Lunes 2 de Agosto de 2021Actualizado 22:09

El 28 de abril de 2010

Tiempo de lectura: 03:45
|||

Crece la tensión por la Ley Arizona

El gobierno mexicano emite una alerta para los nacionales que residan o viajen a ese estado. Calderón insiste en que dicha medida fomenta la discriminación racial y no respeta la dignidad de los inmigrantes.

Manifestantes mexicanos

Redacción

esde que se aprobará la ya conocida como 'Ley Arizona', no han parado de producirse numerosas críticas tanto en Estados Unidos como fuera de las fronteras estadounidenses. El país que se ha mostrado más crítico ha sido, sin duda, México, quien no sólo ha tachado la medida de discriminatoria, sino que también ha empezado a tomar medidas al respecto.


El gobierno mexicano emitido una alerta para los nacionales que residan o viajen al estado  de Arizona. México señala que con esta normativa “se debe asumir que todo ciudadano mexicano podrá ser molestado y cuestionado sin mayor causa en cualquier momento” y, por tanto, consideró que es “importante actuar con prudencia y respetar el marco legal local” en lo que se refiere a las manifestaciones que en los últimos días se han realizado contra la nueva normativa.


La polémica ley entrará en vigor a finales de julio o principios de agosto, 90 días después de que concluya el actual período legislativo de Arizona.


La Secretaría de Relaciones Exteriores del país latinoamericano indicó en un comunicado que “es conveniente extremar precauciones” desde ahora debido a que existe “un ambiente político adverso para las comunidades migrantes y para todos los visitantes mexicanos”.


En este contexto, recomendó portar en todo momento los documentos de identidad que acrediten su nacionalidad y su estancia legal en Estados Unidos para evitar cualquier confrontación con la Policía que, a partir de la entrada en vigor de la ley, podrá detener a los extranjeros para indagar sobre su estatus migratorio.


“Mientras no se hayan definido criterios claros de cuándo, dónde y a quién revisarán las autoridades, se debe asumir que todo ciudadano mexicano podrá ser molestado
y cuestionado sin mayor causa en cualquier momento”, señala la nota de Exteriores.


Exteriores también recordó que los “mexicanos que se encuentran en Estados Unidos, independientemente de su condición migratoria, cuentan con derechos humanos inalienables, así como con mecanismos de protección bajo el derecho internacional, las leyes federales estadounidenses y el propio derecho estatal de Arizona”.


Por su parte, el presidente de México, Felipe Calderón, criticó la Ley Arizona por considerar que fomenta el odio y la discriminación a los inmigrantes y anunció que expresará su descontento con esta normativa a su homólogo estadounidense, Barack Obama, en su visita oficial a este país del próximo mes de mayo.


“No podemos quedarnos cruzados de brazos con una ley injusta que abre las puertas a una inaceptable discriminación racial. No escatimaremos esfuerzos para que se respete la dignidad de nuestros paisanos”, dijo Calderón durante la inauguración de la XV reunión del Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior.


En este sentido, el mandatario indicó que “más allá de su nacionalidad los inmigrantes son hombres que buscan un futuro mejor” a lo que añadió que México es uno de los principales países de origen de este fenómeno migratorio por lo que corresponde a los mexicanos defender a los que buscan prosperar fuera de su país.


Calderón indicó que su gobierno no puede permanecer indiferente ante “políticas que atentan contra los Derechos Humanos” por lo que expondrá su opinión sobre esta nueva normativa ante el Congreso de Estados Unidos y ante el presidente de este país.


“En mayo haré una visita al presidente Obama y al Congreso de Estados Unidos. Tengan la certeza de que en las reuniones y en los espacios que como presidente de México habré de tener, estará presente el tema, indeclinablemente, de los derechos de los mexicanos en Estados Unidos y en cualquier parte del mundo y la imperiosa necesidad de avanzar a esquemas racionales sensatos, humanos y equilibrados”, anunció.


Otras críticas


Desde la Organización de Estados Americanos (OEA) también se ha criticado la nueva legislación de Arizona. Su secretario general,  José Miguel Insulza, ha expresado su “preocupación” por la ley ya que considera que “discrimina a los inmigrantes latinos” y que puede sentar “las bases para una discriminación racial inaceptable”.


Insulza destacó la “preocupación de la OEA, de su secretario general, de los países del hemisferio y de la comunidad latinoamericana por la aprobación de una ley de un estado de Estados Unidos que consideramos discriminatoria contra los inmigrantes, y en particular contra la población de ese origen que vive en este país”, informó la OEA en un comunicado.


El secretario general de la OEA alertó sobre el riesgo de que “esta normativa haga equivalente la inmigración con el delito y cree bases para una discriminación racial que consideramos inaceptable”.


Sin embargo, Insulza destacó la rapidez con la que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, criticó la normativa aprobada por el estado de Arizona. “Todos los países tienen el derecho de regular la inmigración dentro de sus fronteras, pero no a costa de no respetar los Derechos Humanos, los derechos de las personas, y crear estereotipos raciales que no se coinciden con la realidad”, apostilló el secretario de la OEA, que dijo esperar que esta ley “jamás se aplique contra los residentes y los inmigrantes de origen latino”.

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
Reto DemográficoPP Creemos en La Rioja
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí