Miércoles 4 de Agosto de 2021Actualizado 18:38

El 26 de diciembre de 2009

Tiempo de lectura: 02:06
|||

Uralde continuará detenido hasta el 7 de enero

El líder de Greenpeace en España permanece detenido en Dinamarca tras colarse en la cena de gala para Jefes De Estado en la cumbre de Copenhague.

Manifestaciones en toda España

Redacción

El Tribunal Superior de Justicia de Dinamarca ha rechazado el recurso presentado por la organización ecologista Greenpeace pidiendo la liberación de su director en España, Juan López de Uralde y de otros tres activistas de Noruega, Suiza y Holanda, de forma que los cuatro permanecerán en prisión al menos hasta el próximo 7 de enero.


Según han informado fuentes de Greenpeace, la organización había pedido la puesta en libertad de estas cuatro personas detenidas el pasado 17 de diciembre durante una protesta en la cena de gala que se celebró en Copenhague con motivo de la Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático, ofrecida por la Reina Margarita de Dinamarca.


El juez ha decidido agotar los 21 días de plazo máximo que en Dinamarca está permitido retener a una persona, de forma que hasta el próximo 7 de enero no se conocerá el futuro de los cuatro activistas españoles.


Greenpeace ha condenado esta decisión y la califica como una “injusticia climática” que se suma al “fracaso” de los líderes mundiales para acordar un tratado legalmente vinculante para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.


Además, reclama a la opinión pública que continúe presionando para conseguir la liberación de los cuatro activistas, así como de otras personas que participaron en protestas pacíficas en Copenhague y que también continúan detenidas.


“Los activistas de Greenpeace han puesto en riesgo su libertad por una causa. Hemos asegurado a las autoridades danesas que los cuatro regresarán a Dinamarca cuando sea celebrado el juicio, pero la policía insiste en retenerlos en prisión. Privarles de pasar estas fechas con sus familias es una condena sin juicio y parece más un acto de venganza”, denunció el director de Campañas de Greenpeace España, Mario Rodríguez.


En aquel momento, Juan López de Uralde representó al supuesto jefe de Estado de Greenpeace; la periodista Nora Christiansen actuó como su esposa, y Christian Schmutz como su personal de seguridad. Los tres fueron conducidos a través del cordón de seguridad de la cena de gala para Jefes de Estado, justo antes del día crucial de la Cumbre del Clima de Copenhague.


Asimismo, desplegaron una pancarta ante los líderes sobre la necesidad urgente de proteger al mundo del cambio climático en la que se leía: “Los políticos hablan, los líderes actúan”. La acción acabó con cuatro activistas arrestados. Igualmente, el responsable Internacional de la Campaña de Energía y Cambio Climático de la organización ecologista, Joris Thijssen, fue detenido al día siguiente.


La ONG añade que con el objetivo de colaborar con la Policía danesa en su investigación, está cooperando y se ha ofrecido a dar los detallas de la acción aunque, por motivos de seguridad los detalles no serán hechos públicos por completo.

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí