Jueves 29 de Julio de 2021Actualizado 18:06

El 18 de noviembre de 2009

Tiempo de lectura: 02:06
|||

Israel continúa el reto con 900 nuevas viviendas

El gobierno israelí desafía a Estados Unidos, construyendo 900 nuevas viviendas en Jerusalem Este. La Casa Blanca afirma estar “atónita” ante esta ampliación del asentamiento en el barrio de Gilo.

asentamiento judio

Redacción

Después de que Estados Unidos y otros países de la comunidad internacional hayan adelantado su rechazo ante una posible declaración unilateral del Estado de Palestina, el gobierno israelí parece sentirse reforzado y aprueba la construcción de nuevos asentamientos en Jerusalem Este. El Comité de Planificación Municipal de la ciudad ha acordado crear 900 viviendas en el barrio de Gilo, situado en Jerusalem Este, la zona de la ciudad que fue tomada por Israel en la guerra de 1967.


Con esta decisión, el gobierno de Israel desafía la postura de Estados Unidos, que, según revela el diario Yediot Ahronot, ha expresado su objeción a la expansión de Gilo, situado más allá de la Línea Verde, que separa el territorio israelí del territorio de los países árabes vecinos y de la Franja de Gaza y Cisjordania según las fronteras de 1948.


La construcción de estas 900 nuevas viviendas supondrá una ampliación considerable del barrio.
Tendrán entre 4 y 5 habitaciones, ya que están pensadas para atraer a familias pudientes, según informa el periódico Haaretz. El plan, iniciado por la Administración de Tierras de Israel, ha recibido este martes la autorización definitiva.


Pero esto no es todo. Esta construcción es sólo una parte de un proyecto para la futura ampliación de Gilo. De hecho, la mayoría de las casas que está previsto que se construyan en Jerusalem se situarán en este barrio. Los otros planes de construcción, que se encuentran en distintas fases del proceso de aprobación, suman 4.000 nuevas viviendas que se levantarán en Gilo y en zonas adyacentes.


Ante esta noticia, la Casa Blanca ha afirmado estar “atónita” y ha criticado los recientes desalojos y demoliciones de viviendas palestinas que ha realizado el gobierno de Israel. “En un momento en el que estamos trabajando para relanzar las negociaciones” de paz entre israelíes y palestinos “estas acciones complican nuestros esfuerzos para tener éxito”, ha declarado a través de un comunicado el secretario de Prensa de la Casa Blanca, Robert Gibbs.


Por su parte, e presidente estadounidense, Barack Obama, ha instado a Israel a frenar la expansión de los asentamientos en territorio palestino como gesto de buena voluntad hacia los palestinos con el fin de reanudar el proceso de paz.


El diario israelí Yediot Ahronot ha publicado que el enviado de Obama a Oriente Próximo, George Mitchell, había pedido en Londres al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que impidiese la construcción de esas viviendas en Gilo. Una fuente oficial estadounidense confirmó la noticia.


“Estamos atónitos por la decisión del Comité de Planificación de Jerusalem de seguir adelante con el proceso de aprobación de la expansión de Gilo en Jerusalem”, ha señalado Gibbs. “Estados Unidos también se opone a otras de las prácticas israelíes en Jerusalem relacionadas con la vivienda, incluida la pauta de desalojos y demoliciones de casas palestinas”.

|||

A favor 0 En contra 1

0 comentarios
Reto Demográfico
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí