Rioja2

Domingo 20 de Octubre de 2019Actualizado 21:21

Adrenaline Webads
El 3 de octubre de 2009

Tiempo de lectura: 01:44
|||

Río, un acierto político

Desde una perspectiva local, la designación de Río – Brasil, refuerza el incipiente liderazgo del país en la batalla que se está librando en América latina entre dos formas de actuación.

Río de Janeiro, Sede JJ.OO. 2016

Redacción

La voluntad del Comité Olímpico Internacional de aparecer por encima de todo juego político, lo suyo son los juegos deportivos dicen, no se cumple, lo que es de agradecer. La política lo impregna todo, y también el juego económico, como no puede ser de otra manera. Hoy queda claro que, como siempre ha sido, los Juegos Olímpicos son un entramado de juegos políticos y juegos económicos que sirven a unos juegos deportivos, al mismo tiempo que los utilizan.

Tras la extraña designación de Londres como sede de los JJ.OO. de 2012, la designación de Río de Janeiro para 2016, conecta con Pekín 2008.

Han sido designaciones que van más allá de las razones basadas en la capacidad de las ciudades para organizar unas fiestas magnas como son los Juegos Olímpicos.

Siempre se afirma que son ciudades y no estados, quienes organizan unos JJ.OO. Posiblemente ha sido así en el caso de Barcelona o de Londres (aunque hayan tenido todo el soporte de sus estados). Pero claramente, tras Pekín, identificamos a China, y tras Río a todo Brasil.

Ambos son países inmensos, con grandes poblaciones con un alto porcentaje de personas con nivel de vida muy bajo e incluso penoso. Ambos, están siguiendo políticas rigurosas de mejora de la calidad de vida de sus ciudadanos, más allá de sus formas de organización política y del déficit de derechos que puedan tener.

Y esto es lo que está apoyando el Comité Olímpico Internacional. Aunque muy probablemente no sean conscientes de ello, ni haya sido por una voluntad expresa de sus miembros.

¿Qué sale fortalecido en estas decisiones?.
Lo que es común en estos sistemas tan diferentes. El rigor con el que se definen las estrategias de desarrollo y se ejecutan las decisiones. Desde una perspectiva más local, la designación de Río – Brasil, refuerza el incipiente liderazgo del país en la batalla que se está librando en América latina entre dos formas de actuación. La democrática social y la autoritaria populista.

En el nivel más cercano, con la organización de los JJ.OO. de 2016 la ciudad de Río recibe un impulso económico y de ilusión cuando ya se había venido abajo, por diferentes motivos, su antiguo esplendor. Más allá de nuestro orgullo nacionalista, saludemos con esperanza y alegría a Río. Deportivamente.

|||

A favor 9 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí