Rioja2

Domingo 8 de Diciembre de 2019Actualizado 17:46

Mercedes CLA Q4 2019
El 6 de octubre de 2009

Tiempo de lectura: 02:20
|||

Angola expulsa a 25.000 congoleños

Varias organizaciones sociales piden al gobierno congoleño que garantice que las expulsiones se ajusten al derecho humanitario.

Redacción

La situación de caos y violencia constantes que vive la República Democrática del Congo hace que muchos de sus ciudadanos opten por abandonar el país. Parte de ellos optan por refugiarse en la vecina Angola, donde las autoridades se ven desbordadas por la cantidad de congoleños que llegan a su territorio.


El gobierno angoleño ha optado por expulsar directamente a estas personas, y en las dos últimas semanas, la cifra de expulsados ha llegado a 25.000 personas. Según ha informado Radio Okapi, emisora de la Misión de Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUC), 5.000 de estos congoleños fueron expulsados este pasado domingo a la ciudad portuaria de Boma, en el Bajo Congo (suroeste).


Por su parte, el ministro congoleño de Asuntos Sociales, Barthélemy Botswali, al frente de una delegación gubernamental que ha viajado al país vecino, ha anunciado la puesta en marcha de una comisión mixta con Angola encargada de analizar este asunto. El ministro no ha precisado la fecha en que se reunirá dicha comisión, pero sí que ha afirmado que de momento se intentará gestionar el regreso de los 25.000 expulsados a lo largo de los últimos quince días.


Para Botswali, la solución a este problema de las expulsiones está en los propios congoleños, que deberían optar por quedarse en su país. “No hace falta irse a Angola. ¿Qué buscan los congoleños allí?”,ha declarado a Radio Okapi. “¿Están seguros de que las condiciones en Angola son mejores que las de aquí?”, añadía. Pese a ello, Botswali aseguró que el gobierno congoleño de Joseph Kabila ha protestado enérgicamente ante las autoridades angoleñas por las expulsiones.


Estas opiniones del ministro de Asuntos Sociales congoleño han causado la indignación de las organizaciones sociales locales, las cuales han exigido al gobierno de la República Democrática del Congo que se tome “muy en serio” este asunto a fin de garantizar que las expulsiones se ajustan al Derecho Internacional Humanitario.


El secretario general de la sociedad civil de Bajo Congo y presidente de la Red Provincial de ONG de derechos humanos, Pamphile Mbwangi, ha lamentado las palabras del ministro. “Éste no es un momento para moralizar, es el momento de constatar que se está expulsando a los congoleños en condiciones inhumanas”, ha asegurado en declaraciones a Radio Okapi. “Incluso en el caso de que hayan causado problemas en Angola, se les debe repatriar dentro del respeto a las normas internacionales”, agregó.


Según las mismas fuentes de la sociedad civil, las autoridades angoleñas habían avisado previamente a las de su país vecino de su intención de expulsar a los congoleños a fin de que el gobierno de Kinshasa pudiera poner en marcha las medidas pertinentes y acoger adecuadamente a los congoleños.


Desgraciadamente, las expulsiones masivas de congoleños no son un fenómeno nuevo. Empezaron en 2007 en todos los pasos fronterizos entre los dos países (Kasai, Katanga y Bajo Congo). El pasado mes de septiembre, el gobierno congoleño decidió aplicar el principio de reciprocidad y expulsar a todos los ciudadanos angoleños (así como a todos los de la vecina República del Congo) que se encontrasen de forma irregular en el país.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí