Rioja2

Viernes 18 de Octubre de 2019Actualizado 08:04

GLA Black AMG
El 9 de noviembre de 2009

Tiempo de lectura: 02:07
|||

Más de 2.000 trasplantes renales al año

España sigue siendo el país líder en trasplantes de órganos por número de habitantes, por delante de Estados Unidos.

Redacción

Cada año, más de dos mil españoles reciben un nuevo riñón con una tasa de respuesta significativamente alta. Hasta ahora, el uso de inmunopresores en pacientes trasplantados ha demostrado ser esencial para evitar el rechazo del órgano trasplantado. Partiendo de este punto, en la actualidad, los expertos centran sus esfuerzos en tratar de prevenir las complicaciones asociadas al tratamiento inmunosupresor y no tanto al rechazo, explica el doctor David Pacheco, director de la Unidad de Trasplante Hepático del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid y coordinador del I Curso de Trasplante de Órganos Toraco-Abdominales, organizado por la Sección de Trasplante de Órganos de Asociación Española de Cirujanos (AEC).

A nivel mundial, España sigue siendo el país líder en trasplantes de órganos por número de habitantes, por delante incluso de Estados Unidos, que ostenta la hegemonía en base a números absolutos. En la actualidad, el trasplante de páncreas se está abriendo paso con enormes posibilidades futuras. No obstante, hoy por hoy, el trasplante renal encabeza la lista de trasplantes que se realizan en nuestro país. Cada año, unas dos mil personas reciben un nuevo riñón, casi el doble de pacientes que son trasplantados de hígado (1.000) y muy por delante del número de trasplantes de corazón, que apenas rebasa los 300 casos al año. Lejos de estos números se situarían los trasplantes de pulmón (200), páncreas (90), intestinal y multivisceral.

PERFIL DEL DONANTE

España es en la actualidad el país con mayor número de donantes cadáver para trasplante de órganos. No obstante, en los últimos años esta situación está cambiando. Hasta ahora, la causa de muerte más habitual de los donantes era el traumatismo craneoencefálico, por lo general un joven o adolescente que fallecía en un accidente de tráfico. “Las medidas de seguridad han logrado disminuir el número de víctimas mortales en carretera por lo que contamos con menos candidatos a donantes. Pero además, la esperanza de vida es mucho mayor lo que ha acrecentado la diferencia entre la demanda de trasplantes y número de trasplantes realizados de donante cadáver”, subraya este experto.

Estas dos circunstancias han motivado un cambio en el perfil del donante. Así, el donante vivo está empezando a tener cierta representatividad en trasplante renal y hepático. Por lo general, la donación se lleva a cabo con familiares, sobre todo padres o hermanos, y amigos con los que comparte un alto grado de identidad genética.

“Por el momento, el donante vivo apenas representa el 5- 8% de los casos de trasplante de hígado que actualmente se realizan en España”, explica el doctor Pacheco. Por el contrario, en Japón, la donación de vida representa el 100% de los pacientes. “Lo ideal sería encontrar un punto intermedio entre la cultura española, preferentemente de donante cadáver, y la cultura japonesa, de donante vivo”.

|||

A favor 0 En contra 1

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí