Rioja2

Domingo 20 de Octubre de 2019Actualizado 17:25

Adrenaline Webads
El 14 de octubre de 2009

Tiempo de lectura: 03:52
|||

Asuntos económicos y de seguridad centran el diálogo entre Obama y Zapatero

El presidente español ha ofertado a Estados Unidos un nuevo contingente de Guardia Civil para Afganistán. Por otra parte, aún no especifica qué presos de Guantánamo vendrán a España.

Zapatero y Obama

Redacción

Zapatero ha afirmado que los asuntos económicos y de seguridad han centrado su reunión con Obama. Según el presidente español, en esta materia existen “grandes posibilidades” para cooperar.  Han anunciado la celebración de un próximo foro de inversores estadounidenses y españoles, y el jefe del Ejecutivo español ha apostado por que en la salida de la crisis económica se abra un “nuevo gran ciclo de inversiones de Estados Unidos en España”, que suponga la creación de empresas y empleos y que se consoliden también las inversiones de España en Estados Unidos.

 

El encuentro entre Barack Obama y  José Luis Rodríguez Zapatero también ha dado como resultado diversas ofertas de parte del jefe del ejecutivo español, como la de poner a disposición del ejército estadounidense en Afganistán la experiencia de la Guardia Civil española, con el objetivo de formar a las fuerzas de seguridad afganas.

 

“Siempre estamos dispuestos a hacer el máximo esfuerzo” en la formación de las fuerzas de seguridad afganas tanto en Afganistán como en otras partes del mundo, ha afirmado Zapatero tras el encuentro. También adelantó que la contribución que con esa finalidad concretará España va a ser “importante”.

 

Ya estaba previsto que, desde el mes de enero del próximo año, lleguen a Afganistán los 40 agentes de la Benemérita anunciados por el presidente del gobierno español en la cumbre de la OTAN del pasado mes de abril. Tras el encuentro entre los presidentes, Obama agradeció la contribución de las tropas españolas en Afganistán, que experimentarán un aumento en 220 efectivos permanentes que ya han sido autorizados por el Congreso y que situarán al contingente total en torno a un millar.

 

Con respecto a Guantánamo, Zapatero no ha aclarado a qué detenidos del penal acogerá España. La cifra anunciada por fuentes gubernamentales fue de tres presos. A su vez, Obama ha agradecido la colaboración española para contribuír al cierre de la prisión.

 

Zapatero relató asimismo que había hablado “a fondo” con Obama de la perspectiva compartida de que se abre un “momento de oportunidad” para la paz en Oriente Próximo, que es la llave de muchos otros conflictos. Además, aprovechó para concertar posiciones con la figura que lleva la iniciativa en las negociaciones de paz entre palestinos e israelíes, justo antes de que el presidente español emprenda una gira que le llevará a Damasco, Jerusalén, Ramala y Jordania, con escala final en Líbano.

 

Ambos presidentes han hablado también de Irán, de América Latina y de su compromiso en renovar la agenda transatlántica durante la presidencia española de la UE en el primer semestre de 2010 con el objetivo de fortalecer la lucha contra el terrorismo, la seguridad en el mundo, la cooperación científica y el acercamiento con Rusia.

 

A su llegada a la Casa Blanca, el presidente Zapatero tuvo una primera entrevista bilateral con Obama, seguida de un almuerzo de trabajo acompañados ya por sus respectivas delegaciones. La delegación española la han integrado el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos; el secretario general de la Presidencia, Bernardino León, el embajador de España en Washington, Jorge Dezcallar; el director de la Oficina Económica de Moncloa, Javier Vallés, la directora del departamento de Relaciones Internacionales y Seguridad de Presidencia, Milagros Hernando y el director adjunto del gabinete del presidente, José Miguel Vidal. Por parte estadounidense participaron el jefe de gabinete de Obama, Rahm Emanuel, y el asesor de Seguridad Nacional del presidente, general James Jones, entre otros.

 

Ésta no ha sido la primera entrevista bilateral de Zapatero con Obama, ya que ambos tuvieron oportunidad de reunirse el 5 de abril pasado en Praga, en el marco de la reunión informal entre EEUU y la UE. Fue en aquella ocasión cuando Zapatero puso formalmente punto y final a la ausencia de contactos con Bush, con quien sólo cruzó algunos saludos en foros internacionales y mantuvo tres conversaciones telefónicas.

 

La relación de Zapatero con el ex presidente Bush estuvo marcada desde el principio por la decisión del socialista de retirar las tropas de Irak, nada más llegar a La Moncloa. Pero todavía molestó más que meses después Zapatero animara a otros países a que siguieran su ejemplo y retiraran sus soldados por el bien del país árabe.

 

A pesar de que en los últimos años los intercambios económicos y las inversiones entre España y EEUU han crecido más que nunca hasta alcanzar los 3,7 billones de dólares al año, Zapatero era uno de los pocos dirigentes mundiales que no había pisado la Casa Blanca, hasta ahora. Su primer viaje oficial a Washington apenas ha durado 17 horas, ya que Zapatero viaja esta tarde a Damasco.

 

Entre los medios de comunicación españoles que cubrieron la noticia se ha generado un cierto malestar por la preferencia que Moncloa ha dado a las televisiones para entrar en el Despacho Oval, ya que las plazas eran limitadas. No pocos periodistas han recordado las siete visitas que el ex presidente del Gobierno José María Aznar realizó a EEUU estando al frente y en las que nunca hubo problemas para que todos los medios pudieran estar presentes en las declaraciones conjuntas.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
Teatro Bretón. Festival Teatro
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí