Rioja2

Miércoles 20 de Noviembre de 2019Actualizado 11:53

Mercedes CLA Q4 2019
El 1 de septiembre de 2009

Tiempo de lectura: 04:45
|||

Más de 2.300 establecimientos riojanos se verán afectados por una ley antitabaco más restrictiva

Después de que Trinidad Jiménez admitiera que en su Ministerio se están replanteando endurecer la ley antitabaco, las reacciones de los hosteleros y estanqueros riojanos no se han hecho esperar.

Redacción

Cuando hace tres años Elena Salgado era Ministra de Sanidad y Consumo, aprobó la primera normativa restrictiva en materia de Tabaco en España. Esta ley generó polémica pero acabó siendo aceptada por la ciudadanía. Los establecimientos hosteleros tuvieron que elegir entre un público fumador o no fumador, en el caso de los que eligiesen la opción de fumadores y tuvieran más de 100 metros cuadrados deberían destinar al menos 2 terceras partes del local a no fumadores. Se prohibía además fumar en los lugares de trabajo y en locales públicos o centros comerciales, entre otros. 

La normativa supuso para muchos una gran inversión, sin embargo la ley de la actual vicepresidenta económica va a ser para muchos un gasto innecesario, más aún, cuando prometió que perduraría en el tiempo.

Ahora, la actual Ministra de Sanidad y Políticas Sociales ha advertido que se plantean seriamente el endurecimiento de la norma hasta el punto de equipararla al nivel de otros países de la Unión europea, lo que supondría la prohibición de fumar en cualquier establecimiento cerrado, de forma que sólo podría hacerse al aire libre.

Organizaciones como la Unión de Profesionales y Autónomos ya han pedido al Gobierno la aplicación de un IVA super reducido, una fiscalidad especial para el sector hostelero con disminución de los módulos, medidas que faciliten el abandono de la actividad y la jubilación anticipada, así como ayudas directas para las obras e inversiones que supongan el cumplimiento de las nuevas normas que se establezcan, entre otras.

P
ara los establecimientos tal y como nos confirman desde la Asociación de Bares del Casco Antiguo esta ley sería un duro varapalo puesto que las inversiones realizadas para delimitar las zonas de fumadores y no fumadores habrían sido en vano y por tanto se habrían de considerar como un gasto innecesario. Su portavoz, Luis González, cree que si la ley es igual para todos no supondrá ningún problema. “Se notará, pero nos acostumbraremos”, dice.

La Asociación Hostelera 'la Laurel', a través de su presidente Andrés Fernández, cree que a ellos no les afectará demasiado puesto que en su zona se consume principalmente en la calle. Confiesa que con la anterior ley se ha conseguido que se fume menos, ya que la gente se ha concienciado más, hasta el punto de no fumar casi en los establecimientos pequeños. “Personalmente creo que si la restricción es total la gente se acostumbrará, porque la ventaja que tenemos en España es que se vive bastante en la calle y se alterna mucho. Esto al final pesa más que el no poder fumar”, comenta.

Y es que la gente prefiere respetar los pulmones de los demás y además evitar las molestas quemaduras, como dice Laura, una clienta habitual de los jueves de la Laurel y San Juan, “me joden más los chinazos, que el que fumen a mi lado. Si no se puede fumar dentro, pues en la calle, eso sí yo no me veo saliendo de una discoteca para fumarme un 'piti' a 15 bajo cero con un vestido sin mangas. Bailar con un cubata en una mano y el cigarro en la otra es sagrado.”

Los bares de copas se encuentran con que la mayoría de sus clientes acostumbran a fumar en los establecimientos y en muchos, esperan que ya que la anterior ley fue permisiva a la hora de delimitar espacios, ésta también lo sea.

José Luis Dueñas Ayuso, presidente de ABACOH (Asociación de Bares de Copas de Haro), cree que el endurecimiento de la ley será perjudicial para ellos, ya que con la anterior ley antitabaco notaron un descenso de las ventas, especialmente en las máquinas de las cafeterías. Respecto a las leyes de otros países: le parece bien lo que hay, pero cree, que la mentalidad en España es distinta. Cree que en bares y pubs les va a afectar a más de uno, más aún si la ley pudiera implicar que les vaya mal, aunque también es cierto que “la inversión realizada para la anterior ley, para la gran mayoría no sirve”. Si el pudiera plantear alguna sugerencia al Ministerio, pediría que se dé más "manga ancha", porque “el 95% de la gente o bien fuma, o sólo lo hace los fines de semana, o sale con fumadores”. Y lo que tienen muy claro es que si en algún sitio pillan clientes fumando, éstos no se verán tan perjudicados como el propio establecimiento.

En cuanto a si con la nueva ley se plantearían tener espacios al aire libre lo vé “muy, pero que muy difícil” y es que los bares de copas se ven también muy limitados por las ordenanzas de ruido. “Yo en mi establecimiento, quito la terraza de verano bastante antes del cierre porque como te pases un poco puede que tengas problemas”.

En varios estancos consultados por Rioja2 han coincidido con los hosteleros en que cualquier ley o modificación, por pequeña que sea, va a ser restrictiva. Los establecimientos del Casco Antiguo logroñés creen que cualquier limitación es perjudicial.

Los estancos han visto una reducción mínima de ventas por la ley, en cambio no pueden decir lo mismo de la crisis: “quien antes compraba 3 cajetillas ahora se compra una” dicen en el estanco del pasaje entre Avenida de la Paz y Duquesa de la Victoria. En el estanco de Julio de Miguel, en Gran Vía 43, creen que aunque ha habido cierto descenso en la venta de cajetillas, el aumento de ventas del tabaco de liar llega a compensar. Eso sí, en los países que introducen imágenes agresivas en las cajetillas se sigue fumando, por lo que en España esperan que siga siendo así.

En lo que los responsables de bares y estancos coinciden es en que los efectos de la crisis son más agresivos que la propia ley y es que si antes se consumían 4 copas por noche, 2 refrescos en una terraza o 3 cajetillas, ahora solamente se consume la mitad. La tónica en general es que se sale menos y se consume más. Los establecimientos preferirían que se saliese más aunque el consumo cayera.


¿Cuántos establecimientos se verán afectados?
En La Rioja, y según datos de la Cámara de Comercio, se verían afectados por esta nueva ley más de 2.300 establecimientos. Puesto que en nuestra comunidad disponemos de:

  • Restaurantes (clasificados por tenedores): 499
  • Cafeterías (clasificadas por tazas): 62
  • Bares (de categoría especial): 186
  • Resto de Cafeterías y Bares: 1.578
  • Estancos: 82
    De los cuales se concentran:
    • 27 en Logroño
    • 6 en Calahorra
TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí