Rioja2

Lunes 20 de Enero de 2020Actualizado 21:50

GLB Webads 2019
El 17 de noviembre de 2009

Tiempo de lectura: 02:03
|||

Irán no cumple

Tras conocer el último informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica, Estados Unidos afirma que el régimen de Ahmadineyad no está cumpliendo su obligaciones nucleares.

ahmadineyad

Redacción

La polémica sobre el desarrollo del programa nuclear iraní continúa presente en la comunidad internacional. Tras haber visitado las instalaciones de Irán, la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) ha elaborado un informe en el que señala que la revelación tardía por parte del régimen de Ahmadineyad de la existencia de una segunda central de enriquecimiento de uranio en el país, la de Qom, hace pensar que podría poseer otras instalaciones nucleares secretas.


Basándose en esta información, el departamento de Estado estadounidense afirma que Irán no está cumpliendo sus obligaciones nucleares.

 

“El último informe de la AIEA subraya que Irán sigue rechazando el cumplimiento pleno de sus obligaciones nucleares internacionales”, ha indicado el portavoz del departamento de Estado, Ian Kelly.


Según la AIEA, Teherán le ha informado de que comenzó a construir un búnker cerca de Qom en 2007, pero la agencia tiene pruebas de que la puesta en marcha del proyecto empezó en 2002, se paralizó en 2004 y se reanudó en 2006.


Un alto funcionario cercano a la Agencia señaló que ésta ya pidió el 6 de noviembre a Teherán un comunicado claro sobre si cuenta con plantas similares o tiene previsto construirlas, pero todavía no ha obtenido respuesta.


El informe critica que Irán no haya informado de sus pretensiones, una actitud que califica de “contradictoria” con sus obligaciones de transparencia de la AIEA. A su vez, la agencia lamenta las restricciones impuestas a sus inspectores por parte de las autoridades iraníes.


Por su parte, el representante de Irán en la AIEA, Ali Asghar Soltanieh, ha declarado que los hallazgos revelados por los inspectores de la agencia no contradicen la información facilitada por Teherán. “El informe muestra que todo el alboroto hecho sobre [la planta de enriquecimiento de] Fordow [...] es totalmente carente de fundamento”, dijo este diplomático, asegurando que la República Islámica no se deshará de “sus instalaciones nucleares pacíficas, incluidas las de enriquecimiento”.


Por otro lado, los inspectores de la AIEA han descubierto que Irán comenzó a reducir el pasado mes agosto el número de centrifugadoras que enriquecen uranio en la central nuclear de Natanz, pasando a tener 3.936, es decir, 650 menos, mientras que ha aumentado ligeramente el número de máquinas instaladas entre todas las plantas, hasta llegar a las 8.692. Según diplomáticos y analistas occidentales, la reducción de la capacidad de enriquecimiento probablemente se debe a fallos en el sistema.


Muchos diplomáticos creen que la planta de enriquecimiento de Fordow es demasiado pequeña como para enriquecer uranio con fines civiles, pero que podría ser suficiente para fabricar una o dos bombas nucleares al año. Irán comunicó a la AIEA que Fordow es una alternativa para poder seguir con su programa nuclear de fines civiles si la central de Natanz es bombardeada por enemigos como Israel.

|||

A favor 1 En contra 1

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí