Rioja2

Domingo 20 de Octubre de 2019Actualizado 16:40

Adrenaline Webads
El 10 de diciembre de 2009

Tiempo de lectura: 02:15
|||

Y ahora ¿qué pasará con Zelaya?

El presidente depuesto se niega a confirmar su marcha a México y señala que aún el gobierno de facto de Honduras no le ha proporcionado un salvoconducto para salir del país.

Manuel Zelaya

Redacción

Tras las elecciones presidenciales del pasado 29 de noviembre, los cambios políticos siguen produciéndose en Honduras. El posible abandono del país por parte del presidente depuesto, Manuel Zelaya, es el último cambio que podría vivir el Estado hondureño.Por el momento, todo son especulaciones y no hay ninguna nada claro. Zelaya continúa en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa y el gobierno de facto de Reoberto Micheletti no parece dispuesto a dejarle salir del país.


Al menos así lo han confirmado las autoridades en funciones hondureñas, quienes han aclarado que no han concedido el salvoconducto para permitir la salida a México del presidente derrocado,  porque la solicitud enviada por las autoridades mexicanas no especificaba "el tipo de asilo que se le iba a dar”.


El propio Zelaya, al surgir las especulaciones en torno a su posible marcha del país, había aclarado anteriormente que sólo abandonaría el país “como presidente de los hondureños” y que en ningún caso lo haría como asilado político. “Es cierto que hemos contactado a lo largo del día con diferentes gobiernos y países. Pero mi eventual salida del país tendría que ser en calidad de presidente legítimo de los hondureños”, afirmó, sin dar demasiados detalles hasta no lograr una “evidencia oficial y real” por parte del Ejecutivo de Micheletti.


Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Carlos López Contreras, explicó a TN5 que Zelaya había remitido una solicitud al gobierno de México para que a su vez pidiera al Ejecutivo interino de Honduras un salvoconducto que posibilitaría el desplazamiento a México, según informó el diario La Prensa.


El canciller argumentó que la petición mexicana no incluía la “calificación jurídica del tipo de asilo que se le iba a dar a Zelaya”. Además, “la solicitud se presentó bastante tarde, al no tener la solicitud no podíamos informar sobre algo inexistente”, agregó.


López Contreras explicó que las autoridades mexicanas requerían un permiso tanto para Zelaya como para su familia, que le acompañaría en su viaje a México. Sin embargo, y como aclaró el ministro, “su familia no tiene inconveniente para entrar y salir del país”.


Por otro lado, el Ministerio de Asuntos Exteriores mexicano ha confirmado la existencia de los contactos con Tegucigalpa y las gestiones para que Zelaya pueda desplazarse al país. Estas negociaciones, según una nota recogida por el diario El Universal “se llevan a cabo con el apoyo de países amigos y de algunos actores políticos hondureños”.


El objetivo, añade el comunicado, es “obtener las garantías de seguridad necesarias, mediante un salvoconducto, para que el presidente Zelaya pueda dejar la protección de la Embajada de Brasil en Tegucigalpa”. “Nuestro país busca contribuir a la distensión en Honduras, dando un paso positivo hacia la solución de la crisis en ese país, por la vía del diálogo y la negociación”, apostilló el Ministerio.

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
Teatro Bretón. Festival Teatro
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí