Rioja2

Jueves 14 de Noviembre de 2019Actualizado 22:27

Adrenaline Webads
El 30 de marzo de 2010

Tiempo de lectura: 01:52
|||

El G-8, preocupado por el enriquecimiento de uranio en Irán

Los países más industrializados del mundo solicitan la implicación de la comunidad internacional para solucionar la crisis existente con el régimen persa de Mahmud Ahmadineyad.

G-8

Redacción

El programa de enriquecimiento de uranio iraní sigue siendo una de las grandes preocupaciones de los países más industrializados del planeta. Al menos así lo han mostrado los ministros de Exteriores del grupo de las ocho naciones que forman el G-8, quienes han solicitado al resto de la comunidad internacional la adopción de medidas “apropiadas y enérgicas” para solventar las preocupaciones que existen en torno al programa nuclear iraní.


El borrador de la declaración final de los responsables de Exteriores del G-8, reunidos en Canadá, también pone de manifiesto la disposición de todos sus integrantes a dialogar con el gobierno de Irán, que defiende el carácter civil de sus actividades nucleares y niega que esté tratando de desarrollar armas atómicas.


Los ministros del G-8 culminarán este martes la cumbre de dos días que se celebra en Ottawa.


Por su parte, la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, afirmó que un Irán dotado de armas nucleares es “inaceptable” y que China debe ayudar a resolver el conflicto que mantiene la República Islámica con la mayor parte de la comunidad internacional.


“En efecto, China pertenece al grupo consultivo que se ha ido constituyendo a lo largo del proceso [en referencia a la cuestión nuclear iraní], lo que deja muy claro que un Irán con armas nucleares es inaceptable para la comunidad internacional”
, afirmó Clinton en una entrevista en el canal de televisión canadiense CTV.


“Creo que, según vayan avanzando las semanas y empecemos con el duro trabajo de aprobar una resolución en el Consejo de Seguridad, China formará parte de esta iniciativa. Ellos presentarán sus propias sugerencias”, aseguró Clinton desde Ottawa.


Los tres miembros permanentes occidentales del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (Estados Unidos, Reino Unido y Francia) han mostrado durante mucho tiempo su firme disposición a imponer sanciones a Irán en castigo por el desarrollo de su programa nuclear, presuntamente destinado a la fabricación de armas atómicas.


En este asunto, Rusia, también miembro permanente, no ha mostrado una excesiva disposición a aprobar sanciones contra Irán, mientras que China, que posee estrechos vínculos económicos con la República Islámica, ha pedido en repetidas ocasiones que se retrase la imposición de sanciones con el objetivo de lograr una salida diplomática a la disputa.


El aparente cambio de postura de China ha sido interpretado por Estados Unidos como un triunfo. El vicesecretario de Estado norteamericano, James Steinberg, afirmó en Washington que su país acogía con satisfacción este cambio de postura de Pekín, que calificó como “un progreso”.

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí