Jueves 8 de Diciembre de 2022Actualizado 21:12

El 11 de enero de 2010

Tiempo de lectura: 01:42
|||

Terror en Karachi

Una ola de violencia golpea la ciudad paquistaní desde el pasado jueves.. En total, 46 personas han perdido la vida en varios tiroteos. Por el momento, se desconoce quiénes son los responsables.

Europa Press

El número de muertos a consecuencia de la ola de violencia que desde hace cuatro días sacude la ciudad paquistaní de Karachi, situada en el sur del país, ha aumentado a 46. La cifra de víctimas mortales se incrementó en 11 personas durante las últimas 24 horas, según informó el canal de noticias local GEO, citando fuentes policiales.


Todas las personas murieron en tiroteos perpetrados por individuos desconocidos en diferentes zonas de la ciudad paquistaní, que en al menos dos de los asesinatos, abrieron fuego contra sus víctimas desde motocicletas. Uno de los asesinados, además, era miembro de un partido político.


Para hacer frente a esta crisis el gobierno paquistaní ha mandado efectivos policiales y militares adicionales a Karachi, a los que también ha otorgado poderes especiales para pacificar la ciudad. Además, el Ministerio del Interior ha constituido un organismo especial para investigar las muertes de las 46 víctimas.


Uno de los integrantes de esta célula, Amin Jattak, afirmó que 31 de los asesinados pertenecen al Partido Nacional Awami, mientras que otras catorce víctimas pertenecía al Movimiento Muttahida Qaumi (MQM). En declaraciones a los periodistas, Jattak pidió a las autoridades que limpiaran la ciudad de armas y castigaran a los responsables de los asesinatos.


A pesar de este saldo, el ministro del Interior paquistaní, Rehman Malik, negó que los disturbios estuvieran motivados por cuestiones políticas, y atribuyó a grupos de narcotraficantes y a mafias agrarias la responsabilidad de las matanzas. “Los distintos elementos implicados en estos incidentes odian ver un Pakistán estable”, afirmó Malik este lunes a la salida de una reunión con otros cargos políticos para solucionar la crisis, informa GEO.


Los enfrentamientos comenzaron el pasado jueves,
después de que fuera hallado el cuerpo decapitado de un empleado del Movimiento Muttahida Qaumi (MQM), el tercer partido más importante de Pakistán. Desde entonces no han parado de sucederse los ataques, que han forzado la reacción del gobierno.


El Ministerio del Interior paquistaní envió este sábado a Karachi y su región metropolitana a 1.000 efectivos policiales más y a miembros de los Rangers paquistaníes, una fuerza militar controlada por el Ministerio del Interior, para restablecer el orden en la zona. El gobierno, además, les ha concedido a las fuerzas de seguridad poderes especiales para combatir a los causantes de los disturbios.


Hasta el pasado domingo la policía había arrestado a 53 personas sospechosas de haber tomado parte en los ataques.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAgenda 2030Amigos de la Tierra concurso cortosAyto online OMIC
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí