo Dorado, concejal de movilidad del Ayuntamiento de Logroño, asegura a Rioja2.com que a pesar de que Logroño ya posee una normativa propia van a hacer todo lo posible por ajustarla a las directrices de Fomento, aunque reconoce que “algunas cosas de la nueva normativa son difícilmente aplicables a al ordenamiento urbano ya que los pasos elevados deben ajustarse a los bordillos y son éstos los que en ocasiones marcan la altura de los mismos”.

Dorado insiste en que en la medida de lo posible, se adaptarán a la normativa como en el caso de la anchura de la plataforma del badén que está establecida en 4 metros. Sin embargo, en cuanto a la altura, en ocasiones la realidad difiera con lo recomendado en la norma: hay calles con bordillo que se elevan del suelo unos 12 centímetros por lo que se supera en dos la altura establecida por Fomento.

Y son éstos, los que más problemas acarrean. De hecho, la empresa adjudicataria de los autobuses urbanos de Logroño, Autobuses Jiménez, ya se ha quejado en repetidas ocasiones de los daños materiales que causan los badenes a sus vehículos. Tanto es así, que la dirección de la empresa a encargado a sus inspectores que elaboren un estudio para determinar qué badenes son los más peligrosos.

De hecho, el propio concejal de Movilidad asegura que contará con ese informe, aunque desde la dirección de Autobuses Jiménez insisten que aún están esperando a que el Ayuntamiento se ponga en contacto con ellos.

En el estudio, al que ha tenido acceso Rioja2.com, se examinan 24 badenes repartidos por todos los barrios de Logroño y por los que atraviesa las seis líneas de autobús urbano. Y es en las líneas 3 (Las Norias-Alberite) y la 1 (Los Lirios-Lardero) donde los badenes son “muy altos”. El informe establece hasta 14 badenes demasiado elevados: el peor de todos está en el Barrio de Los Lirios, próximo al Centro Tecnológico de La Fombera en la Avenida de Zaragoza.  Pero hay otros muchos: los de la calle Madre de Dios o Avenida de Madrid, en Estrambrera o los dos que hay en la calle Piqueras.

El principal problema que ocasionan a los vehículos son los daños en la plataforma para personas con movilidad reducida que llevan adosada en los bajos los autobuses además de desgastar los amortiguadores.

El concejal Domingo Dorado recuerda que la colocación de badenes se viene haciendo desde hace nueve años y que su agresividad en los vehículos responde a la longitud de la rampa y a su pendiente. Esto marca la dificultad a la hora de circular con mayor velocidad.

“Está comprobado que las rampas con muy bajo desnivel no hacen nada porque los coches van a la misma velocidad aunque también te encuentras con el efecto contrario: son tan elevadas que te das cuenta que te has pasado” afirma Dorado que asegura que la voluntad del Ayuntamiento es ir renovando “poco a poco porque eso cuesta dinero” para que en un plazo de dos años los badenes más peligrosos hayan desaparecido de la ciudad”.

|||

A favor 7 En contra 0

3 comentarios

#3
Sopero05/05/2010 20:18h

En la calla Clavijo y paralelas hay unos que parecen escaleras.

A favor 1 En contra Denunciar

#2
AB04/05/2010 18:21h

Los badenes impuestos en las ciudades es un signo de falta de cultura, estos badenes son negativos para la mecanica del automovil (rotulas, amortiguadores, chasis, etc.) anulan el confor de marcha a sus pasajeros, perjudican ecologicamente pues al frenar se desprende ferodo y al volver acelerar el consumo aumenta con la contaminacion. Solamente es la solucion facil para irrespondables de la movilidad urbana.

A favor 7 En contra Denunciar

#1
Ciudadano04/05/2010 15:27h

Manda cojones que si se quejan los conductores no pasa nada, pero si se queja el Sr Jimenez le hangan caso... en fin... ¿somos realmente todos iguales? ¿a quien le supone más esfuerzo económico la sustitución de los amortiguadores? ¿a un pobre trabajador que justo le llega para echar gasolina o al Sr. Jimenez?

A favor 9 En contra Denunciar
Consejo Regulador DOC RiojaFamilias de AcogidaConvivencia escolarPremios DDHHTeatro Bretón ENTRECOPASPuzle Descubriendo La Rioja
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí