Miércoles 8 de Febrero de 2023Actualizado 09:44

El 13 de noviembre de 2009

Tiempo de lectura: 02:05
|||

Contratar a discapacitados implicará ayudas a las empresas familiares

El CERMI se manifiesta satisfecho ante la aprobación de la ayuda para estos empresarios contraten a personas discapacitadas.

Síndrome de Down

Redacción

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad [CERMI] ha expresado su satisfacción por la decisión hoy del Congreso de los Diputados de modificar la legislación a fin permitir a los autónomos recibir “las mismas ayudas e incentivos que el resto de las empresas al contratar a sus hijos discapacitados menores de 30 años”.


Cuando los empleados superen esta edad, podrán acogerse a las ayudas sólo los trabajadores con especiales dificultades de inserción, entendiendo por tales las personas con parálisis cerebral, las personas con enfermedad mental o las personas con discapacidad intelectual con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33 por ciento, así como las personas con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 65 por cien.


Hasta ahora, y según indicó el CERMI, “estas contrataciones estaban excluidas de este tipo de ayudas, por lo que el acceso al empleo familiar, única vía de insertarse laboralmente para muchos de estos trabajadores, permanecía cerrada o era muy ardua, al carecer de apoyo público”.


Esta modificación normativa se ha producido mediante una enmienda a la Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo de 2007, aprobada hoy aprovechando el trámite parlamentario del Proyecto de Ley de medidas urgentes para el mantenimiento y el fomento del empleo y la protección de las personas desempleadas.


Para el CERMI, esta medida estimulará la contratación de trabajadores con discapacidad en el seno familiar, “abriendo nuevas posibilidades de inserción laboral a un grupo social con grave riesgo de exclusión en su acceso normalizado al empleo”.


Por otro lado, los Centros Especiales de Empleo [CEE], como empresas que integran en sus plantillas como mínimo a un 70 por ciento de trabajadores con discapacidad, dispondrán de más ayudas públicas para afrontar los efectos de la “grave crisis económica” que atraviesa el país.


Según ha aprobado hoy el Congreso de los Diputados, en el trámite del Proyecto de Ley de medidas urgentes para el mantenimiento y el fomento del empleo y la protección de las personas desempleadas, la subvención salarial que reciben los CEE por cada trabajador con discapacidad, pasará del 50 al 75 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional.


Según indicó el CERMI, esta medida será temporal, extendiéndose desde el 10 de julio de 2009 al 31 de diciembre de 2010 para todo tipo de trabajadores con discapacidad que prestan sus servicios en CEE. Para el año 2011, este incremento se mantendrá sólo para los trabajadores con discapacidad con las ya citadas especiales dificultades de inserción.


El Proyecto de Ley recoge también otra enmienda que obliga al Gobierno a presentar un informe al Congreso de los Diputados en el primer semestre de 2011 para sobre su base valorar la continuidad o no de la ampliación de la subvención para el mantenimiento del empleo en CEE, en el marco de la Estrategia Global de Acción para el Empleo de las Personas con Discapacidad.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Producto riojanoSanidad PúblicaADER Febrero 23