Jueves 29 de Julio de 2021Actualizado 18:06

El 19 de marzo de 2010

Tiempo de lectura: 02:19
|||

Se desploma la entrada legal de extranjeros a España

El Gobierno regularizó a más de 100.000 inmigrantes en 2009, un 20% más que el año anterior.

Europa Press

Más de 100.000 inmigrantes, la mayoría menores de edad y personas con arraigo, accedieron el año pasado a un permiso de residencia por "motivos excepcionales", lo que supone un incremento cercano al 20% respecto del año anterior. En paralelo, se desplomó la cifra de autorizaciones iniciales de residencia, con caídas que llegaron en algunos casos al 90%, principalmente entre quienes solicitaron trasladarse legalmente a trabajar a España.

Según datos oficiales, el año pasado se concedieron permisos de residencia por motivos excepcionales a 100.193 inmigrantes, un 19,6% más que en 2008. Esta cifra es trece veces la registrada en 2006, cuando fueron 7.427 las personas que obtuvieron 'los papeles' por esta vía.

Del total de permisos concedidos por motivos excepcionales, 80.362, un 24% más que el año anterior, se expidieron a extranjeros que se acogieron a la figura del arraigo social, que permite conseguir la documentación a aquellos inmigrantes sin antecedentes penales que pueden acreditar más de tres años de residencia continuada en España, un contrato de trabajo y ciertos vínculos en el país.

Asimismo, se expidieron 17.838 permisos de residencia para niños inmigrantes, lo que supone un incremento del 7,6% respecto del año anterior, cuando fueron 16.571 las autorizaciones concedidas. 

Desde 2007, el Gobierno ha autorizado la residencia por esta vía a más de 43.600 menores extranjeros, entre los que figuran tanto niños que llegaron a España sin compañía de un adulto como los hijos de españoles o residentes legales que nacieron fuera del país.

Las autorizaciones excepcionales pueden concederse además, por acreditar una situación de arraigo laboral (dos años de residencia continuada en España y más de uno trabajando) y por la circunstancia de ser hijo de un español. En el primer caso, se concedieron 1.226 permisos, un centenar menos que en 2008. En cuanto al segundo, también registró un descenso y pasó de 920 autorizaciones expedidas en 2008 a 767 registradas en 2009.

Se desploma la entrada legal de extranjeros

Frente al incremento de las regularizaciones de inmigrantes que ya se encontraban en España, destaca la caída de los permisos concedidos para la entrada legal en el país. En total, las autorizaciones iniciales de residencia ascendieron a 116.361, el nivel más bajo en más de un lustro, pues en 2004 fueron 273.590 las tarjetas expedidas.

Así, las autorizaciones iniciales de residencia y trabajo por cuenta ajena pasaron de las 136.604 expedidas en 2008 a menos de 16.000 el año pasado, con una caída del 88,3%. Desde 2004, el número de permisos concedidos a extranjeros que solicitaron trabajar en España ha estado siempre por encima de los 100.000.

En cuanto a los permisos para los trabajadores del contingente, se "aproximaron a cero" como anunció en su día el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, con una reducción del 98%, de las 1.380 autorizaciones firmadas en 2008 a las 17 que se aprobaron el año pasado.

Además, los contratos de temporada se desplomaron de 41.339 a 3.394, cuando desde el año 2004 no habían bajado de 30.000.

El Gobierno concedió el año pasado un total de 63.944 autorizaciones por reagrupación familiar, lo que supone una caída superior al 30% respecto de los más de 95.410 inmigrantes que entraron legalmente en España traídos por algún pariente en el año 2008, según los mismos datos oficiales.


 

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
Reto Demográfico
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí