Rioja2

Martes 10 de Diciembre de 2019Actualizado 09:48

Mercedes Clase B
El 30 de noviembre de 2009

Tiempo de lectura: 03:28
|||

Elecciones sin sorpresas

Guinea Ecuatorial ha celebrado sus elecciones presidenciales, de las que el actual mandatario, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, ha resultado vencedor con un 96,7% de los votos.

Obiang Nguema

Redacción

Las elecciones presidenciales celebradas ayer en Guinea Ecuatorial no han deparado ninguna sorpresa. El actual mandatario, Teodoro Obiang, ha sido elegido por tercera vez presidente con un 96,7% de los votos, según la Junta Electoral Nacional (JEN), que ya ha contabilizado los sufragios de 296 de las 1.324 mesas electorales.


El presidente de la JEN y ministro del Interior ecuatoguineano, Clemente Engonga, afirmó en rueda de prensa que el partido de Obiang recibió 56.363 votos. Según Engonga, cuyas declaraciones fueron divulgadas en por el servicio de prensa del Ministerio de Información ecuatoguineaono, el segundo partido más votado ha sido Convergencia para la Democracia Social, encabezada por Plácido Micó, que obtuvo 431 sufragios.


La Unión Popular de Archivaldo Montero obtuvo 33 votos, mientras que los partidos Acción Popular por Guinea Ecuatorial, liderada por Carmelo Mba Bacale, y la Coalición Socialdemócrata Baboro, encabezada por de Buenaventura Moswi, habrían obtenido 26 votos cada uno.


El ministro del Interior ha asegurado que “no hemos destacado ningún problema importante a nivel de circunscripciones. Las elecciones se han desarrollado en un ambiente de tranquilidad y paz”. Sin embargo, los grupos de oposición a Obiang han denunciado negligencias en el proceso de votación inmediatamente antes de la apertura de los colegios electorales (a las 8.00 h. de esta mañana) y continúan informando de casos similares conforme se han ido desarrollando las horas de votación,  según informaron fuentes del interior del país a la Asociación para la Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial (ASODEGUE).


La mayor parte de las denuncias se han centrado en la dificultad que están atravesando los interventores de los partidos de oposición a la hora de obtener la acreditación porque “los colegios electorales no están en la dirección que se había anunciado y hay problemas para la incorporación de los interventores a las mesas”, según explicaron estas fuentes. “Cuando llegan a la que sería su mesa se les dice que no esta en el sitio anunciado, que tienen que ir a otro. Pueden así recorrer tres o cuatro mesas. Cuando llegan a la suya el presidente les dice que la mesa se ha constituido hace mucho y ya no se pueden incorporar”, añadieron.


También se destaca “una inusual presencia militar”
en algunos colegios electorales, particularmente en Bata y Rio Muni. La situación es especialmente tensa en el centro de la región continental, particularmente en Niefang, donde se han denunciado episodios de violencia por parte de soldados ecuatoguineanos contra interventores de la oposición. “No es claro que se pueda decir que existan elecciones en muchas zonas del interior del país”, aseguraron.


Antes de la celebración de los comicios, Obiang Nguema elogió la “enormemente creíble” gestión realizada por su Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE) desde su llegada al poder en 1979 y consideró que si sigue en esa posición es porque el país todavía no ha encontrado una alternativa “dentro del propio partido” a su mandato.


“Hemos sido capaces de desarrollar gradualmente este país desde la pobreza a la riqueza. Eso es lo que ha hecho este partido, lo que hemos conseguido”, declaró a la cadena panarábe Al Jazeera. “Esa es la razón por la que la gente está totalmente convencida de que lo que hemos hecho hasta ahora resulta enormemente creíble y por lo que no han encontrado una alternativa”.


Obiang Nguema rechazó categóricamente las acusaciones de corrupción y prácticas totalitarias que pesan sobre su gobierno. "”Hay libertad de expresión de asociación, de partidos políticos y de prensa a casi todos los niveles. Por lo tanto, esas declaraciones son falsas”, declaró.


“Guinea Ecuatorial dispone de un control muy estricto sobre sus recursos y apenas hay modo o mecanismo de desviar ni un sólo céntimo”
, sentenció. “Yo me pregunto, dónde está esta corrupción, dónde se encuentra, dónde se descubre y dentro de qué ciclo se detecta. Como no me consta, puedo decir que no existe nada en absoluto”, añadió.


Por su parte, el autoconstituido gobierno de Guinea Ecuatorial en el Exilio,
presidido por Severo Moto, calificó este sábado de “acto de vergüenza y deslealtad” las elecciones presidenciales y advirtió, en la víspera de los comicios presidenciales, de que “no acatará obediencia a ningún gobierno que salga de la fraudulenta convocatoria de elecciones”.


“Bajo un clima de terror y persecución se celebra mañana en Guinea Ecuatorial un nuevo acto de vergüenza y deslealtad con la convocatoria de una farsa electoral en la que la dictadura y sus comparsas habituales arrastrarán por el barro, una vez más, la dignidad de nuestro pueblo”, afirmó el gobierno en el Exilio, con sede en España, en un comunicado publicado en su página de Internet.

|||

A favor 0 En contra 1

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí