Lunes 2 de Agosto de 2021Actualizado 22:09

El 29 de abril de 2010

Tiempo de lectura: 03:43
|||

Nuevas voces contra la Ley Arizona

El alcalde de la ciudad de San Francisco pide el boicot al estado de Arizona, mientras que desde Naciones Unidas señala que las detenciones arbitrarias contradicen el derecho internacional.

Redacción

La nueva legislación migratoria del estado de Arizona, en Estados Unidos, sigue generando nuevas críticas dentro y fuera del país. Otra de las voces que se ha pronunciado en contra de la conocida como Ley Arizona ha sido del alcalde de San Francisco, Gavin Nuesom,  quien ha instado a sus ciudadanos a no visitar el estado de Arizona o contratar los servicios de empresas radicadas en éste.


Con esta postura Nuesom pretende protestar por la nueva ley migratoria que permite a las fuerzas de seguridad detener a los extranjeros que consideren sospechosos de estar en situación irregular en el país.


El edil de la ciudad californiana indicó que las únicas áreas en las que San Francisco mantendrá las relaciones habituales con Arizona serán las de Salud y Seguridad por su importancia como servicio de primera necesidad y de garantía del orden público, respectivamente.


Además, a partir de este mismo miércoles quedarán suspendidos los viajes de funcionarios y otros empleados públicos a dicho estado para que sirva de ejemplo y motivación a los habitantes de la ciudad.


Uno de los miembros del cabildo de Gobierno del condado de San Francisco, David Campos, explicó que esta petición a la ciudadanía para que lleve a cabo este boicot es que la administración podría tener problemas legales al rescindir los acuerdos suscritos con empresas de Arizona por incumplimiento de contrato.


“La ciudad y el condado de San Francisco no pueden por ahora decretar un boicot contra Arizona y suspender contratos vigentes con ese estado o empresas en su territorio porque los afectados de Arizona responderían con demandas que pudieran beneficiarles”
, dijo Campos al tiempo que indicó que “desafortunadamente” este estado “sólo comprenderá el error de su ley cuando le afecte el bolsillo”.


Por su parte, el presidente del Senado de California, Darrel Steinberg, pidió la víspera al gobernador Arnold Schwarzenegger una lista de contratos entre California y Arizona para analizar legalmente cuáles pueden cancelarse sin que ésta responda con demandas.


En la misma línea de actuación, el gobernador del estado mexicano de Baja California, José Guadalupe Osuna Millán, dijo a la prensa local de la ciudad de San Diego que los seis gobernadores de la frontera mexicana buscarán una forma de sancionar conjuntamente a Arizona por esta normativa.


Desde Naciones Unidas
también han llegado críticas contra esta nueva legislación. El vicecanciller de Guatemala Miguel Ángel Ibarra, experto del Comité de la ONU sobre los Derechos de los Trabajadores Migratorios, criticó la Ley Arizona que criminaliza a los indocumentados.


En una entrevista con Radio Naciones Unidas, Ibarra recordó que la detención arbitraria de cualquier persona es contraria al derecho internacional. “Si no ha cometido infracción no tienen por qué detenerle o mucho menos pararle simplemente porque tiene facciones físicas de ser latino”, afirmó.

Además el experto agregó que la ley, que entrará en vigor en agosto próximo, contradice la reforma migratoria de la que ha hablado el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.


Más críticas desde México


Los ciudadanos mexicanos han sido los que se han sentido más atacados por la Ley Arizona. Esta normativa ha provocado la reacción de diversos sectores políticos, económicos y sociales del país, los cuales han anunciado numerosas protestas y medidas de presión contra una medida que consideran racista e injusta.


Las protestas desde México han venido desde todos los ámbitos, incluso desde aquellos que normalmente evitan meterse en cuestiones políticas, como los empresarios. Sin embargo, en este caso, el presidente electo del Consejo Coordinador Empresarial (la patronal mexicana), Mario Sánchez, llamó al boicot de los bienes y servicios producidos o radicados en Arizona.


“La sociedad tenemos una fortaleza muy grande, y es dejar de ir a comprarles, demostrarles [...] que realmente el peso económico que podemos generar es muy negativo también”
, afirmó López en declaraciones recogidas por el diario El Universal.


Por su parte, la clase política mexicana se ha expresado unánimemente en contra de la nueva normativa de inmigración en Arizona. De momento la polémica normativa ya ha tenido una consecuencia a nivel federal entre Estados Unidos y México. Se trata de la decisión de un grupo de senadores mexicanos que han decidido posponer la aprobación de un acuerdo bilateral entre los dos países tocante a la cooperación en casos de emergencia provocados por desastres naturales.


Estos legisladores afirmaron que tras la aprobación de la Ley SB1070 (nombre técnico de la nueva normativa de inmigración de Arizona), no están con el “ánimo” de avalar un acuerdo con Washington, ya que consideran que la ley sancionada por Brewer “agravia” a los mexicanos.


Por otro lado, un grupo de senadores mexicanos han decidido ir un paso más allá y han anunciado que el próximo 1 de mayo irán a la ciudad de Tucson, en Arizona, para tomar parte en una manifestación organizada contra la ley por parte de colectivos latinos del estado.


“Vamos a arropar a las organizaciones de hispanos, de migrantes, de derechos humanos que van a marchar en contra de la Ley SB1070”,
afirmó el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), José Torres Robledo.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Reto DemográficoPP Creemos en La Rioja
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí