Rioja2

Jueves 12 de Diciembre de 2019Actualizado 10:09

Mercedes Clase B
Salud Responde estrecho
El 27 de octubre de 2009

Tiempo de lectura: 04:15
|||

Análisis del fútbol riojano: Por fin, algo de tranquilidad

La victoria de los de Visnijc por goleada ante un inoperante Gavá alimenta las esperanzas de mejoría.

Fútbol riojano

Redacción

La parroquia logroñesa se encuentra hambrienta de fútbol... y de goles. Si la salsa del fútbol es el gol, el domingo pasado los poco más de cuatro mil personas que acudieron al campo de Las Gaunas degustaron una de esas típicas salsas riojanas con una tripleta de goles de Cervero más otro soberbio de su compañero de ataque Carreño.

Profundizando un poco más en el devenir del partido de nuestro referente, encontramos que la holgada victoria vino en parte por la inspiración de un medio centro experto (Gibanel y Arpón) que manejó en todo momento los tiempos y de un pobre bagaje ofensivo de un Gavá más cerca del descenso que de la salvación. No debe sonar a excusa. El Gavá es un equipo con muchos problemas que mantuvo la categoría de milagro el pasado 31 de julio. Pero lo intentaron y hasta marcaron otro soberbio golazo ejemplo de velocidad, ritmo, juego de banda y remate en la cocina del gol. Dejaron jugar y lucharon como jábatos. Simplemente la Unión Deportiva fue mejor y ganó con solvencia, justo lo que pedía la grada.
 
Cabe destacar del partido la buena asociación que forman los atacantes Cervero y Carreño. Del primero se dijo que al venir de un tercera (y no un tercera cualquiera, el Real Oviedo nada menos) su rendimiento podía bajar muchos enteros al dar el salto de categoría, y ya hemos visto que cuando le llegan balones él no falla. Porque esa es otra. ¿Cómo se puede medir el rendimiento de un delantero si sólo se dedica a presionar balones en la salida del rival? Lógicamente, con goles. Pero ¿y si no le llegan balones desde la media para poder rematar? Ahí estaba el problema de Cervero. Problema por lo que parece que tras este domingo ya está solventado. Cinco goles antes de llegar noviembre es un buen balance, ahora es momento de continuar con esta línea y de demostrar que puede ser un jugador válido para la Segunda B. Y como él, todo el equipo, presupuesto y masa social tienen a raudales.
 
El partido estrella de la jornada lo encontramos en Anguiano, donde el equipo local se enfrentó a un siempre aspirante a todo Calahorra. El empate final a uno deja sabor de derrota en unos y victoria en otros, toda vez que los primeros fueron los que siempre quisieron ganar al tener mayor posesión del balón y a las numerosísimas ocasiones realizadas, y los segundos, más agazapados y temerosos, fueron claramente a por el empate con un sistema muy defensivo aprovechando las estrecheces de La Isla. Sin embargo, lo que tenía que ser la noticia de la jornada futbolera como el partido más interesante del grupo, una vez más se tornó en el árbitro, donde con dieciséis tarjetas amarillas, dos posibles penaltis no pitados y un gol anulado al Anguiano en el último minuto provocó las iras del respetable clamando una injusticia que ya no llegará.

El Calahorra se encontró con un punto cuando nunca lo mereció a tenor del juego, de las ocasiones y de las decisiones del árbitro. Para unos y para otros el partido ya no volverá, una vez que el árbitro pita el final es hora de templar los ánimos y de pensar en el partido siguiente. Para el Calahorra supone un éxito pero no debería de serlo, puesto que le aleja un poco más de los puestos de play off de ascenso.
 
El resto de la jornada de este grupo XVI transcurrió con pocas sorpresas salvo el empate del Ríver Ebro en Viana en un partido en el que los locales se vieron sorprendidos por la escasa capacidad ofensiva rojiblanca que ayudó a que muy pronto se vieran por delante en el marcador. Avanzado el partido, y viendo que se podían llevar los tres puntos, el Ríver sacó el cuchillo entre los dientes y fueron a por el partido. Y logaron un empate y gracias, porque ya en los últimos minutos el encuentro pudo terminar con cualquier resultado. El otro dato a destacar nos lo da el Alfaro, que como ya dijimos días atrás no debe tirar la toalla ni caer en desesperanza. Sus siete goles al Agoncillo más los tristes empates de Calahorra y Ríver Ebro ya le han aupado al cuarto puesto de la clasificación. Es de suma lógica que, por presupuesto y deber, el Alfaro ya no tendría que abandonar el play off. Siguen a tres puntos de los líderes y todavía quedan muchas jornadas y muchos encuentros directos para intentar el asalto al liderato. Al menos, ya han cogido la onda de victorias.

El partido de la jornada en Preferente lo hemos tenido en Varea donde se enfrentaron los dos "hijos" de la Unión Deportiva Logroñés. En un encuentro muy familiar pero que por las entradas y la garra no pareció tan fraterno, el juego y las ocasiones correspondieron al hermano pequeño, mientras que los dos goles en forma de chispazos al comienzo de la seguna mitad vinieron del hermano mayor, el Varea.

El Varea se llevó un partido que bien pudo haber perdido si no fuera por la candidez en las líneas de ataque del filial blanquirrojo. En cualquier caso, las conclusiones tras este partido son muy claras: la Unión B ha mejorado notablemente después de la marcha de Estalayo, y el Varea tiene en la delantera mucho peligro con "El Pinturas", Javi Sánchez y Martín Fúriga. Practican un juego en el que prescinden de las bandas para centrar el dominio y el balón por el medio. La calidad de sus dos medias puntas (Rubén Ruiz y Sánchez) más la corpulencia de Fúriga y la fortaleza de Ramón atrás hacen de este Varea un equipo muy peligroso, y prevé que el partido ante el líder (que no falla y camina a goleada por partido) de dentro de dos semanas se antoja en algo más que interesante.
|||

A favor 7 En contra 4

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí