Rioja2

Miércoles 28 de Octubre de 2020Actualizado 18:01

App Radar Covid
Reactivación económica
El 14 de marzo de 2010

Tiempo de lectura: 02:02
|||

El Sevilla se topa con el orden

Querer y no poder en el Pizjuán para el conjunto local que no supo superar a un Deportivo muy compacto durante todo el encuentro (1-1). Con este resultado ambos se mantienen en UEFA.

Sevilla

Agencias

Los locales se pusieron pronto por delante en el marcador, pero el Dépor empató poco después en una de las dos ocasiones que tuvo en todo el partido y eso le valió para sumar un interesante punto para seguir vivo en la lucha por las plazas europeas. El equipo de Miguel Ángel Lotina, técnico que se presentó en el Ramón Sánchez Pizjuán con su contrato recién renovado por una campaña más, salió con ganas de mover el balón, con Juan Carlos Valerón en funciones de director en el centro del campo, para darle juego a sus dos hombres más adelantados, Juan Rodriguez y Adrián.

Así fue el equipo coruñés el que intentó atacar desde el inició ante un rival que tuvo que luchar mucho en el centro del campo para tomar la iniciativa y que vio bien cerradas sus bandas en las que se movía Navas y el argentino Perotti. Fue una jugada a balón parado la que le dio al Sevilla la opción de rematar por primera vez a la puerta de defendió Daniel Aranzubía, y el remate de espaldas de cabeza del argentino Fazio a los veinte minutos se convirtió en el 1-0.

Tardó sólo cuatro minutos el Dépor en volver a poner el empate en el marcador, pues un buen avance concluyó con un intencionado centro del mexicano Guardado y un hábil desmarque de Adrián, quien batió a Palop dentro del área chica. Este tanto, que rompía un maleficio de la formación gallega de tres meses sin marcar en Liga como visitante -desde el 13 de diciembre en Almería-, animó mucho el partido, ya que el Sevilla intensificó sus ganas de abrir huecos para romper el dispositivo defensivo del adversario y el Deportivo siempre que tuvo el balón, con un muy inspirado Guardado, no dudó en poner en aprietos a Palop.

El Sevilla salió con una velocidad más en la segunda parte y pronto empezó a colgar balones y forzar saques de esquina con los que puso peligro, y más lo intentó cuando accedió al terreno Luis Fabiano, ausente por lesión varias semanas, en lugar de Negredo, pues un cabezazo del brasileño acabó con el balón repelido por el larguero al cuarto de hora de la reanudación.

El equipo visitante, ante el empuje de los de Manolo Jiménez, se replegó con orden pero también a la contra lo intentó, como en un remate franco de Valerón al que respondió Palop con una gran parada. Se entró así en el último cuarto de hora con el Sevilla volcado den busca de la victoria, pero sin encontrar la fórmula clara de sorprender a la defensa adversaria, por lo que el empate a un tanto fue el que campeón finalmente en el marcador.

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí