Martes 3 de Agosto de 2021Actualizado 17:14

El 8 de noviembre de 2009

Tiempo de lectura: 01:59
|||

El paso a la democracia pierde apoyo 20 años después de la caída del Muro

Un estudio muestra que muchos europeos creen que vivían mejor con el comunismo.

Muro de Berlín

Europa Press

La caída del Muro de Berlín hace ahora 20 años supuso el establecimiento de regímenes democráticos en Europa del Este y el desmoronamiento de la Unión Soviética. Dos décadas después, sus habitantes siguen apoyando la democracia, aunque con menos entusiasmo que en 1991 y aunque en general consideran que su vida ha mejorado, en países como Hungría, Ucrania o Bulgaria opinan que se vivía mejor bajo el comunismo.

Estos son algunos de los resultados de un estudio realizado por el Pew Research Center bajo el título 'El fin del comunismo celebrado pero ahora con más reservas' y que se ha llevado a cabo en Alemania, República Checa, Eslovaquia, Polonia, Hungría, Lituania, Rusia, Bulgaria y Ucrania.

En general en todos estos países la aprobación al paso del comunismo a la democracia ha perdido apoyo siendo los casos más acusados los de Ucrania, donde se ha pasado del 72% en 1991 al 30% actual; Bulgaria, del 76 al 52%; Lituania, del 75 al 55%; y Hungría, del 74 al 56%. Por contra, el 85% de los alemanes del este están satisfechos, al igual que el 80% de los checos o el 71% de los eslovacos.

En cuanto al paso al capitalismo, se repite la tendencia, registrándose la caída más acusada en el apoyo en Hungría, del 80 al 46%; Lituania, del 76 al 50%; Bulgaria, del 73 al 53%; y Ucrania, del 52 al 36%. En el resto de países, el respaldo es superior al 60%, siendo en el caso de los habitantes de la antigua RDA del 82%.

Una de las principales consecuencias que trajo consigo la caída del Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989 fue la reunificación alemana el 3 de octubre de 1990. Ahora, casi 20 años después, el sentimiento entre los alemanes es que fue algo positivo, aunque cada vez son menos los que lo ven como algo "muy positivo".

Así, el 31% de los alemanes orientales consideran que es algo "muy positivo" (14 puntos menos que en 1991) y el 50% "algo positivo" (seis puntos más), mientras que sólo el 3% creen que fue algo "muy negativo" y el 13% "algo negativo". Entre los alemanes occidentales, hay un mismo sentir: el 28% lo ven "muy positivo" (un punto menos) y el 49% "algo positivo" (un punto menos), frente al 3% (dos puntos más) que opinan que fue "muy negativo" y el 17% (tres puntos más) que lo ven "algo negativo".

Por otra parte, el estudio también ha constatado el incremento del sentir nacionalista entre los rusos. Así, el 58% se muestra de acuerdo con la afirmación que "es una gran desgracia que la Unión Soviética ya no exista", mientras que el 54% defiende actualmente que "Rusia debería ser para los rusos", frente al 26% de 1991, y el 47% ve "natural que Rusia tenga un imperio", frente al 37% de hace casi 20 años.

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí