Sábado 28 de Enero de 2023Actualizado 12:19

El 28 de enero de 2010

Tiempo de lectura: 02:01
|||

El PR propone dedicar los 6 millones de euros de la Ecociudad a subvencionar la plantación de variedad de uva blanca

Los regionalistas han criticado la actitud "de echar balones fuera" del Gobierno de La Rioja ante los problemas por los que atraviesa el sector a la vez que han aportado algunas soluciones para compensar las desigualdades que existen entre los productores y los comercializadores.

Ángel de Jaime Baró, presidente de honor del PR

Redacción

El Partido Riojano ha presentado sus propuestas para solucionar la crisis del sector vitivinícola riojano. Una de ellas, sería compensar la producción de variedad tinta y blanca que existe actualmente en la Denominación Rioja. De hecho, según el ex presidente de la DOC Rioja y presidente de honor del Partido Riojano, Ángel Jaime Baró, el Gobierno debería subvencionar la transformación de viñedos de variedad tinta en blanca.

En estos momentos necesita un aumento de producción de uva blanca de 3.000 hectáreas para paliar la necesidad de esta variedad que han manifestado las bodegas. Con la transformación descendería la producción de vino tinto, no habría una superproducción en la DOC Rioja y aumentaría la producción de blanco.

Para ello, el PR propone que se subvencione a los productores por la transformación con el presupuestos que dedica el Gobierno a construir la Ecociudad, unos 6 millones de euros. Así, por cada hectárea transformada el agricultor cobraría 2.000 euros.

Otra de las propuestas de los regionalistas es la reducción en un 10% del mercado de vino de Rioja por parte de los comercializadores. "Estamos de acuerdo en equilibrar el sector" ha dicho Baró, "si el Gobierno de La Rioja propone la eliminación de un 10% de la producción, con lo que se quedan sin vendimiar 39 millones de kg, el esfuerzo de las bodegas debería ser equivalente y retirar un 10% del volumen del vino que hay en el mercado".

Y es un problema estructural, porque en la próxima vendimia se pueden destruir 120 millones de kilos, un verdadero problema que a juicio del PR, el Gobierno de La Rioja debe asumir.

"Hay que mejorar la transformación del mercado, entregar ayudas a la comercialización directa de cooperativas y productores, subvencionar nuevas variedades de uva, asumir medidas para reactivar las ventas de la DOC Rioja y diseñar salidas comerciales para el sector con un horizonte de 2018" ha dicho el ex presidente de la DOC.

"EL GOBIERNO ECHA BALONES FUERA"


Tanto Baró como Miguel Gómez Ijalba han dedica duras críticas a la actitud del Gobierno de La Rioja y del Partido Popular ante los problemas del sector. Han asegurado que Pedro Sanz intentan no mediar en el problema porque "echa balones fuera". Los regionalistas también han denunciado las "presiones" que sufren las cooperativas y sindicatos.

"Entendemos que la Interprofesional del Vino debe llevar a cabo cualquier tipo de propuesta y buscar soluciones" ha dicho Ijalba, "pues ha demostrado su presidente que es incapaz de solucionar los problemas del sector y debería dar paso a otras personas que sí pudieran hacerlo".

Los regionalistas han recordado que "la responsabilidad política en materia de vino es del Gobierno de La Rioja y ésta ha sido nefasta en los últimos años como, por ejemplo, el reparto masivo de viñedos".

|||

A favor 17 En contra 2

4 comentarios

#4
YO03/02/2010 00:05h

¡VIVA LA UNION!

A favor 3 En contra Denunciar

#3
Riojanodepuracepa03/02/2010 00:01h

Pero que cojones tiene que ver aqui el ayuntamiento de Logroño.Para escribir estas paranoias en este foro,mejor las escribes en El Alcazar.

A favor 3 En contra Denunciar

#2
Pepito02/02/2010 16:34h

Que sí, que a río revuelto, ganancia de bodegueros y presidentes varios.

A favor 1 En contra Denunciar

#1
Viva Logroño.. Fuera santos y varea de una vez!!29/01/2010 04:42h

Mejor que se ubiesen aorrado el Fronton.. o el calendario famoso.. Este ayuntamiento es lo peor...

A favor 2 En contra 6 Denunciar
Producto riojanoVoces de la LenguaCSIF educación 2PP Por un buen gobiernoSanidad PúblicaPSOE Medio Ambiente