Rioja2

Lunes 14 de Octubre de 2019Actualizado 23:31

GLC SUV
El 14 de septiembre de 2009

Tiempo de lectura: 02:16
|||

El Complejo del Instituto de las Ciencias de la Vid y el Vino funcionará en 2011

Se ha colocado la primera piedra de la Bodega Institucional de La Grajera lo que supone el pistoletazo de salida de las obras de un proyecto tecnológico pero también turístico.

Redacción

Poco a poco va tomando forma lo que será la nueva Bodega Institucional de La Grajera. Tras unos trabajos previos y de preparación del terreno, se ha colocado la primera piedra de lo que será un nuevo edificio más moderno y que se enmarcará dentro del complejo del Instituto de las Ciencias de la Vid y el Vino. Las obras de la bodega terminarán en 2010 y las del Instituto se espera que en 2011, según ha dicho el presidente del Gobierno, Pedro Sanz, que ha sido el encargado de colocar la primera piedra acompañado por el Consejero de Agricultura, Íñigo Nagore.

El proyecto de la bodega ha supuesto una inversión de casi 9 millones de euros para el Ejecutivo Autonómico que también reembolsará 16 de los 22 millones de euros comprometidos en la construcción del Instituto de las Ciencias de la Vid y el Vino.

UNA NUEVA BODEGAS PARA REFORZAR EL TURISMO
La nueva Bodega Institucional viene a sustituir la anterior que “era una bodega de andar por casa”, en palabras de Sanz. El proyecto comprende la construcción de un complejo bodeguero dividido en tres partes: área de producción, una zona institucional y un edificio de servicios. Todos estos espacios estarán interconectados.

Una de las principales características de la bodega es su integración en el entorno natural privilegiado, en la finca agrícola de La Grajera. En su concepción arquitectónica destaca el juego de volúmenes de los diferentes cuerpos, relacionados en diferentes cotas del terreno, con un pronunciado desnivel entre ambos lados del conjunto.

En la parte más baja se encuentra la zona de producción y las áreas de recepción, clasificación, fermentación y prensado, el almacén y la zona de servicios. Su construcción será semi enterrada, destacando en su fachada principal un vistoso zócalo de piedra que sirve de transición entre el paisaje y la construcción.

En la zona alta de la pendiente se encuentra el ámbito institucional. Contiene un amplio espacio de recepción que también puede servir de espacio expositivo, un salón de actos para unas 100 personas y otras zonas con gran verstalidad de usos.

El tercer edificio del conjunto, más funcional y con el volumen más elevado, es un añadido al proyecto original, destinatario de los servicios complementarios y administrativos.

Todos los edificios ocupan una superficie de 6.816 metros cuadrados, de ellos la bodega ocupará una superficie de más de 5.000 metros cuadrados.

LOS VISITANTES CONOCERÁN TODAS LAS FASES DEL VINO
Esta bodega cumple un objetivo fundamental: el turístico. Por ello, los recorridos de los visitantes han condicionado la arquitectura de los edificios. Los visitantes accederán por la parte institucional, la parte elevada, a través del vestíbulo principal. En esta zona también se ubicarán los mostradores turísticos y de información, junto con algunos espacios polivalentes. El recorrido podrá continuar por el salón de actos, para después salir al exterior hacia la zona productora: plantación de vides autóctonas, sala de barricas y nave de producción.

Después los visitantes accederán a las salas de fermentación y crianza en la que habrá unas 250 barricas de 225 litros.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí