Rioja2

Martes 21 de Enero de 2020Actualizado 21:50

GLB Webads 2019
El 31 de enero de 2010

Tiempo de lectura: 04:26
|||

Rajoy exige a Zapatero que explique en el Congreso un plan contra la crisis

El líder de los populares insistió en la conveniencia de "hablar con la gente" y de contar con "un plan a corto, medio y largo plazo", además de "explicar la verdad, fijar objetivos y presentar un paquete de medidas, no una detrás de otra".

Mariano Rajoy, presidente del Partido Popular

Agencias

El presidente del PP, Mariano Rajoy, exigió este domingo al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que no "haga anuncios a tontas y a locas" y que explique en el Congreso de los Diputados un programa de medidas contra la crisis "tras hacer un diagnóstico acertado de la situación".

En un acto organizado por el PP-A en el polideportivo municipal de Bormujos (Sevilla), Rajoy afirmó que Rodríguez Zapatero "ha instalado a la economía española, a las expectativas de los ciudadanos y a todos en la gran ceremonia de la confusión" y le acusó de "hacer anuncios sin hablar, sin pactar, sin explicarse ni hacer lo que es propio de un Gobierno".

"Llevamos años diciendo lo mismo, le hemos advertido, se lo han dicho todos, el PP, pero también analistas internacionales, muchos organismos españoles y de fuera, como el Banco de España, el FMI, la OCDE, la prensa internacional, todo el mundo, pero lo que no le han dicho es que haga anuncios a tontas y a locas, que entre como un elefante en una cacharrería", explicó.

En este sentido, afirmó que "lo único serio en la vida es ser serio", por lo que consideró que "la economía española este domingo no se arregla ni con anuncios ni con bandazos que sólo generan más incertidumbre, más desconfianza y que se detraiga todavía más la inversión". Por tanto, señaló la necesidad de contar con "un Gobierno serio, que se sepa hacia dónde va y por dónde, que sea previsible, que atienda al fondo del asunto, que tenga las ideas claras".

Del mismo modo, el líder de los populares insistió en la conveniencia de "hablar con la gente" y de contar con "un plan a corto, medio y largo plazo", además de "explicar la verdad, fijar objetivos y presentar un paquete de medidas, no una detrás de otra".

"Hablemos en serio, la clave, o por lo menos la clave más importante, para un buen sistema de pensiones es vivir en un país donde haya trabajo, los pensionistas cobran porque hay gente cotizando y los pensionistas hace unos años cotizaban y pagaban las pensiones de otros", aclaró Rajoy, quien apuntó que "como consecuencia de la política económica disparatada, la Seguridad Social ha perdido 1,2 millones de cotizantes, lo que hace falta es que haya mucha gente trabajando".

En esta línea, calificó de "gravísima" la actual situación de crisis económica y añadió que "hay algo que es mucho peor que los datos y la propia situación que revelan, la actitud del Gobierno de Zapatero" y lamentó que "durante años no hicieron nada", pese a que, según destacó, "recibió una mejor herencia económica".

"Gastaron la herencia, no hicieron nada, y así pasa lo que está pasando", criticó Rajoy, quien señaló que "después negaron la evidencia, tan solo hablaron de desaceleración, después de que el origen de la crisis estaba en otra parte del mundo, después que España era la mejor preparada del mundo, después habló de brotes verdes, después de recuperación inminente y después adoptó medidas equivocadas, gastar lo que no tenía y subir los impuestos al conjunto de los españoles".

Asimismo, señaló que "ahora ha entrado en una nueva etapa, después de no hacer nada ahora ha entrado en los anuncios" y reafirmó que "el Gobierno dice una cosa y luego hace otra y al día siguiente hace la contraria y al otro no hace ni lo que dijo ola primera vez ni lo que dijo la segunda".

Ante tal situación, Rajoy propuso una serie de medidas, tales como la reducción del gasto público y la reestructuración del sistema financiero, dado que "sin crédito es imposible la recuperación económica". En esta línea, le pidió que "haga algo" en favor de un "sistema solvente, que no genere dudas y que dé inversión para generar riqueza y empleo".

De igual forma, propuso una reforma laboral y una reforma fiscal que implique que no se suban los impuestos y se refirió también a la necesidad de una reforma educativa y una reforma de la energía, por "lo que está ocurriendo con la energía en España". A este respecto, apuntó que "el que tiene que tomar la decisión es el Gobierno, porque se supone que es el que tiene los técnicos, pero si tiene dificultades puede llamar al principal partido de la oposición, se puede compartir la decisión, pero no puede generar un conflicto entre las comunidades y no hacer nada".

Así, apuntó que, de la misma manera "no ha hecho nada" con respecto al Plan Hidrológico Nacional, pese a que "es una decisión que tiene que tomar el Gobierno", pero lamentó que "no se ha resuelto el problema del agua y tiene enfrentadas a las comunidades".

"NO SER CAPAZ DE TOMAR DECISIONES"


Para el presidente del PP, "el problema más importante que tiene el Gobierno de España es que tiene un déficit de credibilidad insuperable, no se puede no decirle la verdad a la gente y no ser capaz de tomar decisiones, ahí está la clave y la gran responsabilidad del PP".

Por tanto, consideró que el Ejecutivo central, al igual que el gobierno andaluz, "está agotado en sus ideas, en el fondo de las cosas" y resaltó que el PP "ha recibido el apoyo de mucha gente, que cree que España y Andalucía necesitan un cambio y que puede votar sin complejos y sin temor".

Ante estas circunstancias, planteó que el PP "actuará con responsabilidad e independencia y no tendrá más remedio que atender a los problemas reales de la gente" y garantizó que "no se le va a preguntar a nadie de dónde viene, sino dónde va".

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí