Martes 5 de Julio de 2022Actualizado 18:21

El 29 de abril de 2010

Tiempo de lectura: 03:12
|||

El patinazo de Brown y las aspiraciones de Clegg

El actual primer ministro y líder de los laboristas llama “intolerante” a una votante. Mientras el candidato de los liberales-demócratas asegura que su partido es la verdadera fuerza progresista del país.

Gordon Brown con la votante laborista

Redacción

La actualidad política de Reino Unido no deja de sorprender cuando sólo queda una semana para la celebración de las elecciones legislativas. Cada candidato está viviendo la campaña electoral de una manera. Así mientras el primer ministro británico, Gordon Brown, parece no levantar cabeza el candidato liberaldemócrata, Nick Clegg, cree ser el gran favorito.


La mala racha que atraviesa Brown culminó ayer por su actuación frente a una votante laborista. El actual primer ministro no dudó en llamar “intolerante” a la mujer después de que ésta le increpara sobre cuestiones como la inmigración y la delincuencia durante un acto de campaña. El líder laborista, que no sabía que el micrófono seguía abierto y que sus palabras eran grabadas, se ha apresurado a pedir disculpas.


Durante un acto en Rochdale (norte de Inglaterra), Brown intercambió unas palabras con Gillian Duffy, una mujer de 65 años. Mientras entraba en el coche, y sin percatarse de que seguía llevando el micrófono de la cadena Sky News y que éste estaba abierto, el primer ministro trasladó a un ayudante su malestar por el intercambio que había mantenido con la mujer.


“Ha sido un desastre, nunca deberían haberme puesto con esa mujer, ¿de quién fue la idea? Es ridículo”, señaló molesto Brown. Al preguntarle su ayudante el por qué de su malestar, replicó: “es simplemente el tipo de mujer intolerante que dice que solía ser laborista”.


Posteriormente, durante una entrevista en BBC Radio 2 y tras escuchar sus propias palabras, el primer ministro no dudó en disculparse. “Pido disculpas si he dicho algo que haya sido hiriente”, afirmó. Posteriormente, llamó por teléfono a la mujer para disculparse en persona por lo sucedido.


Desde el Partido Conservador y el Liberal Demócrata se han apresurado en echar leña al fuego. El responsable de Finanzas de los tories, George Osborne, subrayó que “esto es lo que pasa en las elecciones generales, que revelan la verdad sobre las personas”. Por su parte, el líder liberaldemócrata consideró que “uno debería siempre intentar responder las preguntas de la mejor manera posible. Fue grabado diciendo lo que ha dicho y tendrá que responder por ello”.


En cuanto a su propia candidatura,  Clegg aseguró que quiere ser primer ministro
porque considera que cuenta con un buen equipo para gobernar y porque su partido es en estos momentos la verdadera fuerza “progresista” en Reino Unido frente al laborismo. En su opinión, las elecciones del 6 de mayo son ahora cosa de dos, él y el candidato conservador, David Cameron.


En una entrevista publicada hoy por The Times, considera que los liberaldemócratas cuentan con un “equipo brillante”. “Me encantaría vernos en el gobierno y por supuesto, yo quiero ser primer ministro”, admite Clegg, que sin embargo asegura que no se pasa el tiempo pensando en ello porque sería “absurdo, presuntuoso y arrogante· por su parte.


Para Clegg este es el “momento de los liberales”, como lo demuestra el hecho de que los sondeos les sitúan ahora como la segunda fuerza por delante de los laboristas. “Creo que hemos ganado el argumento progresista en estas elecciones, por supuesto no en el número de escaños, pero veremos el 6 de mayo si en el número de votos”, opinó, subrayando que “la causa progresista es la liberal, no la estática laborista”.


Así pues, la elección está entre dos apuestas “por el cambio”, la conservadora y la liberaldemócrata y “yo creo que cada vez más personas en el Partido Laborista se dan cuenta de ello”, afirmó. Así pues, “ésta es ahora una carrera de dos caballos entre el Partido Conservador y el Partido Liberaldemócrata”, insistió.


Según el sondeo de Populus para The Times, en las próximas elecciones los tories alcanzarían el 36% de los votos, cuatro puntos más que la semana pasada, seguido por los liberaldemócratas con el 28% y tres puntos menos, mientras que los laboristas pierden un punto y se sitúan en el 27%.


Por su parte, el sondeo de ComRes para The Independent y la ITV sitúa a los conservadores con el 33%, un punto más, con laboristas y liberaldemócratas empatados con el 29%, si bien los primeros suben un punto y los segundos bajan. Asimismo, el 66% de los consultados considera que no supondrá ninguna diferencia el hecho de que las elecciones no arrojen un ganador claro (lo que los británicos llaman 'hung Parliament').

|||

A favor En contra

0 comentarios
Expo Alberto Corazón ParlamentoMercedes julio 22Democracia cuidadoraBalo el cielo de Logroño
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí