Miércoles 7 de Diciembre de 2022Actualizado 15:47

El 9 de enero de 2010

Tiempo de lectura: 04:12
|||

España dará "lo mejor de sí misma"

El presidente del Gobierno español promete plantar cara a "la crisis económica, que ahora empezamos a remontar" en un ambiente flamenco, acompañado de platos típicos y vino de Rioja en la inauguración de la presidencia de turno de la Unión Europea.

Presidencia UE

Europa Press

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, prometió este viernes que España dará "lo mejor de sí misma" durante los seis meses que ocupe la presidencia de turno de la Unión Europea, de la que recibió el testigo de manos del ministro sueco de Exteriores, Carl Bildt, en una ceremonia celebrada en el Teatro Real de Madrid a la que asistieron los Reyes y los Príncipes de Asturias.

Zapatero, que resaltó que la presidencia española coincide con el 25 aniversario de la firma de adhesión a las entonces Comunidades Europeas, reconoció que "las expectativas son grandes" de cara a este semestre y aseguró que "España va a dar lo mejor de sí misma para no defraudarla". Para ello, se mostró convencido de que el Gobierno podrá contar "con el apoyo de las fuerzas políticas" del país así como de las Comunidades Autónomas y municipios y "de la sociedad española en su conjunto".

El presidente, que estuvo acompañado en el acto por la mayoría de los miembros de su gabinete, así como por el nuevo presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, y el de la Eurocámara, Jerzy Buzek, aseguró que en la "nueva etapa" que abre el Tratado de Lisboa, España actuará "en estrecha coordinación" con las nuevas figuras para alcanzar los objetivos marcados, así como con el resto de instituciones europeas.

La presidencia española, y "las que la sucedan", tendrán como principal responsabilidad "afrontar los nuevos desafíos", aseveró. Zapatero citó expresamente la crisis económica "que ahora comenzamos a remontar y que nos deja un cuantioso parte de daños", y en concreto el reto del desempleo, que, según él, "únicamente podremos abordar con una Europa más competitiva e innovadora".

"Juntos estamos superando la grave crisis que nos ha tocado vivir y juntos, porque ya sólo podemos hacerlo juntos, tenemos que avanzar por esta senda de mayor competitividad e innovación al servicio del empleo y la cohesión social", afirmó, defendiendo igualmente el refuerzo del papel de la UE "en la configuración del nuevo orden internacional multipolar que se está gestionando".

Por su parte, el ministro de Exteriores sueco, Carl Bildt, que cedió "el testigo a Van Rompuy, a la Alta Representante (de Política Exterior de la UE, Catherine) Ashton, y obviamente, a España", subrayó, en un titubeante español, que aunque el Tratado de Lisboa haya creado nuevas figuras esto no supondrá que las presidencias rotatorias a partir de ahora "vayan a conseguir menos que en el pasado". Al contrario, añadió, "todas y cada una de ellas tendrán muchísimo más que hacer" y "lo mejor está aún por llegar".

En esta "nueva era para Europa", los Veintisiete se enfrentan a "tareas enormes", sobre todo en el plano económico. "No hemos realizado el progreso en materia de desarrollo económico que habíamos prometido hace una década" y de hecho, señaló, "muchos se han quedado retrasados en cuanto a los compromisos realizados".

SUPERACIÓN DE LA CRISIS
Por ello, opinó Bildt, "se nos plantean una serie de tareas ingentes para poder superar la profunda crisis económica". En este sentido, pidió que no se deje "esta carga al futuro" e incidió en que habrá que atender al "desafío de construir un futuro con un bajo consumo de carbón y de dotar al mundo de un auténtico liderazgo ante el cambio climático".

Los países europeos, según el ministro sueco, son conscientes de que "se quedan pequeños" a la hora de hacer frente a los "desafíos del mañana" y de que, por tanto, "sólo a través de nuestra unión podremos continuar construyendo una Europa mejor y contribuir a un mundo mejor".

La Unión Europea está "comprometida con la paz y la prosperidad en nuestra parte del mundo" pero para ello, afirmó, "es necesario superar las divisiones del pasado" ya que, "todavía quedan muros por derribar". Así, Bildt defendió que se dejen "las puertas abiertas a nuevos miembros", como Croacia y Turquía, al tiempo que se ayuda a otros países para que "puedan prepararse para ello".

 Además, gracias al Tratado de Lisboa, la UE podrá cumplir "con el papel global que podemos y debemos desempeñar durante los próximos años y décadas". Esto pasa, dijo, por "contribuir a conseguir la paz, ayudar en la lucha contra la pobreza, defender la libertad y los valores humanos, y aportar un rayo de luz, de esperanza, para aquellos que están sumidos en la oscuridad".

"Suecia lo ha hecho lo mejor que ha podido durante estos breves seis meses" de presidencia de turno de la UE, aseveró Bildt, quien se mostró convencido para concluir que España también "lo hará lo mejor que pueda". "Estamos convencidos de que con ello lograrán el éxito para todos nosotros", remachó.

Al término de esta ceremonia simbólica, que terminó con una foto de Zapatero y Van Rompuy sosteniendo el 'testigo' de la presidencia de la UE, dio comienzo la gala organizada en el Teatro Real y protagonizada por la bailaora flamenca María Pagés, la bailarina Tamara Rojo y el Coro Nacional de España, y a la que asisten, además de los mencionados, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, así como numerosos presidentes autonómicos, alcaldes, empresarios y representantes de todos los órganos del Estado y del mundo de la cultura entre otros.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAgenda 2030Amigos de la Tierra concurso cortosAyto online OMIC
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí